Ciudadanos de Bochalema, acorralados por delincuentes, piden un CAI permanente en el sector

Marzo 15, 2022 - 01:20 a. m. 2022-03-15 Por:
Redacción de El País
Captura de adolescente en Cali

Uniformados de la Policía abatieron a un delincuente y capturaron a un menor de 16 años, quien intentó escabullirse entre los cañaduzales, momentos después del asesinato de Johana Tarazona.

Cortesía Policía Cali

Tras el asesinato de Johana Tarazona, una mujer de 42 años a la que dos hombres intentaron hurtarle sus objetos personales en la mañana del pasado domingo, cuando se dirigía a cumplir labores como jurado de votación en el barrio Bochalema, al sur de Cali, los residentes del sector hicieron una velatón para rechazar este homicidio y pidieron a las autoridades la instalación de un CAI permanente para reforzar la seguridad del sector.

“Se necesita más presencia de la Policía o un CAI permanente porque el cuadrante de la Estación de Policía de La María no da abasto con esta zona de la ciudad que día a día se está extendiendo. Mientras se atiende un caso de hurto a las afueras de las universidades, también se necesita atención policial cerca a las unidades residenciales. Tan solo en las últimas dos semanas se han presentado alrededor de 4 o 5 casos de hurto”, aseguró Julieta Chaparro, presidenta de la junta de acción comunal del barrio Bochalema.

Este sector, que cuenta con aproximadamente 15.000 habitantes y más de 50 conjuntos residenciales, está viviendo una situación de inseguridad por varios factores. Según Diana Fernández, coordinadora del frente de seguridad del barrio Bochalema, la falta de cercado en los cañaduzales aledaños a la zona residencial estaría representando un riesgo al convertirse en uno de los corredores por donde ingresan personas a cometer delitos como el hurto a personas y a vehículos.

“Hacemos un llamado a los dueños de los terrenos de caña que limitan con el barrio Bochalema, necesitamos que ellos cierren este paso que se ha convertido en corredor de delincuentes. Todo esto con el fin de evitar actos tan desafortunados como el que se presenció en la mañana del domingo”.

La presidenta de la junta de acción comunal del barrio, afirmó que otra de las problemáticas que ha encendido las alarmas de los vecinos tiene que ver con el consumo y venta de sustancias ilícitas en los parques que se encuentran frente a los conjuntos residenciales, todo esto debido a la poca iluminación, situación que representa un lugar peligroso para los menores que hacen uso de estos espacios.

“Llevamos más de 3 años en la lucha de estos problemas, tanto de infraestructura como de inseguridad, estamos realizando todo para comunicarnos con las entidades correspondientes porque un parque poco iluminado es un lugar de camuflaje para los ladrones”, dijo.

Luis Felipe Collazos, edil de la comuna 22 de Cali, puntualizó que aunque se necesita más presencia de la Policía “ el problema es que como no es el sector con más delitos de la ciudad, no es una prioridad para los cuadrantes”.

De acuerdo con los habitantes del sector esto también podría estar ocurriendo porque los delincuentes estarían utilizando las vías del barrio como escapadero cuando cometen delitos como hurtos y homicidios en zonas como Valle del Lili, Caney y otras calles cercanas a la carretera Panamericana.

Frente a estas situaciones de inseguridad, la comunidad y la Policía han reforzado el frente de seguridad del barrio Bochalema, conformado hace más de 4 años y que cuenta con un grupo de WhatsApp con el fin de alertar cualquier situación sospechosa que pueda perturbar la tranquilidad de los habitantes.

“Lo que buscamos es que muchas más personas se unan a este frente seguridad. Como vecinos de un mismo barrio debemos preocuparnos por el bienestar de nuestras familias, no podemos dejar pasar por alto situaciones lamentables y seguir como si nada. Es importante que las personas se involucren en lo que pasa en el sector”, enfatizó Fernández.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS