Escuchar este artículo

Universidad Icesi, referente de la educación virtual en los nuevos tiempos

Noviembre 16, 2020 - 11:15 p. m. Por:
Elpais.com.co
Universidad Icesi

La virtualidad se ha convertido en una importante herramienta de enseñanza y aprendizaje

Foto: Especial para El País

La actual coyuntura por cuenta de la pandemia ocasionó todo un cambio en los métodos pedagógicos y en materia de innovación para que la educación pudiera enfrentar ese reto sin perder calidad, tras imponerse la virtualidad como una nueva manera de impartir la enseñanza en todos los niveles.

Y una de las instituciones que se adelantó hace 18 años a ese desafío fue la Universidad Icesi mediante los programas de su Centro Eduteka que brinda educación virtual y capacitación de alta calidad a estudiantes, profesores y directivos escolares y desde el Centro de Recursos para el Aprendizaje CREA, que forma los docentes, de todas las facultades, han sabido enfrentar los retos del uso pedagógico de las TIC.

Atendiendo a su responsabilidad social, Icesi impulsa en la comunidad educativa de nivel básico, secundario y medio, las últimas tendencias del uso pedagógico de las TIC en el aula y el trabajo docente en la virtualidad, a través del portal Eduteka, sitio web reconocido en Hispanoamérica.

El Centro Eduteka celebró la semana pasada, junto a la Escuela de Ciencias de la Educación de Icesi, su evento Eduteka 2020 un espacio abierto que promueve y fortalece las habilidades y la integración de las TIC en los procesos de enseñanza-aprendizaje y el desarrollo de competencias para el siglo XII a través de talleres y conferencias dictadas por varios expertos.

En su novena versión que realizó Eduteka de manera virtual, se contó con más de 100 actividades entre entrega de premios, conferencias, ponencias y talleres, que permitieron a los participantes conocer las mejores prácticas educativas que suceden internacional, nacional y localmente.

Alejandro Domínguez

Alejandro Domínguez , Director Virtual y del Centro Eduteka

Foto: Especial para El País

En este sentido, Alejandro Domínguez, director de Eduteka y de Icesi Virtual, resalta que “la virtualidad ha llevado ahora a un nuevo tipo de planificación y de estrategias pedagógicas (de las clases) mediante diferentes formas de tecnología. La virtualidad es una, que puede incluir robótica, videoclips, películas y otros desarrollos”.

Eso, permite, “que el estudiante alcance un proceso de aprendizaje enriquecido y motivador, por lo que la calidad de esa enseñanza depende de la pasión del docente para brindar lo mejor, ya que cada experiencia que (él) diseñe es un aporte al niño o al joven para reforzar sus competencias y habilidades”, bajo la virtualidad.

Reconociendo la enorme desigualdad socio-económica del país y la ciudad, y para garantizar el aprendizaje de estudiantes de bajos recursos con dificultades de acceso a recursos tecnológicos, la universidad Icesi distribuyó computadores a sus estudiantes y entregó planes gratuitos de internet para su conectividad, ante la imposibilidad de acudir al campus. Cabe recordar, que alrededor del 60% de los alumnos del Alma Mater residen en estratos 1, 2, y 3.

En ese sentido la Universidad acompaña no solo a estudiantes sino a docentes con dificultades para la continuidad de sus clases por la vía virtual. Este es, además, un principio de trabajo en la virtualidad promulgado por Eduteka. “El hecho de que estemos remotos no significa que al otro lado no haya seres humanos, que ahora tienen más necesidades”, dice Domínguez.

En este esfuerzo continuo por formar a los docentes en el uso pedagógico de las TIC, la Escuela de Ciencias de la Educación y su Centro Eduteka, adelantan desde hace tres años una formación a través de una maestría en educación mediada por las TIC dirigida a docentes de América Latina y de habla hispana. “Nuestros egresados afirman que por fortuna tomaron esa maestría para el momento que se está viviendo”, enfatiza. Tales profesionales son ahora en su mayoría asesores de sus colegios y en las comunidades donde viven.

Recientemente, el Ministerio de Educación aprobó para la Icesi una nueva maestría en innovación educativa que rompe con todo el esquema de aprendizaje, y que ahora se basa en proyectos en tres ejes: lo socio-emocional, la innovación y el pensamiento emprendedor.

Un cambio positivo

Ana Rueda

Ana Lucía Paz, decana de la Escuela de Ciencias de la Educación

Foto: Especial para El País

Por su parte, Ana Lucía Paz Rueda, decana de la Escuela de Ciencias de la Educación, pone de presente que “con responsabilidad hemos entendido perfectamente en Icesi lo que ha sido migrar hacia la asistencia remota o asistida por la tecnología”.

Anota que afortunadamente con Eduteka se avanzó en un camino previo en la formación de docentes en el campo virtual y en la apertura de programas con ese énfasis, todo bajo el marco de un modelo de enseñanza/aprendizaje institucional robusto.

La docente resalta que cuando llegó la pandemia, Icesi ya contaba con una plataforma institucional, tecnológica y humana para dar ese giro. En ese sentido, los esfuerzos han sido enfocados en varios frentes, al generar, por ejemplo, una serie de principios con los cuales la universidad Icesi ya trabajaba teniendo como base el denominado aprendizaje activo.

Explica la decana que, acatando el anterior principio, los profesores diseñan ambientes de aprendizaje usando asistencia tecnológica para que los estudiantes se expongan a procesos de aprendizaje autónomos y colaborativos. Se prioriza, por encima de la clase magistral, la acción del estudiante a través de distintas estrategias como la investigación, los casos, los problemas, o los proyectos que los enfrenta a grandes bases de datos e información y a la búsqueda de resolución de problemas.

“Creemos que el aprendizaje en el esquema remoto es muy propicio para que el estudiante asuma esa autonomía y ese proceso de aprendizaje, pero acompañado. Eso significa que la educación virtual no es algo solitario, lo cual requiere de una infraestructura y una arquitectura organizacional para que sea posible”, enfatiza la decana Paz Rueda.

Indica que una cosa son los cursos virtuales, que deben ser fluidos y tener indicaciones claras, y otra cosa es que, cuando el estudiante requiere un apoyo, cuente rápidamente con un docente que responda a su necesidad pedagógica a través de una retroalimentación permanente.

En tal sentido, Icesi cuenta con rutas y centros de apoyo y acompañamiento especialmente para las competencias trasversales, lenguaje en español y en inglés, matemáticas, entre otras cosas, las cuales son puertas que el estudiante puede tocar cuando tiene inconvenientes en el aprendizaje remoto.

“Ellos no pueden estar solos, ya que nuestra misión es educar con calidez y calidad. El profesor está allí con recursos didácticos (virtuales) para ofrecer asesorías individuales y a pequeños grupos”. Y, ante todo, la docente destaca que en la actual coyuntura en Icesi se guarda un equilibrio entre el cuidado personal y la responsabilidad académica.

Eduteka Icesi

El acompañamiento de los profesores es fundamental para los estudiantes que requieren apoyo en diferentes áreas académicas

Foto: Especial para El País

La virtualidad ha llevado incluso a cambios en los procesos de evaluación de los estudiantes. En tal sentido, la decana Paz Rueda señala que se trabaja en una transformación de las prácticas evaluativas, ya que calificar no es solo emitir una nota, sino acompañar el proceso de aprendizaje del alumno en el desarrollo de sus competencias. “En la virtualidad esa tarea se complica ya que el docente no tiene el control total sobre la evaluación, si esta es clásica (tipo test o examen). La evaluación en la virtualidad requiere ponderar las condiciones muy distintas en que los jóvenes están estudiando y, para ser justos, deben diseñar evaluaciones que reconozcan esas diferencias”, agrega.

Un campo imprescindible

Beatriz Jiménez

Beatriz Jiménez, directora de Weforteachers

Si en Colombia la virtualidad ya se convirtió en algo rutinario para trabajar o estudiar desde casa con un computador conectado a internet, esa misma tendencia es la que se está imponiendo en el campo de los negocios, la educación y la economía.

Y frente al nuevo papel que juega ese cambio en el campo educativo, la profesora española, Beatriz Jiménez, directora de Weforteachers y experta en innovación en ese ramo, y quien fue invitada especial en Eduketa 2020, destaca que “existe un mundo con herramientas tecnológicas que se deben aprovechar, pero sin descuidar la parte humana en las instituciones”.

La virtualidad, anota, es imprescindible, y aunque se está más lejos del estudiante, ya que la presencia en las aulas está restringida, es clave atender sus necesidades para reforzar su proceso formativo.

Y frente a las críticas sobre la eventual pérdida de la calidad en los métodos de enseñanza por cuenta del auge virtual, la profesora Jiménez, —cuyos proyectos de innovación han favorecido a 10.000 estudiantes— considera que “no concibo la tecnología como un fin, sino como una herramienta de apoyo que debe ser bien utilizada para que no pierda su valor”.

Recuerda que en los últimos años el mundo presenta una avalancha de corrientes y tendencias educativas que apenas se están implementando. Y como una forma de reinventar esas metodologías, “es necesario pensar qué necesitamos para nuestros centros educativos y qué queremos de los alumnos” para aplicarlas.

Eduteka Icesi

La Escuela de CIencias de la Educación de Icesi y Eduteka se han convertido en un epicentro para la formación de docentes de alto nivel

Foto: Especial para El País

Aconseja que no se deben mezclar varios modelos pedagógicos, sino uno solo para que puedan tener éxito, y en eso “la pandemia nos ha llevado a acelerar procesos de modernización e innovar con la virtualidad”, pero sin abandonar el sistema tradicional.

En ese sentido, la docente considera que el Centro Eduteka de Icesi es un ejemplo sobre cómo se deben aplicar esos programas en los nuevos tiempos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS