Hacia una educación que transforme la sociedad

Noviembre 15, 2022 - 06:07 p. m. 2022-11-15 Por:
Elpais.com.co
FARISHRINCON

Esta norma busca consolidar un modelo de evaluación centrado en los estudiantes y su formación académica.

Especial para El País

Hoy más que nunca el mundo está atravesando cambios en todos los sectores: económico, educativo, social. Este panorama exige que los encargados de aportarle desarrollo y crecimiento a la sociedad respondan de forma adecuada e idónea para estar a la vanguardia de las transformaciones que enfrenta el mundo en su día a día.

La educación sin duda es uno de los sectores que tiene la responsabilidad de estar a la altura de las necesidades que las nuevas dinámicas exigen, no solo con contenidos académicos actualizados, sino también con metodologías evaluativas aptas para calificar y cualificar los talentos de cada persona. Muchos países han adoptado nuevos modelos evaluativos para lograr una mejor calidad académica y Colombia no se queda atrás, pero lo hace de una manera más lenta.

Frente a esta situación surge la necesidad y el interés de articular la academia de manera eficiente con los retos que se presentan en materia de educación. Con esto, el modelo evaluativo tradicional pasa a un segundo plano y se reemplaza por uno más innovador, el cual ataca la costumbre de promediar los saberes de una persona a través de una cuantificación ordinal.

Dentro de las alternativas por responder a estos cambios nace la iniciativa de certificar las aptitudes, los saberes y desempeños de cada persona; esto con el propósito de promover el mejoramiento continuo y brindar a la comunidad una educación superior pertinente. El enfoque evaluativo de los programas académicos debe estar enmarcado en lo que estipula la evaluación por resultados de aprendizaje; para así evidenciar si el estudiante cuenta con las competencias específicas o no.

Buscando impulsar la calidad académica en Colombia, el Ministerio de Educación expidió en el 2019 el decreto 1330, una normativa que transforma el modelo educativo tradicional de las Instituciones de Educación Superior (IES) por uno basado en el enfoque por competencias y una cultura de autoevaluación, calidad y sostenibilidad. Con esto se logra iniciar un camino hacia la consolidación de una educación superior pertinente, diversa y transparente.

Este decreto hace repensar las condiciones de calidad en la medición que antes ofertaban estas instituciones, así como la forma en que se desarrollaban los procesos académicos en los diferentes programas. Ahora la preocupación no es solo la de enseñar, sino también de cómo aprende el estudiante y de qué manera se desenvuelve como profesional al culminar sus estudios.

El Decreto 1330 de 2019 busca regular los procesos de registro calificado y calidad académica de las Instituciones de Educación Superior

Calidad enfocada hacia el aprendizaje

Las IES han venido implementando la norma expedida por el Ministerio, pero no se han preocupado por entender a fondo qué es lo que establece y pide este decreto para implementarlo correctamente. Esto se evidencia en el modelo evaluativo que hay actualmente, donde los docentes son los encargados de decidir qué estudiantes aprueban el curso bajo sus criterios y no los planteados por las normativas.

Esta metodología evaluativa, donde el docente es el encargado de calificar a cada estudiante, no es precisa y representa un conflicto de intereses. Para lograr una visión global de quiénes cuentan con las competencias suficientes para aprobar un programa académico es necesario la intervención de un tercero independiente. Para esto surgen instituciones externas calificadas que intervienen en el proceso evaluativo del estudiante y son los encargados de corroborar si el estudiante aprendió lo requerido y, a su vez, si el docente transmitió los conocimientos necesarios durante su proceso de formación.

Frente a este panorama y al evidenciar que esta norma se está aplicando de una manera errónea, ya que no debe ser el docente quien tome la decisión final de aprobar o no al estudiante, se hace indispensable que las instituciones conozcan a fondo cómo deben realizar este proceso y entiendan la importancia que hay detrás de esto, pues se incursiona una transformación total de la educación basada en las competencias de los estudiantes.

Desde hace varios años expertos en el tema vienen investigando y trabajando en esto para convertirse en el aliado de estas IES; esa mano amiga que les permita tener una lectura clara y correcta del decreto 1330, saber por qué es tan necesario implementarlo y entender todo el trasfondo que hay en materia de educación con esta normativa.

Una de estas instituciones es FARISH RINCON Certificaciones, un organismo integrado por un grupo de profesionales especializados en el tema que se han encargado de crear un método eficiente aplicable en las IES, de tal manera que puedan adoptar adecuadamente el sistema de resultados de aprendizaje basados en un sistema de calificación binario de alta calidad.

Con este acompañamiento, los centros educativos pueden cumplir un doble objetivo: estar a la vanguardia en métodos de calidad educativa y, a su vez, responder adecuadamente a los parámetros que indica el decreto 1330.

Este cambio significa un nuevo mundo de oportunidades para los futuros profesionales, con un sistema educativo que les permite validar conocimientos específicos ante las empresas y aplicar a los cargos que están acorde a sus habilidades. Con una educación por resultados de aprendizaje se impulsa la construcción de un aprendizaje acorde a las exigencias y necesidades del sector productivo; una formación que garantiza la trasformación de la sociedad y que trasciende del cumplimiento de notas numéricas.

Sitio web: https://farishcertificaciones.com/
Mail: Info@farishcertificaciones.com
Facebook: https://www.facebook.com/Evalmax
LinkedIn: www.linkedin.com/in/victorrrincon/

VER COMENTARIOS