Así están organizados los 14 grupos ilegales que pretenden negociar la 'paz total' con el Gobierno

Diciembre 08, 2022 - 11:55 p. m. 2022-12-08 Por:
Redacción de El País
paz total

Las disidencias de las Farc hacen presencia en varias zonas del Valle del Cauca. La Tercera Brigada del Ejército Nacional realiza controles en diferentes puntos de la región para combatirlas.

Foto: Colprensa

Mientras el Gobierno del presidente Gustavo Petro avanza en los acercamientos con grupos ilegales para la construcción de lo que ha denominado como la ‘Paz total’, un informe de Indepaz muestra la magnitud del reto al que tendrá que enfrentarse el Gobierno si quiere desmovilizar a todas las organizaciones armadas que operan en el país.

El informe precisa que son 14 las organizaciones que han manifestado su disposición de negociar con el Gobierno: tres de las llamadas disidencias (el Bloque Suroriental, el Comando Coordinador de Occidente y la Segunda Marquetalia); nueve de los grupos que denominan narcoparamilitares (Autodefensas Gaitanistas de Colombia,

Autodefensas Conquistadoras de la Sierra Nevada, Los Pachelly, Los Caparros, Los Shotas, Los Espartanos, Los Costeños, Los Rastrojos Costeños y La Oficina); el Ejército de Liberación Nacional (ELN), y el Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP).

Lea además: Seis homicidios se registraron en Cali durante la noche de velitas

Cada uno de estos grupos, de acuerdo con el informe, se encuentra en dinámicas distintas: mientras que el ELN, el grupo con el que van más avanzadas las conversaciones, viene en una disminución de su presencia militar desde 2020 por la acción de la Fuerza Pública y confrontaciones con otras bandas ilegales, los grupos narcoparamilitares que habían venido reduciéndose hasta 2020, tuvieron una recuperación desde 2021. De tener presencia en 332 municipios ese año, pasaron a 345 en 2022.

Por su parte, las disidencias de las Farc han ido teniendo un crecimiento sostenido desde 2017, pues pasaron de tener presencia en 88 municipios de 15 departamentos ese año, a estar en 161 municipios de 20 departamentos en 2022.

Esta es la actualidad de los grupos que presenta el informe y algunas de las complejidades de cada uno, situaciones que desencadenarían en un complejo panorama de negociación.

Panorama del ELN

Entre 2017 y 2021, el ELN tuvo una expansión como consecuencia de la desmovilización de las Farc, lo que le permitió pasar de tener presencia en 159 municipios en 2017 y llegar a 212 en 2022. Sin embargo, señala el informe, la acción de la Fuerza Pública y la confrontación con otros grupos ilegales disminuyó su accionar hasta llegar a 162 municipios en el primer trimestre de 2022.


Arauca, Boyacá y Casanare continúan siendo su zona de mayor influencia. En Casanare, Chocó y Antioquia se nota un repliegue por la lucha de más bandas criminales, pero en el Valle y Bolívar se evidencia un aumento de su presencia.

Con el inicio de las negociaciones de paz con el Gobierno Petro se reabrió el debate sobre qué tanta cohesión tiene el comando central con sus diferentes frentes de guerra para el cumplimiento de los pactos que salgan de las mesas de diálogo. Para Indepaz, aunque hay gran autonomía de sus distintas estructuras, sí hay unas directrices que se cumplen.

Clan del Golfo

El informe de Indepaz asegura que esta organización criminal, que el Gobierno Duque llegó a dar por terminada, se ha consolidado como el grupo narcoparamilitar más significativo por su crecimiento desde el 2016, pues ha llegado a tener presencia en 279 municipios de Colombia. Aunque en 2019 mostraba una tendencia a la baja en su ocupación territorial, en 2021 inició un proceso de recuperación.

La consolidación de un corredor desde el Magdalena Medio hasta la salida del Mar Caribe, ha fortalecido su incremento en el país. Además, se muestra un claro aumento en la región Orinoquía, así como en los departamentos de Córdoba, Chocó, Sucre, Casanare, Meta y Antioquia.
En 2021 sufrieron golpes a su estructura de mando, como la captura de Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel y, posteriormente, la captura de alias Matamba, dado de baja meses después de su fuga de la Cárcel La Modelo. Según Indepaz, durante el primer trimestre de 2022, se identificó actividad en 326 municipios (la más alta registrada en 16 años de seguimiento).

Disidencias de las Farc

Según el informe, entre 2017 y 2021, su presencia ha ido en escalada, duplicando el número de municipios en los que están, pues de 88 en 2017 pasaron a 141 en 2021. Actualmente se encuentran en 161 municipios bajo tres grandes frentes: el Bloque Suroriental, el Comando Coordinador de Occidente y la Segunda Marquetalia.

En seis departamentos el porcentaje de afectación está por encima del 50%, haciendo presencia en Meta, Caquetá, Putumayo, Valle del Cauca, Vichada, oriente de Nariño y un repunte en Arauca. Sobre los ataques contra la Fuerza Pública de la última semana, escribieron: “Colombia debe saber que todas estas acciones responden al asedio militar que existe sobre nuestras unidades y los pocos avances que hay en el proceso de diálogo. Desde la llegada del presidente Gustavo Petro vimos con esperanza la posibilidad de iniciar conversaciones”.

Otros grupos paramilitares

Organizaciones ilegales conocidas como Los Pelusos, Los Rastrojos, Los Caparros y Los Contadores han consolidado su accionar criminal en 232 municipios del país, pero disminuyendo sus posibilidades de injerencia en controles económicos y sociales, así como para alterar el orden público.

Sobre Los Pelusos, se evidencia una marcada disminución debido a las confrontaciones con el ELN y la acción de la Fuerza Pública, incluidas las capturas de alias Macho y alias Cúcuta, pasando de 27 a 9 municipios y perdiendo capacidad en su centro de poder.

Los Pachencas, conocidos también como Autodefensas Conquistadoras de la Sierra Nevada, actúan por La Guajira hasta la zona de frontera con Venezuela a los municipios del Norte del Cesar y tiene presencias no dominantes en Barranquilla y Cartagena. En 2021 se registró su actividad en 17 municipios de cinco departamentos, pero en 2022 disminuyó a 11 municipios.

Los Caparros, que en 2021 se identificaron en nueve municipios de Antioquia y uno de Córdoba, se han visto debilitados y replegados por la confrontación con el Clan del Golfo. Ahora, durante el 2022, se ha tenido información sobre su rearme bajo el nombre de Los de Abajo, con el liderazgo de alias Camilo o el Negro Cristian, cuando se encontraba en la cárcel.

En lo que respecta a Los Rastrojos, para 2021 se registró actividad en 15 municipios de cinco departamentos y en lo corrido de 2022 llega a 7 municipios en cuatro departamentos. Según el informe han sido debilitados por confrontaciones con el ELN, Clan del Golfo y Los Costeños (disidencias de los Rastrojos).

VER COMENTARIOS