Crisis en Perú: violenta jornada de protestas, pese a petición de "tregua" de la Presidenta

Enero 25, 2023 - 12:06 a. m. 2023-01-25 Por:
AFP
Grupos de manifestantes y policías en Perú

Grupos de manifestantes y policías permanecen en el puente Añashuayco junto al aeropuerto Rodríguez Ballón en Arequipa, Perú, el 20 de enero de 2023.

AFP

Lima vivió este martes su jornada de protesta más violenta, con varios heridos por perdigones y piedras, entre ellos dos fotógrafos mientras al sur la convulsión social obligó a un nuevo cierre del aeropuerto de Cusco, epicentro del turismo en Perú.

En el sexto día de protestas convocadas en el centro de Lima se registraron duros enfrentamientos entre la policía y manifestantes encapuchados, que convirtieron el casco histórico de la capital peruana en un campo de batalla donde volaron piedras y perdigones en una nube de bombas lacrimógenas.

Dos fotógrafos de medios internacionales, uno de ellos de la Agencia France-Presse, recibieron impactos de perdigones y piedras en una de sus piernas mientras cubrían la manifestación que tuvo un inicio pacífico. Fue convocada por campesinos y estudiantes universitarios, pero luego ingresaron manifestantes encapuchados y con escudos caseros.

Lea además: Hallan documentos clasificados en casa del exvicepresidente estadounidense Pence

En la región Ica, 300 km al sur de Lima, ocho suboficiales de la Policía Nacional del Perú (PNP) resultaron heridos en un ataque al margen de una multitudinaria manifestación para bloquear un tramo de la carretera Panamericana Sur, informó el ministerio de Interior.

"Nosotros, todo el pueblo peruano, no vamos a dar tregua. No tenemos nada que hablar con la señora (Dina) Boluarte. La señora sabe muy bien: lo único que quiere el pueblo es que renuncie y que haya nuevas elecciones", dijo a la AFP Carlos Avedano, un campesino de 35 años, que llegó a Lima desde Andahuaylas, una ciudad a 754 km al sureste de la capital.

Lea aquí: Uruguay propone a Celac crear zona de libre comercio en América Latina y el Caribe

En Cusco, la ciudad inca más turística de Perú, cerró el aeropuerto una vez más "en salvaguarda de la integridad de las personas y la seguridad de las operaciones aeronáuticas", informó el ministerio de Transporte.

En un pueblo de la región de Puno, 1350 km al sur de Lima y donde se han producido las protestas más violentas que se saldaron con 18 muertos a principios de enero, ingresó un contingente militar marchando por la calle principal, exclamando arengas en defensa de la patria.

Las movilizaciones ha dejado hasta ahora 46 muertos.

Las protestas estallaron tras la destitución y detención del presidente izquierdista Pedro Castillo, el 7 de diciembre, cuando el gobernante intentó disolver el Parlamento -controlado por la derecha- cuando estaba a punto de sacarlo del poder por presunta corrupción.

Sin embargo tras reanudarse el 4 de enero, los reclamos principales se enfocaron en derechos sociales, la desigualdad y discriminación racial en zonas históricas olvidadas del Perú de mayoría indígena.

La presidenta de Perú, Dina Boluarte, pidió este martes "una tregua nacional" y "entablar mesas de diálogo" para apaciguar las protestas en reclamo de su renuncia que se cobraron 46 muertos en cinco semanas.

"Llamo a mi querida patria a una tregua nacional para poder entablar mesas de diálogo, para poder fijar la agenda por cada región y desarrollar nuestros pueblos", dijo al calificar de "violentos radicales y con agenda propia" a los manifestantes que relanzaron las protestas en el sur andino.

VER COMENTARIOS