Cómo hacer dormir a su bebé sin trasnochar en el intento

Escuchar este artículo

Cómo hacer dormir a su bebé sin trasnochar en el intento

Octubre 13, 2019 - 10:42 a. m. Por:
Valentina Márquez Escobar - integrante del semillero de la AUO / El País
Paternidad, imagen de referencia 02

Cada bebé tiene unas características de sueño diferente, por lo tanto, los padres deben conocerlo muy bien para crear un hábito de sueño saludable.

Foto: Especial para El País

¿Tu bebé se despierta varias veces por la noche? ¿Tienes que amamantar, mecer, cantar o sostener al más pequeño hasta que se queda dormido? Estas son algunas de las situaciones familiares más frecuentes a la hora de dormir, que se convierten en una problemática diaria que afecta el descanso de las familias.

Por esta razón llegan a Colombia las asesorías en el sueño infantil, a través de las alumnas de la estadounidense Kim West, más conocida como ‘The Sleep Lady’. Esta trabajadora social con licencia clínica, fue quien profesionalizó el método gradual en el sueño de los bebés, para conseguir que ellos tengan buenas noches, al igual que usted.

La caleña Francia Aragón Saavedra es una de las certificadas como entrenadora de este método, además de ser pionera en las asesorías del sueño infantil en Cali y fundadora de la consultora ‘Dormir para crecer’.

Politóloga de profesión, gracias a sus dos hijas sintió curiosidad por informarse sobre la importancia que tiene el descanso en los más pequeños. Y la vez se percató de que otras mamás si tenían problemas porque sus hijos no dormían adecuadamente y que se había convertido en algo ‘normal’, lo cual no era cierto. Es cuando ella decide educar a otros padres sobre este tema para lograr que ellos y sus bebés adoptaran hábitos de sueño saludables.

‘Dormir bien es una decisión familiar’, afirma Francia, quien dice que todos los miembros deben tener claro los objetivos frente al tema del sueño y asumirlos con sumo interés e importancia.

Lea además: ¿Le gustan mayores?, este es el secreto del 'sex appeal' de los hombres de más de 45 años

Es notorio que la cotidianidad de los padres y familias en general se ha visto marcada por el trabajo y sus extensas jornadas. Llegar a casa y poder descansar es el propósito diario, pero cuando hay un bebé en el hogar, este descanso se ve interrumpido por los malos hábitos en el sueño del más pequeño, lo cual no es culpa de este, porque él no conoce la diferencia entre el día y la noche.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), él bebé necesita dormir y alimentarse continuamente para evitar hipoglucemias (bajas de azúcar en sangre), de manera que la hora o momento no le importan al pequeño.

Por ello, Kim West enseña a sus entrenadoras que cada niño es diferente y tiene unos patrones definidos de sueño, por lo cual los padres se ven en la obligación de educarse respecto a este tema.

Es conveniente no solo por lo práctico que puede llegar a ser que duerman unas horas extra, sino por conseguir que el recién nacido duerma de 15 a 17 horas durante la noche y siestas. Esto es crucial para su crecimiento y formación, pues los niños desde su nacimiento hasta aproximadamente los 4 años deben tener un sueño de calidad y reparador, según la OMS.

Si ya es importante que un adulto descanse, más lo es para un bebé. Durante el sueño el organismo de los niños desarrolla mayor cantidad de ‘Gh’, que es la hormona del crecimiento y madura el sistema nervioso y regula el crecimiento de sus órganos.

Paternidad, imagen de referencia

¿En qué consiste el método Sleep Lady? Lo que buscó Kim West con este enfoque es que se convirtiera en una alternativa más gradual y gentil para las familias que no se sienten cómodas dejando llorar a sus hijos, o para aquellas que han implementado el ‘Duérmete niño’ y no les ha funcionado. Por ello el método consiste en los cambios graduales en horas de sueño, siestas y rutinas a mitad de la noche.

Quizás te puedes estar preguntando si este método puede garantizar ‘cero llanto’ durante el proceso de enseñar a tu hijo a dormir. Para las entrenadoras Patricia Beltrán, Lucía Sabacú y Paola Rausch, asesoras en el sueño infantil en ‘A la camita’, la respuesta es no.

“Nadie puede garantizar eso en realidad. Un niño que aún no es verbal, expresa mucho de su sentir a través del llanto”, coinciden estas asesoras del sueño. “Un ejemplo, si tú has enseñado a tu hijo a dormirse en brazos y ahora quieres modificar dicho comportamiento, entonces lo natural sería que tu hijo proteste o resista el cambio” complemento Patricia Beltrán.

El objetivo que plantea Kim West, es dejar a un lado el estilo clásico de dejarlos llorar hasta el agotamiento y poder minimizar las lágrimas al máximo, debido a que hay opciones efectivas, como éste estilo, que es respetuoso con papás y niños.

El método crea un plan de sueño personalizado que tenga en cuenta todas las piezas importantes del rompecabezas del sueño del bebé: filosofía de crianza, necesidades emocionales, edad, nutrición, desarrollo, salud, temperamento, bienestar de la madre, contexto familiar, incluidos los hermanos mayores, y las dinámicas familiares relacionadas, biología del sueño, rutinas y horarios, etc.

‘Tami Tamashiro’ es entrenadora certificada por Kim West y ofrece asesorías virtuales en yadormimos.com. Ella afirma que “el ingrediente esencial para que funcione este método, es que los padres estén interesados en cambiar algo para ayudarle a su hija o hijo a dormir bien”. Los padres deben responder y permanecer al lado del más pequeño ofreciendo apoyo, físico y verbal, pero brindándole el espacio para que aprenda a dormir solo; su papel principal en este proceso es el acompañamiento dejando a un lado la dependencia de los bebés a ellos.

Entrenadoras como Francia Aragón en Cali, Tami Tamashiro en Chile, Patricia Beltrán, Lucía Sabacú, Paola Rausch en México y la argentina María José Escola en Vancouver, Canadá, quien además fue de las primeras asesoras certificadas en Latinoamérica y es la fundadora de ‘Sleepy Miracles’, se han apropiado y certificado en este novedoso método para poder brindar asesorías en el sueño infantil.

Estas entrenadoras del sueño infantil han transcendido ‘fronteras’ debido a que se puede recibir una asesoría, ya sea presencial o virtual.
Todas ellas llegan a la conclusión de que como padres existen preocupaciones en el descanso del conjunto familiar, ya hay una respuesta, está en tus manos llevarla a cabo.

Consejos que pueden ayudarle

Apego seguro

Si tu bebé tiene una base segura a quien recurrir en todo momento que lo necesite, se atreverá a explorar el mundo y a no buscar constantemente esa conexión por la noche que en el día no tiene. ¡No hagas caso del ‘malacostumbrar a los brazos’! De los 0 a los 6 meses, si tu bebé te lo pide, es porque lo necesita.

Sueño de día

Existe un mito que está mal, el pensar que si no duermen por el día entonces dormirán por la noche. El sueño no funciona así. Es importante que cada bebé y niño duerma lo que necesita por el día según su edad, para conseguir dormir mejor por la noche.

Buena hora de ir a dormir

Por naturaleza humana, descansamos mejor cuando seguimos un horario “más natural”. Además que evitamos que nuestro niña o niño llegue sobre-cansado a la hora de dormir, lo cual puede ser causa de más despertares, de que despierte muy temprano, e inclusive, de que le cueste mucho conciliar el sueño.

Ahora surge la pregunta ¿Qué hora es buena? la respuesta es incómoda, ya que hay bebés que están listos para ir a dormir desde las 7:00 p.m., otros a las 8:00 p.m. la recomendación es que procures no pasarte de las 9:00 p.m.

Pero observa a tu hija o hijo, si hay una hora en la que suelas notar que está más irritable, esa es su hora de dormir.

Lea además: ¿Le gustan mayores?, este es el secreto del 'sex appeal' de los hombres de más de 45 años

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad