¿Qué pasa con la salud mental de los niños en Colombia?, responde Directora de Red Papaz

¿Qué pasa con la salud mental de los niños en Colombia?, responde Directora de Red Papaz

Abril 28, 2019 - 05:22 p.m. Por:
José Luis Carrillo Sarria / Editor de Cali
Carolina Piñeros

Carolina Piñeros, directora de Red Papaz.

Cortesía para El País

Carolina Piñeros es la mujer que emprende las batallas de las que todo el mundo habla pero nadie se atreve a dar. Por ejemplo, contra los programas juveniles de la mañana con expresiones subidas de tono o las telenovelas con contenidos inadecuados para niños, que son emitidas en horario familiar.

Ella es la directora de Red Papaz, corporación que aglutina a la más extensa red de padres y madres de familia y colegios de todo el país.
Actualmente hace presencia en 21 departamentos, a través de 470 colegios, representados en 586.000 miembros.

Aquí las historias de esas luchas, sus derrotas y las amenazas que deben afrontar las nuevas generaciones de niños.

La primera batalla que libró usted y Red Papaz fue contra los reyes del rating de la radio juvenil en la mañana. ¿Por qué ellos?

Los niños iban en sus rutas escolares escuchando programas radiales en la mañana que les enseñaban cómo copiarse en los exámenes, cómo robar en un supermercado, cómo coquetearle a un profesor y nosotros pensamos que eso no podía ser... Duramos un buen tiempo con las emisoras explicándoles nuestras inquietudes sobre esta situación e hicieron algunos ajustes pequeños, entonces decidimos ir con el dueño de estos programas y la respuesta que nos dio fue que no intervenían en los contenidos, que en Colombia la libertad de expresión primaba.

Entonces hicimos un disco compacto (CD) con fragmentos de esos contenidos y se los enviamos a los presidentes de 35 empresas que pautaban en esas emisoras, también incluimos una carta invitándolos a tener en cuenta no solo el rating de la emisora sino también los contenidos pensando en esas audiencias juveniles y adolescentes. De esas 35 entidades, 11 decidieron retirar la pauta... después nos llegó una carta de uno de estos medios de comunicación diciéndonos que nos iba a demandar por graves perjuicios y por competencia desleal. Nosotros respondimos la carta con copia a todos los colegios de Red Papaz, al Presidente de la República, los ministros, Asomedios... entonces después nos invitan a conversar y ellos recogen de primera mano nuestras preocupaciones y quejas y hemos visto que a raíz de eso se empezó a regular la situación.

Lea también: 'Así va la lucha contra la 'comida chatarra' en las loncheras de los niños de Cali'.

Hoy, años después, la lucha de ustedes es contra la comida chatarra y con unos comerciales que ustedes produjeron y no han podido emitir por los canales nacionales...

Todos los temas que trabajamos surgen en nuestros colegios y en las mesas de trabajo, y en el tema de alimentación empezamos a encontrar que las cosas no funcionan como debería ser. Por ejemplo, en la Constitución colombiana reza que los derechos de los niños son lo primero, pero a la hora de la verdad eso no es cierto. En el tema de alimentación priman los intereses económicos, llevándose por delante la salud de muchos niños y niñas... hoy en Colombia estamos pasando de desnutrición a mal nutrición con sobrepeso y obesidad... En esa lucha nos encontramos con Educar Consumidores y con entidades que trabajan en esto y nos proponen que Red Papaz lidere el mensaje de bien público para crear conciencia en el país, de no darle a los niños publicidad, ni premios, ni ganchos por el consumo de comida chatarra... los huevitos con sorpresas, las cajitas con juguetes y hasta los mismos cereales...

"Los papás y las mamás no sabemos de la capacidad que tenemos de transformar el mundo y eso lo mueve el amor que tenemos por nuestros hijos",
Carolina Piñeros,
directora de Red Papaz.

¿Y por qué no es correcto eso?

Muchos de estos productos, así se disfracen de alimentos saludables, no lo son. Por ejemplo, para nosotros un tema impresionante son los cereales en caja para desayuno. Hace un par de años la Universidad Javeriana realizó un estudio donde investigó todos los cereales de caja que se podían comprar en Bogotá y el 97 % de ellos tenían alto contenido en azúcar y, según la Organización Mundial de la Salud, OMS, no se puede promover que los productos altos en azúcar sean consumidos por niños de manera habitual y lo que hacen la publicidad, los premios, los juguetes es que estos productos sean habituales en la alimentación de los niños.

Allí es donde promueven el polémico comercial. ¿Qué decía?

“No comas más mentiras, saquemos la publicidad de comida chatarra del mundo de nuestros niños”. Eso fue en octubre del 2017 y cuando quisimos emitir el mensaje por los principales canales de televisión del país nos niegan el código porque ellos sostenían que no hay evidencia científica que compruebe lo que el comercial decía. Entonces quedamos con un comercial grabado que no podíamos emitir por televisión abierta nacional. Después sacamos un segundo mensaje, que pretendía que los productos ultra procesados, altos en azúcar, sodio (sal) y grasas saturadas tuvieran unos sellos con una información clara y veraz, en ese momento -los canales de televisión- nos dieron largas y exigían que nos reuniéramos con sus abogados y allí interpusimos una tutela y una juez (el 5 de mayo) falla a nuestro favor... Yo espero que la próxima vez que tengamos recursos para pauta no nos pongan tanta barreras. Espero que sea muy pronto.

El cambio de horario de la novela ‘Sin senos no hay paraíso’ fue una pelea que también dieron ustedes...

Con ‘Sin senos no hay paraíso’ llevamos una lucha larga y en ese momento interpusimos una queja ante la Comisión Nacional de Televisión porque se emitía en un horario familiar (8:00 de la noche) y esa acción la ganó Red Papaz y le impusieron una multa a este canal por transmitir la novela en un horario que no es adecuado.

Lea también: 'Red Papaz ganó pulso a Caracol y RCN para emitir comercial contra 'comida chatarra''.

Pero no todas estas luchas las han ganado. Por ejemplo, la ley contra la comida chatarra no salió como ustedes esperaban...

Cuando impulsamos el proyecto de ley contra la comida chatarra todo fue muy difícil. Primero fue un proyecto que estuvo agendado catorce veces... este tema no ha sido prioridad para nadie y empezamos a realizar pedagogía para que la gente se diera cuenta de los ingredientes que tienen esos paquetes de frituras que son, muchas veces, impronunciables... pero pasó algo que fue funesto para el proyecto y el último día se transformó en un Frankenstein... salió un monstruo que si se aprueba estamos en el peor de los mundos, porque es perpetuar lo que tenemos hoy...

Para usted, ¿cuál es el mayor problema que afrontan los niños del país?

El tema de alimentación es preocupante, así como el de cuidado de los niños en entornos digitales, pero estamos empezando a ver con mucha preocupación la salud mental de nuestros niños. Es un tema que estamos empezando a trabajar.

Específicamente, ¿qué está pasando con la salud mental de nuestros niños?

Se vienen incrementando las autolesiones, las ideas suicidas, inclusive suicidios consumados en colegios a edades tempranas. Cosas que uno dice que no pueden ser. Pero tenemos que trabajar más en eso. Lo triste es que, como país, ni siquiera trabajamos en nuestra salud alimentaria, entonces, ni qué decir de la salud mental de nuestros niños.

A veces el tema del suicidio en jóvenes y niños se convierte en un tabú porque existe el temor en los padres de que se vuelva esto una caja de resonancia. ¿Hay que hablar de frente del tema con los hijos o qué hay que hacer?

En general sí hay que hablar, pero no de cómo ocurre el hecho (detalles de cómo se quitaron la vida). Es sentarse con los niños y que ellos entiendan que son situaciones complejas... y dejar de ser simplistas. Por ejemplo, decir que el niño se suicidó porque el colegio era muy exigente y resulta que cuando alguien toma la decisión de quitarse la vida hay una serie de situaciones que pueden llevar a estos escenarios.

Entonces, ¿cuál debe ser el camino a tomar?

Hay diversas teorías que dicen que tenemos que enseñar a los niños de esta generación a ser más resilientes, más fuertes ante la adversidad. También hay mucha soledad en los niños de hoy. No somos una sociedad que ponga a los niños en el centro y cada niño se debe sentir amado, respetado, con derecho a la salud y la educación. Si nosotros realmente sintiéramos este interés genuino de poner a los niños primero, estoy segura que cambiamos nuestro país. No es esperar que eso lo haga el Estado por nuestros hijos y eso es un poco el proceso que ha llevado Red Papaz y por eso nosotros decidimos hacer parte de ese cambio.

Sobre los celulares

¿Usted qué piensa del proyecto de ley que busca limitar el uso de celulares en los colegios?

Creemos que eso no es algo que los congresistas puedan restringir. Ese es un tema en donde los colegios deben tener autonomía. Está bien que los niños tengan unos horarios para el uso de los dispositivos y una edades; lo que no está bien es que eso lo prohíba el Congreso de la República a raja tabla. Lo que deben promover es que este tema se incluya en los manuales de convivencia de los colegios... Ese debe ser un acuerdo entre padres, estudiantes, educadores y la comunidad educativa.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad