Los cargos que sustentan la extradición del hermano de Piedad Córdoba a Estados Unidos

Agosto 19, 2022 - 05:02 p. m. 2022-08-19 Por:
Colprensa
Álvaro Fredy Córdoba Ruiz

Álvaro Fredy Córdoba Ruiz, hermano de Piedad fue capturado el 4 de febrero de este año junto a Álvaro Alonso Jaramillo y Libia Amanda Palacio Mena, todos con fines de extradición.

Cortesía Policía Nacional

Una declaración jurada de un agente de la DEA hace parte de las pruebas que Estados Unidos tiene en contra de Álvaro Fredy Córdoba Ruiz, hermano de la senadora del Pacto Histórico Piedad Córdoba y quien podría ser extraditado a ese país en los próximos días, luego de que la Corte Suprema de Justicia avalara su envió.

Aunque Córdoba Ruiz fue solicitado en extradición por la Corte Distrital de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York por delitos relacionados con tráfico de drogas ilícitas, armas de fuego y concierto para delinquir (cargos que en ese país corresponden a concierto para importar narcóticos; posesión de ametralladoras y dispositivos destructivos; y concierto para tener en sus manos tales armas), la Corte Suprema sólo avaló esta petición por el primer delito.

Esto porque, según el alto tribunal, los otros cargos ocurrieron exclusivamente en territorio colombiano y no en el exterior. ¿Qué dice la investigación?

La investigación que terminó con la extradición de Córdoba señala que él haría parte presuntamente de una organización criminal que movió droga entre Colombia, México y Estados Unidos, junto con Alberto Alonso Jaramillo, alias ‘Alonso Héctor’, y Libia Amanda Palacio, entre otras personas.

Dentro de las pruebas de esta investigación se encuentra precisamente la declaración jurada del agente especial de la DEA, Mathew Passmore, que revela datos sobre el negocio y una relación con las disidencias de las Farc. Esta se encuentra dentro del documento en el que la Corte avaló la extradición de Córdoba.

Lea aquí: Caso Marcelo Pecci: Fiscalía acusó al presunto 'cerebro' del asesinato del fiscal paraguayo

Nexos entre Córdoba y las disidencias

El génesis de esta historia, según la declaración de Passmore, parece ser una videoconferencia grabada legalmente el 21 de julio de 2021, entre una persona que identifican como CS-1, Álvaro Córdoba y Libia Palacio.

En esta conversación CS-1, estaba buscando un lugar en Colombia donde pudiera trabajar libremente, por lo que necesitaba un Padrino, y el hermano de la senadora habría sido la persona que habría tomado este rol desde ese momento.

El 10 de agosto del 2021, los dos ciudadanos colombianos y CS-1 se reunieron nuevamente. Durante esta reunión se habló de que ya iban a empezar a mover la cocaína y además se puso de presente que se necesitaba cierta seguridad.

“CS-1 declaró que CS-1 y los socios de CS-1 tenían a alguien que se había ofrecido a ayudarles a mover 3.000 kilogramos por mes (...) CS-1 declaró además que le había dicho a Palacio que CS-1 necesitaba cierta seguridad” se lee en el documento de la Corte Suprema de Justicia.

Estas personas volvieron a reunirse, según la declaración de Passmore, el 27 de julio de 2021, fecha en la que Córdoba presentó a Alberto Alonso Jaramillo como alguien que podría ayudar a proporcionar seguridad y conexiones con fuentes de suministro.

“Durante la videoconferencia Jaramillo declaró que ya tenía una buena cantidad de pollos (cocaína); que ya tenían a las personas para hacerlo; y que solo estaban esperando a que CS-1 les dijera cuándo, cómo y dónde antes de poder empezar a organizarlo todo(..) Durante la videoconferencia, Córdoba Ruiz sugirió que tuvieran otra reunión en persona en Colombia para hablar más sobre la transacción de drogas en consideración”.

Esta reunión se llevó a cabo en Medellín el 17 de diciembre de 2021. Durante esta reunión se confirmó que quienes suministrarían la droga eran las disidencias de las Farc y la muestra se entregó en una granja a dos horas de Medellín.

Durante esa reunión, según la declaración de Passmore, y como respuesta a una pregunta de CS-1 sobre seguridad, “Córdoba declaró que, en el campamento de las FARC, donde se encontraba el comandante de las FARC, había al menos 300 hombres armados hasta los dientes, incluso con armas para derribar objetos y explicó que el campamento de las FARC estaba en Popayán, Colombia, y se ofreció para hacer arreglos para que CS-1 viajara allí para reunirse con el comandante para hablar de la cantidad, los precios y la logística”. De acuerdo con la investigación, los criminales también entregarían sus servicios de protección armada

Por último y durante la reunión del 17 de diciembre de 2021, y después, incluidos diciembre de 2021 y enero de 2022, Córdoba y los demás hablaron sobre realizar una transacción de droga por varios cientos de kilogramos de cocaína con destino a los Estados Unidos.

“Durante esas conversaciones Córdoba y los demás hablaron repetidamente sobre las FARC, y dejaron claro que las FARC serían la fuente de suministro para la transacción de drogas en consideración".

Condiciones de extradición

Con relación a las condiciones de extradición, la Corte indica que, si el Gobierno firma la resolución de envío a través del Ministerio de Justicia, se le debe garantizar su permanencia en Estados Unidos y el retorno a Colombia en condiciones de dignidad y respeto de ser absuelto o declarado no culpable, incluso, después de su liberación por haber cumplido la pena que le fuere impuesta.

Además, la Corte dice que si Córdoba Ruiz tiene procesos pendientes en Colombia se le debe garantizar su comparecencia.

Tras la decisión de la Corte sólo resta la firma del presidente de la República para que Córdoba deba responder ante la justicia de Estados Unidos por los anteriores crímenes.

VER COMENTARIOS