Tatiana Rodríguez y otros crímenes de niñas en Colombia durante el último año

Tatiana Rodríguez y los otros casos de niñas asesinadas brutalmente en el último año en Colombia

Junio 05, 2019 - 07:05 a.m. Por:
Redacción de El País
Diana Tatiana Rodríguez Buenaventura Feminicidio

La marcha para rechazar el asesinato de Diana Tatiana Rodríguez se llevó a cabo en la mañana de este martes.

José Luis Guzmán / El País

El escabroso asesinato de Diana Tatiana Rodríguez, niña de 11 años encontrada atada en sus extremidades y con signos de violencia en Buenaventura este fin de semana, abrió un nuevo capítulo en Colombia de los brutales crímenes contra menores de edad en el último año. 

El caso de Diana es horroroso y alarmante, según concluyen la mayoría de autoridades. La niña habría sido abusada, golpeada y posteriormente asesinada al parecer por su tío Jhon Eduard Quintero Ortiz, único detenido y principal sospechoso de este crimen. 

El hallazgo del cadáver de la niña ocurrió el pasado domingo. Estaba debajo de una casa de madera amarrado a una de las columna de esa vivienda, ubicada en el sector baja Mar del Puerto. 

El rechazo fue contundente: la ciudadanía de Buenaventura realizó una masiva movilización este martes, los familiares de la menor piden justicia y la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, exigió la implementación de cadena perpetua para estos casos, que son tipificados como feminicidio. 

Lea también: Alerta por violencia contra menores, tras crimen de Diana Tatiana en Buenaventura

Este proceso de rabia, indignación, pesar y desconsuelo lo ha vivido Colombia en los últimos doce meses en al menos cinco ocasiones, cuando niñas de diferentes partes del país fueron brutalmente asesinadas y abusadas sexualmente. 

Dolor en Fundación, Magdalena 

El 29 de septiembre de 2018, Colombia conoció del asesinato de Génesis Rúa, quien fue abusada, asesinada y su cadáver incinerado en una humilde vivienda en Fundación, Magdalena. 

Génesis tenía 9 años. Desapareció en la tarde de ese 29 de septiembre y tras horas de búsqueda, la comunidad se percató que Adolfo Arrieta García, un vecino de la menor, estaba quemando un cuerpo en un improvisado taller de carros. 

El agresor fue capturado y hace un mes fue sentenciado a 53 años de prisión por el delito de feminicidio. 

Crimen en año nuevo 

En Cabuyaro, Meta, el pasado 31 de diciembre no fue un día feliz para ese municipio. Desde horas de la tarde desapareció Angie Lorena Nieto, de 12 años. 

Tan solo la mañana del 1 de enero del 2019 las autoridades llegaron hasta la vivienda de Pastor Gómez Vaca, quien sin sonrojarse, según las autoridades, aceptó que raptó a la menor, que la había asesinado y que su cadáver estaba en la orilla de una vía. 

Efectivamente las autoridades llegaron hasta el punto señalado y vieron un costal; allí el confeso asesino había dispuestos los restos de Angie. 

"La noche del 31 llega la información de que la niña está desaparecida y se inician los dispositivos pertinentes. Sobre la mañana del primero de enero llega la Policía y se encuentra con un costal a la orilla de la vía con el cuerpo de la niña sin vida, luego se llegó a la conclusión que la última persona que se encontró con la menor fue Gómez Vaca", le dijo en su momento Felipe Piñeros, alcalde de Cabuyaro, a RCN Radio. 

Posteriormente se comprobó que Gómez Vaca había abusado sexualmente de la menor antes de asesinarla.

Violencia en las montañas 

El 13 de mayo del 2019 fue hallado el cuerpo de Yuliana Chirimuscay Velasco, de 15 años, menor perteneciente al cabildo Misak en Cauca. 

El hallazgo se presentó en un potrero del resguardo Guambía, cerca a un río en la jurisdicción del municipio de Silvia, Cauca. Yuliana fue encontrada sin ropa y con graves signos de violencia. 

“La encontraron completamente desnuda y golpeada, como bien confirma la inspección técnica al cadáver adelantada por funcionarios del CTI de la Fiscalía, quienes trasladaron después el cuerpo a Medicina Legal en Piendamó, municipio vecino”, expresó la secretaria de la Mujer en el Cauca, Elvia Rocío Cuenca. 

Por este crimen aún no hay personas capturadas. 

Consternación en Santander de Quilichao

En Santander de Quilichao, norte del Cauca, nadie podía salir del asombro el 15 de mayo del 2019. Ese día fue hallado el cuerpo de Emely Suleima Rivera Barrero, de 11 años, desmembrado y depositado en bolsas y dejado en una calle de ese municipio. 

La niña estuvo desaparecida por unas horas, tras salir del colegio y abordar una moto con rumbo a su casa. Sus papás estaban trabajando y Emely, como todos los días, arrimó a la casa de un familiar por las llaves. 

Desde ese momento nadie la volvió a ver hasta que su cuerpo apareció con ese lamentables signos de violencia. 

Por este hecho, fue capturado Luis Javier Ruiz Díaz, primo de la menor y quien es el principal sospechoso. Fue enviado a la cárcel por el delito de feminicidio agravado.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad