Alineación de Júpiter y Saturno: astrólogos hablan del fenómeno que no se daba hace 800 años

Diciembre 21, 2020 - 11:55 p. m. 2020-12-21 Por:
 Redacción de El País
Júpiter y Saturno

Conjunción de Júpiter y Saturno.

AFP

Desde ayer y por un lapso de dos semanas, se dará la conjunción planetaria entre Júpiter y Saturno, que podrá ser vista al atardecer.
El fenómeno, que sin duda marca el cierre de lo que fue uno de los años más atípicos para la humanidad, se da en el comienzo del solsticio de verano para el hemisferio sur y en el de invierno para el hemisferio norte, ofreciendo un espectáculo global a los amantes de la astronomía, pero también a los amantes de la astrología (que han dado a conocer sus conjeturas sobre lo que este evento cósmico podría representar).

El fenómeno es conocido como ‘La estrella de Navidad’ (por la luz que emanan al estar los dos planetas tan juntos). Los expertos explican que aunque los dos astros se encuentran cada 20 años (el próximo encuentro será en 2040), han transcurrido casi 400 años desde que ambos estuvieron tan cerca el uno del otro, y 800 años desde que este mismo encuentro tuvo lugar en la noche y, según la astróloga Diana Ramírez, es la primera vez desde hace más de 700 años que los planetas se encuentran a cero grados de Acuario.

La astróloga venezolana Mía Astral explicó en un video que la conjunción entre Saturno y Júpiter, durante los últimos doscientos años venía dándose en signos de elemento tierra —teniendo una excepción en 1980, cuando se unieron en Libra, que marcó el inicio de la Revolución Industrial—.

“En este momento estamos terminando estas conjunciones en tierra, y creo que muchos hemos cambiado la mentalidad y nos preguntamos cómo podemos hacer de todo más sustentable y nos hemos dado cuenta de cómo el exceso del trabajo tiene ciertas consecuencias”, dice Mía Astral.

Lea también: "Nueva cepa del Sars-Cov-2 no está fuera de control": OMS

La experta también explicó que esta unión ocurrió el mismo día del solsticio y con Mercurio, el Sol, Júpiter, Saturno y Juno en grado cero, “lo que quiere decir: reseteo. Esto es como otro capítulo, quiere decir que de verdad el 2020 pasó por nuestros cuerpos y que de verdad había cosas a las que les dábamos mucha importancia y ya no”.

Por su parte, la astróloga Tina Rising explica que de esta Gran Conjunción se puede esperar una reestructuración social, para empezar a aceptar que hay cambios del 2020 que llegaron para quedarse.

“Habrá grandes avances a nivel tecnológico en los sectores de salud, comunicación y educación. Será la transformación que necesitamos para empezar a aceptar que el mundo debe tener un cambio de consciencia. La energía acuario demandará que como sociedad debamos volvernos más humanos y liberarnos de estructuras sociales que limitan el crecimiento mundial”, aclara.

Sin embargo, estos cambios de los que hablan las expertas no ocurrirán con prontitud, de hecho la astróloga Ramírez dice que Júpiter y Saturno traen experiencias que pueden durar meses “y hasta años”, donde los humanos se vuelven realmente conscientes sobre la transformación que traen dichas experiencias.

“El encuentro de hoy (ayer) de estos dos planetas, es un momento de vacío o de neutralización de las energías, porque son antagónicas: Júpiter es futuro y Saturno es pasado, Júpiter es expansión y Saturno contracción, Júpiter es optimista y Saturno realista y hasta pesimista, entonces cuando se encuentran se neutralizan y hacen un relevo, porque los últimos 10 años Saturno llevaba la delantera y estaba dándonos lecciones de madurez y responsabilidad y por los próximos 10 años, Júpiter es el que se pone adelante e irá abriendo camino con mayor optimismo y mirada esperanzadora, y también con más energía y vitalidad para cualquier actividad. Se terminan 10 años cuesta arriba, donde los últimos 3 años fueron realmente una pared de roca, pero por fin llegamos a la cumbre y aparece ante nosotros una vasta llanura que está toda por conquistar”, aclara la experta.

Entre tanto, para el astrólogo védico Dayal Dassan, que basa su análisis en la astrología sideral, la cual toma los conceptos de la Nasa y estudia los astros tal cual están en el cielo, la conjunción se da en el solsticio de invierno para los que están el hemisferio norte.

Le puede interesar: ¿Se puede controlar la expansión de la nueva cepa del virus del covid-19?

Explica que hay una diferencia de 23 días entre la astrología tropical, en la cual la conjunción se da en el signo de acuario, y la astrología sideral, para la cual se da en el signo de capricornio, es por esa razón que las personas pueden encontrar una apreciación diferente entre los horóscopos.

Para él, la alineación se da a seis grados del signo de Capricornio, entre los planetas Júpiter y Saturno; y a siete grados, entre el Sol y Mercurio en el signo de Sagitario, por lo que en este momento la alineación que tiene mayor relevancia es la que se da entre Júpiter y Saturno en el signo de Capricornio.

Saturno, dice el experto, se demora 30 años en regresar a su propio signo y Júpiter se demora 12 años en darle la vuelta al zodiaco, por lo que ahora mismo Saturno está en su signo, lo que quiere decir que es más fuerte.

“Comenzando este solsticio, esa alineación entre Júpiter y Saturno va a hacer que la clase trabajadora, la clase sobre la cual se para la sociedad, sea más fuerte. Saturno representa a las personas de la clase trabajadora, mientras que Júpiter representa el poder, pero en esta alineación el poder se va a ver debilitado, eso quiere decir que se van a lograr cambios fundamentales dentro de los derechos y beneficios de la clase trabajadora. Aquí, es bastante factible que también gane la Tierra, quiere decir que la gente se va a preocupar y va a tomar mucho más conciencia por ella. Los seres humanos en general nos vamos a volver más realistas, menos pragmáticos y soñadores, por lo tanto ese movimiento de Saturno dentro de Capricornio, nos lleva a trabajar más y ser más realistas con los cambios, pero sobre todo, a ser más activos y proactivos, eso es lo que marca Saturno en capricornio”, asegura Dassan. En todo caso, un luminoso cierre de año en el cosmos.

Entrando en Acuario

Desde ayer Júpiter entró en Acuario (aire). “Júpiter en Acuario está a sus anchas, es fuego dirigido en un ambiente de aire expansivo. El señor de la justicia y la libertad llega a la tierra de la equidad. Será un tiempo en lo colectivo para la justicia social, para la defensa de los derechos del colectivo y de las minorías. Los temas geopolíticos y sociales tendrán protagonismo y en todos habrá un despertar de conciencia planetaria”, explica la astróloga Ramírez. Y agregó, “también llegó Saturno, que no visitaba a Acuario desde el año 1991, y se quedará allí casi 3 años. Llegó para crear nuevas estructuras sociales y para adaptarse a la nueva tierra. Para los acuarianos también serán unos años de adquirir responsabilidad, de asentarse y abrirse a nuevas experiencias con madurez y realismo”. Las cualidades buenas y débiles de este signo pesarán más.

VER COMENTARIOS