La guía clave para evitar que los ladrones se cuelen en su casa

La guía clave para evitar que los ladrones se cuelen en su casa

Septiembre 25, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Este año en Cali, según la Policía Metropolitana, se han presentado 632 hurtos a viviendas en todas las modalidades.

El viernes 16 de septiembre, a las 6:00 a.m., una familia del barrio El Ingenio fue víctima de un intento de atraco en su casa. Los delincuentes, que interrumpieron el descanso de una pareja de comerciantes y de sus hijos, estaban disfrazados con chaquetas de la Sijín e intentaron hurtar una caja fuerte. Los seis hombres armados  ingresaron hasta el segundo piso de  la vivienda. Una patrulla de la Policía llegó al sector momentos después. Los ladrones, que   huyeron en una camioneta gris y una motocicleta, dejaron tirada la caja fuerte.   Este año en Cali, según la Policía Metropolitana, se han presentado 632 hurtos a viviendas en todas las modalidades. En  el 2015 ocurrieron 651 robos, lo que significa una reducción del 3 %. Según una fuente de la Fiscalía actualmente hay quince denuncias por robos bajo la modalidad de falsa investidura. Aunque los robos con falsa investidura, en los que los ladrones se hacen pasar por policías o miembros del CTI en falsos allanamientos o por empleados de empresas de servicios públicos, cable e internet, no son el mayor modus operandi utilizado en la ciudad, las autoridades piden a las personas que estén alertas de estos casos. Según un funcionario de la Sijín de la Policía, las bandas que se caracterizan como autoridades buscan crear confianza en las víctimas y de esa forma poder estudiar los horarios de los residentes, y también moverse por diferentes barrios de Cali pasando desapercibidos. Una fuente de la Fiscalía explicó que  las zonas más afectadas en Cali son: El Lido, Capri, La Flora, El Limonar y El Ingenio y el sector de Ciudad Jardín y Pance. En la Comuna 22, en el sur de la ciudad, líderes de la zona, aseguran que este año entre los atracos a las casas  tuvieron  un caso en que los delincuentes se disfrazaron  como policías para irrumpir en una vivienda. Cuidado con los falsos operativosUn funcionario de la Sijín explicó que los ciudadanos deben tener presente que ante cualquier visita irregular de Policía o de otra autoridad, como el CTI, lo primero que se debe evitar es abrir inmediatamente  la puerta. Primero se debe llamar al 123 de la Policía, para que se haga la  verificación de la diligencia. Según el investigador, los uniformes de los policías judiciales son formales y tienen las identificaciones claras de Policía Nacional, Mecal y Sijín.  “Estas bandas estudian los términos propios de la policía, como códigos, grados y las frases técnicas  que los agentes usan. Por lo general siempre se preparan primero leyendo información  del tema   para poder enredar a sus posibles víctimas”, agrega. Una fuente de la Fiscalía expresó que: “en caso de que supuestos uniformados de la Sijín lleguen a una casa, después de las 6:00 p.m. deben ser acompañados de un Procurador”. El fiscal también insistió en la llamada al cuadrante de la Policía. Las recomendaciones también son para las Juntas de Acción Comunal y los comités de seguridad  de los diferentes barrios de la ciudad. Las autoridades han indicado que  lo ideal es que haya reuniones en las que se conozcan todos los vecinos y que en esos encuentros se haga una presentación de los agentes que atienden los cuadrantes y del comandante de estación. En caso de las unidades cerradas, las autoridades piden a los vigilantes mayores controles. En junio pasado, cuatro hombres armados llegaron a una unidad residencial en el sur de Cali, y  atracaron un apartamento.  Los delincuentes simulaban ser agentes del CTI de la Fiscalía y de la Sijín que iban a un allanamiento. Luego, en un apartamento forzaron la puerta, encerraron a una adolescente y a una mujer adulta en el baño y se llevaron $18 millones. Atención a las visitas de los técnicosSegún una fuente de la Fiscalía, cuando un ciudadano recibe una visita de algún operario de cualquier empresa de servicios públicos, sin haberla solicitado, lo ideal es que no se abra la puerta y primero se verifique a través de llamadas a las líneas de atención al cliente o a la Policía. El investigador también recomendó que en el caso de que la visita sea pedida por el cliente se “oculten objetos de valor y no den información sobre sus horarios de trabajo ni de los momentos en los que la casa queda sola o con las personas del servicio, esos datos facilitan el trabajo de los ‘apartamenteros’”. Según el coronel retirado Germán Huertas,  jefe de seguridad de Emcali, en algunas ocasiones, los  delincuentes   identifican en los conjuntos residenciales por donde va el cableado de teléfonos para cortarlo. Luego llegan  a donde el portero y le dicen que los llamaron que porque no tenían líneas telefónicas, como efectivamente es así, los dejan pasar para hacer el supuesto arreglo”.  Como medida de seguridad, la compañía de servicios de telefonía en internet Claro, tiene una línea directa que es 7500500, mientras que en Emcali se puede llamar al 3250000 ó al  8995302 durante 24 horas. El año pasado con llamadas a la línea de Emcali se evitaron dos robos, indicó el coronel (r) Huertas. Para las autoridades, los uniformes de las compañías de servicios públicos son los más fáciles de falsificar, pues muchos los mandan a confeccionar en modisterías caseras. El coronel Huertas recomendó que los empleados tienen carnés con números de identificación, lo mismo que los uniformes y los vehículos. Con ese número se puede llamar a la línea para verificar si se trata de un empleado. Otros casos de engañosLucía Calderón, una madre cabeza de hogar, cuenta que hace seis meses recibió una llamada de una de sus hermanas, ella le comentó que un hombre  estaba regalando unas persianas que pertenecían a una sede de un partido político. Lucía recibió  la visita de aquel personaje, quien, con persianas en mano, le aseguró que solo necesitaba $30.000 para comprar los tornillos y así instalarlas. Finalmente, la mujer le entregó el dinero al hombre y éste salió en busca de los  tornillos. A los quince minutos, Lucía se percató de que habían robado todos los celulares de su casa, un computador portátil, además de los $30.000  que le había dado al supuesto representante del partido político. Al poner la denuncia,  la mujer se enteró de que el hombre había cometido varios hurtos con la misma excusa de las persianas, y que en su barrio, ubicado al sur de la ciudad, había varias personas que cayeron en la misma trampa. A finales de enero de este año, la Policía capturó a cuatro personas que se encontraban robando en un local ubicado en la Carrera 12 con Calle 41 del barrio Las Américas, nororiente de la ciudad. En la captura las autoridades pudieron establecer que estas personas ingresaron al establecimiento vestidos con chalecos de la Alcaldía y  haciéndose pasar por funcionarios de la Secretaría de Gobierno. Los delincuentes habían dicho que iban  a realizar una inspección de rutina a los alimentos que se despachaban desde la bodega. Según se pudo observar en varias cámaras de seguridad del lugar, luego de hacerse pasar por funcionarios públicos, uno de los delincuentes amenaza  con un arma a varios de los trabajadores y luego le ordena a una mujer, otra de las detenidas, que  inspeccione el lugar en busca de objetos de valor. En este caso,  los delincuentes no pudieron lograr su cometido, pues según las autoridades una persona que se encontraba a las afueras del lugar se percató de lo que estaba pasando y dio aviso a la Policía. La Fiscalía en estos momentos investiga el accionar de una banda que se dedica a  engañar a sus víctimas para ingresar a las viviendas y cometer los hurtos.  Se trata de la estructura delincuencial  ‘Las Divas’, que al parecer se hacen pasar por transeúntes, dedicándose a pedir agua en las casas y al menor descuido  ingresaban a la fuerza a las viviendas  y cometen el hurto. Tecnología y seguridadOtra alternativa para asegurarse de que la visita de que los empleados de  empresas  de servicios, como  Claro, Gases de Occidente, o  de mensajería, no son falsos, es la aplicación móvil Verificalo.com. Esta opción digital se puede descargar a través de las tiendas de aplicativos móviles.  La descarga de esta alternativa no tiene ningún costo, además le permite verificar  si la identidad del funcionario que lo visita es  verdadera, además de saber si el supuesto operario sí se encuentra vinculado a la empresa que dice representar.  La aplicación, que está disponible para ser usada las 24 horas, tiene dos recuadros, uno en el que se introduce la cédula del operario y otro en el que se ingresa el pin de mismo. El número pin es el código con el que se identifica en la entidad el empleado. La herramienta proporciona foto, nombre y cargo del funcionario en la empresa.El creador de esta herraimenta es el  ingeniero caleño Pablo Guerrero Carvajal.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad