Pelucas, ataúdes y camionetas de alta gama: estos son los nuevos trucos de los narcos para mover droga

Julio 03, 2022 - 07:55 a. m. 2022-07-03 Por:
Redacción de El País
Camuflan droga en camionetas

La droga en el Valle del Cauca viaja en camionetas de lujo cuyo valor comercial ronda los $150 millones.

Archivo El País

La droga en el Valle del Cauca viaja en camionetas de lujo cuyo valor comercial ronda los $150 millones. Es la modalidad más reciente descubierta por las autoridades. Con ello, los carteles pretenden despistar a los agentes de los puestos de control en las carreteras: como nadie, ni siquiera un narco, se arriesgaría a perder un carro de ese valor por un cargamento de una sustancia ilegal cuyo costo puede ser inferior a lo que cuesta el vehículo, encaletan la droga en estos autos de altísima gama con la lógica de que no serán detenidos en los retenes o por lo menos, que no levantarán demasiadas sospechas. Si los detienen, y descubren la droga, el narco no pierde el carro: usan uno robado.

– Estos carros de alta gama que están siendo usados para mover droga hacia el centro de Colombia son hurtados en su mayoría en Cali, para después llevarlos al departamento del Cauca donde los cargan con marihuana o cocaína. Los narcotraficantes lo que hacen es ‘gemelear’ la placa. Es decir, luego de robar la camioneta que van a cargar de droga, buscan una similar y mandan a hacer las placas para ponerlas en la robada, y así la identificación del carro hurtado no se verá en las calles – dice el teniente coronel Hernán Carvajal Gallo, jefe de la seccional de Tránsito y Transporte de la Policía en el Valle del Cauca.

Las camionetas son modificadas en talleres clandestinos ubicados en Cali, donde elaboran los compartimentos para camuflar la droga. Generalmente la encaletan en el techo del vehículo o debajo de los asientos traseros (diseñan un compartimiento que se puede abrir y cerrar de manera hidráulica o con sistemas eléctricos) aunque con un problema para los carteles: el trabajo debe ser perfecto, con todo detalle, para no alterar demasiado el vehículo, pues de lo contrarío podría levantar sospechas.

Justamente los que han caído en el departamento en las últimas semanas ha sido por ello: un tornillo nuevo donde no debería haber uno, un tono de pintura distinto al original, un tapiz alterado, una costura intervenida en un asiento nuevo (donde también encaletan la droga) ha despertado el olfato de los agentes de la Policía de carreteras.

Además, quien compra un carro de lujo por lo general pretende conservar su estética original, luego un vehículo de estas características con demasiadas modificaciones es señal para los policías de que algo está ocurriendo.

Lea además: Inseguridad en Cali: denuncian robo a personas en una panadería al oeste de la ciudad

También un conductor nervioso o que ha dicho alguna incoherencia como que se dirige desde Cali a Medellín y no lleva ningún equipaje.

Los conductores nerviosos se cuentan por decenas en los primeros seis meses de 2022. La Policía de carreteras en el Valle del Cauca reporta 632 capturas, tres al día en promedio, la mayoría por transporte de estupefacientes, aunque también se han encontrado carros con caletas para armas y dinero de dudosa procedencia.

En total las autoridades de carreteras han incautado 32 toneladas de droga este año en las vías del departamento: 28 mil kilos de marihuana y casi 4.000 de clorhidrato de cocaína.

La mayoría de las capturas se han registrado en el norte del Valle, a las salidas de Cartago y Ansermanuevo. También en el corredor entre Buga y Tuluá y en los límites con el departamento del Cauca, Florida y Pradera.

Los narcotraficantes no descartan cualquier recoveco para ocultar la droga. Los agentes de la Policía de carreteras en el Valle han descubierto alijos de marihuana camuflados dentro de las llantas de tractores, por ejemplo.

Ni siquiera la muerte es respetada. En una finca del municipio de Ansermanuevo encontraron un camión que transportaba ataúdes en cuyo interior hallaron 690 kilos de marihuana, envueltos en cina negra y avaluados en $1000 millones. La droga, distribuida en 16 féretros para que no generara un peso sospechoso, provenía del departamento del Cauca.

En la vía entre Cali y Andalucía descubrieron otro cargamento de marihuana, tipo creepy, oculta en un vehículo de carga que llevaba tinas metálicas. La fachada de los narcos en ese caso era hacer pasar el camión como uno de transporte de aceite quemado.

En el peaje Estambul, en Palmira, se decomisó otro cargamento de hierba oculto entre escritorios desarmados, almohadas y líquidos refrigerantes (la droga tenía como destino Barranquilla) y en la vía entre Sevilla y Caicedonia hallaron un camión donde, en un cilindro de gas, encontraron 572 kilos de cocaína, avaluados en $2.500 millones. El camión salió de Yumbo con destino hacia Bogotá.

– El Valle del Cauca es estratégico para los carteles de la droga. Por su cercanía con los departamentos productores como el Cauca y en general el Pacífico, es paso obligado para sacar la droga al centro del país y surtir las redes nacionales de microtráfico. Por eso mantenemos controles permanentes en las salidas del departamento – continúa el teniente coronel Hernán Carvajal Gallo, el jefe de la seccional de Tránsito y Transporte de la Policía en el Valle.

Para sacar la droga del país los narcos – y las disidencias de las Farc - intentan métodos más sofisticados. Hace unas semanas la Policía Antinarcóticos descubrió un cargamento con 1300 kilos de cocaína ocultos en un contenedor en el puerto de Cartagena que supuestamente tenía bolsas de papas y yucas congeladas. A la Policía la alertó un detalle: las bolsas de los supuestos alimentos no tenían fecha de vencimiento. La droga iba a ser enviada a Lisboa y Valencia.

Hace unas semanas, además, las autoridades dieron a conocer una modalidad de tráfico de drogas a la que calificaron como “inédita” en el mundo: en el aeropuerto internacional de Tocumen, en Panamá, detuvieron a dos colombianas que llevaban cocaína oculta entre las trenzas de su cabello natural y una peluca. Los policías contaron 68 cilindros como si se trataran de rulos o encrespadores.

En lo que va del año, según datos del Ministerio de Justicia, en Colombia se han incautado 202 mil kilos de clorhidrato de cocaína, por lo que los narcos intentan siempre dar un paso adelante para eludir los controles.

Otro de sus métodos ya descubierto es transformar la cocaína en líquido. La camuflan en bebidas o en productos para el aseo personal.

La cocaína líquida se ha detectado en gaseosas, champús, lociones y en general productos fáciles de movilizar. Una vez llega el cargamento a su destino, los narcotraficantes regresan la sustancia a su estado original mediante un proceso de decantación.

Lea aquí: Procesan a ocho presuntos miembros de la estructura Jaime Martínez en el Valle

Según información de la Policía Antinarcóticos, por cierto, la principal estructura dedicada al negocio del narcotráfico actualmente es el Clan del Golfo, que en las últimas semanas sufrió el que es considerado uno de los más grandes golpes contra las finanzas de esta organización criminal en toda la historia: en Italia les incautaron 4.3 toneladas de cocaína, que pertenecerían a uno de sus jefes, alias Chiquito Malo.

Para transportar esa cantidad de droga a Europa usaron, también, una nueva modalidad: envíos pequeños, de a 500 kilos, que salieron desde diferentes puertos de Colombia.

Lee contenido sin límites en elpais.com.co por $800 primer mes
VER COMENTARIOS