Escuchar este artículo

Patrullero de la Policía se declaró inocente de dos muertes durante protestas en Bogotá

Enero 21, 2021 - 01:57 p. m. 2021-01-21 Por:
Colprensa
Policía Nacional

Policía Nacional, imagen de referencia.

Colprensa

Como inocente se declaró John Antonio Gutiérrez Rodríguez, patrullero de la Policía acusado por el delito de homicidio simple de Andrés Felipe Rodríguez Ávila y Jaider Alexander Fonseca Castillo, el 9 de septiembre de 2020 durante las protestas en Bogotá por la muerte de Javier Ordóñez.

La audiencia de imputación de cargos en el Juzgado 59 de Garantías de Bogotá, buscaba, primero que todo, resolver la solicitud presentada por la defensa, para que el proceso se remitiera a la Justicia Penal Militar, ya que habrían sido actos cometidos en servicio.

El despacho rechazó esta solicitud, porque de acuerdo con el argumento de la defensa, está se limitó a exponer que se presentó una acción violenta que debía ser contenida por miembros de la fuerza pública, que Rodríguez se encontraba en servicio y que sus acciones fueron desarrolladas dentro de tal.

“La defensa no hizo un análisis serio y responsable que exige la jurisprudencia y en esa medida mal haría el juzgado en resolver una postulación deficiente”, señaló el juez, lo que significa que no se logró demostrar que la conducta había sido realizada con el acto del servicio.

Lea también: Conmoción en Cali: asesinan a una mujer de 40 puñaladas

Por esta razón, la Fiscalía procedió a imputar a John Antonio Gutiérrez Rodríguez por el delito de homicidio simple en calidad de dolo eventual, porque tras las entrevistas con testigos de los hechos y familiares de la víctima, se logró establecer que todo sucedió cuando un cacerolazo convocado al frente del CAI Verbenal se salió de control, generando fuertes disturbios.

Por esto, la Policía reaccionó con gases lacrimógenos y luego solicitó refuerzos de otros lugares de la ciudad para poder contener la turba. Entre estos refuerzos estaba la patrulla conformada por Dairon Martínez y John Antonio Gutiérrez, quienes se encontraban adscritos al CAI Toberín.

Los disparos se empezaron a escuchar, al parecer, cuando los manifestantes atacaron a la Policía incendiando una caneca y los policiales reaccionaron disparando contra los manifestantes, quienes retrocedieron, indicó la Fiscal.

Los dos jóvenes hacían parte de la manifestación, pero al escuchar los disparos pensaron que eran balas de 'salva'. Por esto Jaider tomó una puerta de madera y se refugió con ella, al mismo tiempo que Andrés Felipe se le hizo detrás.

Es allí donde son alcanzados por las balas, mismas que los llevaron a su muerte. Jaider por heridas en miembros inferiores y Andrés en el tórax.

Tras lo sucedido se inició la investigación y se incautaron las armas que registraron novedad, entre ellas las del hoy imputado que reportó la pérdida de 15 cartuchos en el lugar de la manifestación.

Sin embargo, la investigación determinó que entre estos cartuchos perdidos estaban las balas encontradas en los cuerpos de los dos jóvenes asesinados.

Frente a esta reconstrucción de los hechos, tanto la Procuraduría como los defensores de víctimas coincidieron en que hubo una clara intención por parte del uniformado de disparar, porque sus compañeros habrían activado un extintor para que la gente no supiera de dónde venían las balas. “Se disparó, porque se quería disparar”, dijo el Procurador delegado al finalizar su intervención.

Puede leer: Cárcel para alias 'Mulo', señalado de participar en el asesinato de la lideresa Juana Perea

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS