Escuchar este artículo

Alemania afronta expansión del coronavirus mientras aumentan las críticas por vacunación

Enero 05, 2021 - 11:44 a. m. Por:
Agencia AFP
Coronavirus en Alemania

La crisis "histórica" del coronavirus se va a prolongar a lo largo de 2021, dijo Merkel el 31 de diciembre en su último mensaje de Año Nuevo como canciller.

Agencia AFP

Alemania, donde aumentan las críticas por la supuesta lentitud de la campaña de vacunación, se dispone este martes a prolongar las restricciones para frenar la pandemia de covid-19, como el cierre de colegios.

La canciller Angela Merkel y los 16 estados-regiones (Lander) tienen previsto reunirse telemáticamente para decidir dicha prolongación, que podría ser hasta el 31 de enero.

Los comercios --con excepción de las tiendas de alimentos y las farmacias--, restaurantes, bares y centros culturales seguirán cerrados las próximas semanas. Las escuelas y guarderías también deberán permanecer cerrados en su mayoría. Asimismo, se fomenta el teletrabajo.

La ex-RDA, golpeada

Considerada como una "buena alumna" europea en la gestión de la primera ola de la pandemia, Alemania tiene ahora problemas para contener el virus, en particular en los Lander de la ex República Democrática Alemana (RDA).

El 30 de diciembre superó por primera vez los 1.000 fallecidos y se han contabilizado unos 1,787 millones de casos desde el inicio de la pandemia, que ha dejado más de 35.000 muertos en el país.

Las autoridades alertan que todavía se desconoce el impacto de las vacaciones y de las reuniones familiares.

"Hay poco margen para suavizar" las medidas, resumió el lunes el portavoz del gobierno Steffen Seibert.

La crisis "histórica" del coronavirus se va a prolongar a lo largo de 2021, dijo Merkel el 31 de diciembre en su último mensaje de Año Nuevo como canciller.

La situación es particularmente grave en Sajonia, Lander de la ex-RDA que fue durante mucho tiempo reacio a las restricciones y cuya tasa de incidencia se situó el lunes en 323 casos por 100.000 habitantes. Otras regiones de Alemania del Este, como Turingia o Brandeburgo, la región que rodea a Berlín, están siendo también muy golpeadas.

El ministro presidente de Sajonia, el conservador Michael Kretschmer considera ahora que la prolongación de las restricciones es "inevitable", cuando hace unas semanas fustigaba la "histeria" de las medidas anticovid.

Lea también: Un millón de personas ha recibido la primer dosis de la vacuna contra covid-19 en Israel

"Gran fracaso"

Citada como ejemplo antes del verano, Alemania, donde emergió un movimiento contra las mascarillas y adversarios de las vacunas, adeptos de teorías conspirativas y militantes de extrema derecha, no ha logrado desde septiembre tomar medidas eficaces para frenar el coronavirus.

Angela Merkel, cuya popularidad sigue siendo muy alta un año antes de su salida de la cancillería, no logró imponer medidas más estrictas a principios del otoño en regiones que estaban muy preocupadas por la pérdida de la actividad económica.

La tasa de desempleo en el país permaneció sin embargo estable en diciembre, pese a las restricciones contra la pandemia, situándose en un 6,1%, como en noviembre, tras dos meses de ligero descenso, indicó el martes la agencia de empleo.

Pero la gestión de la segunda ola es un "gran fracaso", según el diario Die Welt, que critica los "titubeos, disputas por competencias y errores estratégicos".

Además de las restricciones, Alemania apuesta por la campaña de vacunación iniciada el sábado para contrarrestar la pandemia.

Más de 264.000 personas mayores y personal sanitario habían recibido el lunes la primera dosis de la vacuna BioNTech-Pfizer.

Aunque el ritmo de vacunación es mucho más rápido que en muchos países europeos, en particular Francia o España, muchas voces critican la supuesta lentitud.

El 44% de los alemanes no estaría convencido de la estrategia de la campaña de vacunación, contra el 40% que piensa lo contrario, según un sondeo de Civey.

Críticas en el seno del gobierno

El diario Bild, el más leído en Alemania, también acusa al gobierno de haber "contado demasiado con la Unión Europea" en la estrategia de vacunación y su suministro, y de privilegiar el producto de BioNTech-Pfizer en detrimento de la vacuna Moderna.

La polémica llega hasta el seno del gobierno de Merkel, a menos de diez meses de las elecciones.

El vicecanciller y candidato socialdemócrata, Olaf Scholz, transmitió al ministro de Salud, el conservador Jens Spahn, una lista de preguntas sobre la estrategia de vacunación.

"¿Por qué la Comisión Europea encargó por adelantado tan pocas dosis de vacunas? Y ¿por qué Alemania no encargó algunas partes de las dosis no reclamadas por la UE?", se pregunta en particular Scholz en este mensaje revelado por Bild.

"Desde mi punto de vista, sigue siendo correcto haber tomado y tomar este camino europeo", defendió el ministro de Salud, prometiendo un aprovisionamiento para el verano para todos los alemanes.

Varios centros de vacunación, como el de Hamburgo, el más grande del país, comienzan a administrar las dosis el martes.

El gobierno estudia también la posibilidad de extender al máximo el periodo entre las dos inyecciones para que se pueda vacunar el mayor número de pacientes antes de que se acaben las reservas.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS