'Ordesa' una novela catarsis, dice Manuel Vilas Vidal que estará hoy en 'Oiga Mire Lea'

Escuchar este artículo

'Ordesa' una novela catarsis, dice Manuel Vilas Vidal que estará hoy en 'Oiga Mire Lea' 

Septiembre 01, 2019 - 11:40 p.m. Por:
Isabel Peláez - redactora de El País
Conozca a los invitados del Festival de Literatura Oiga, Mire, Lea

A las 11:00 a.m. de este lunes se realizará un mano a mano entre Ramón Cote y Manuel Vilas en el auditorio Jorge Isaacs de la Biblioteca Departamental.

Archivo de El País

"La poesía le recuerda a los seres humanos cosas importantes, que existe la belleza, la libertad y el amor, cosas que siempre van a tener futuro", dice el escritor y poeta español Manuel Vilas Vidal, el autor de ‘Ordesa’, un fenómeno literario en España, con 14 ediciones en menos de un año y más de cien mil ejemplares vendidos.

En dicha novela, que lleva por título el nombre de ‘Ordesa’ —un bosque ubicado en Huesca, España—, se trata el tema universal de la relación entre padres e hijos, mientras la vida del autor es narrada con ánimo de hallar la verdad y el misterio de la existencia. Hablamos con este invitado a Oiga, Mire, Lea.

¿Cómo surge la idea de escribir una novela sobre la familia y su vulnerabilidad, como es ‘Ordesa’?

Porque cuando muere mi madre en el 2014 yo sufro una crisis de angustia y de dolor muy fuerte. Para mí su muerte fue un mazazo, entonces me di cuenta de que todo lo que yo amaba en esta vida se había marchado, porque mi papá ya había muerto. Tuve una sensación de vacío, de soledad, de angustia, de melancolía. Además yo bebía muchísimo. Y decidí ponerme a escribir sobre mi papá y mi mamá, las personas que más me quisieron en este mundo y que ya no estaban.

¿El hecho de que esta novela sea la mejor valorada por la prensa de su país y la más vendida, qué ha significado para usted, partiendo de que es una obra tan personal?

A mí este libro me ha cambiado la vida, en España son 120.000 libros vendidos, en Italia 30.000, ahora acaba de publicarse en Francia, en Portugal, es un libro que me persigue. Es como si de repente viviera para este libro, es un éxito que no había previsto.

Yo llevo escribiendo toda la vida y con mayor o menos fortuna este libro ha sido un terremoto en mi vida, no solo desde el punto de vista profesional sino humano. Muchos lectores me cuentan cosas muy emotivas sobre sus propias familias. Es un libro que genera la necesidad en el lector de hablar sobre su propia familia, que es un tema que le importa a todo el mundo. Es una novela que le dice al lector: “Date cuenta de que tu familia es importante”. Eso mueve mucho por dentro.

En España y en Italia he ido a muchos clubes de lectura y ves en los lectores que sienten lo mismo que el protagonista de la novela, sobre todo cuando tienes cierta edad y tus papás ya han fallecido, entonces te golpea de una manera especial. Los lectores que vienen a hablar conmigo no me preguntan por mi papá o mi mamá, sino que me hablan de los de ellos.

¿Qué hace que el sea tan popular?

Que el lector pone a sus padres como protagonistas, se siente identificado.

¿Cómo fue enfrentarse a su pasado? ¿Fue una especie de sanación?

Sí, es una sanación y también lo que los griegos llamaban la catarsis, que es nombrar aquello que causa dolor. Cuando uno es capaz de verbalizar, de darle nombre a lo que le duele o aterroriza se produce una sanación inmediata. Los griegos le llamaban la catarsis, y eso era la tragedia griega y ese es el origen de la literatura.

No solo fue una catarsis para usted sino para los mismos lectores...

La catarsis ocurre también en ellos. Muchos me dicen que les ha dolido el libro y al final han salido sanados.

¿Por qué se fue de España a vivir a Estados Unidos?

Por una razón sentimental, mi pareja vive allí. Pero España es mi país, nací en Barbastro, pueblo de la provincia de Huesca, mis padres vivían ahí. Uno es de donde nace, de donde son los suyos. He pasado largas temporadas en Estados Unidos, he vivido allí por cuatro años, pero necesito vivir en España.

¿La escritura es una tabla de salvación o un mecanismo para exorcizar episodios sombríos de su vida?

Sí, la literatura puede ser muchas cosas, pero también una tabla de salvación. Ahora los lectores necesitan libros autobiográficos. Cuando leo estos me siento reconfortado porque pienso que lo que se me cuenta es verdad, le ha pasado a un ser humano, me interesa y me emociona más.

¿Se salvó del alcoholismo, pese a que en España se incita al alcohólico rehabilitado a volver a beber?

Yo hace ya cinco años que dejé de beber. El alcoholismo hay que verlo como lo que es, una enfermedad no un vicio, que es lo que cree la gente que criminaliza a los alcohólicos.

Usted pasó por el proceso de cáncer de su padre, ¿qué piensa del acompañamiento psicológico que se le da a estos pacientes y a sus familias?

Soy partidario de la eutanasia, creo que es el progreso, dentro de 30 años no habrá duda de ello, porque el cuerpo humano se agota y la vida tiene una dignidad, y hay que respetar la dignidad de quienes no quieren verse degradados y convertidos en un amasijo de sangre, hedores y putrefacción.

El cáncer es una enfermedad terrible, mata poco a poco, su tratamiento es torturar a un ser humano sabiendo que va a morir. Uno tiene derecho a decir “basta de hospitales, de medicamentos que acaban con el poco aliento que me queda, déjenme marcharme de una manera digna, no quiero vivir seis meses más en un estado agónico”.

Defiendo el derecho de un paciente con cáncer terminal a que no le hagan sufrir y que pueda elegir una forma digna de irse de este mundo. Eso tan sencillo muchos no lo entienden, sobre todo desde la religión católica, de donde vienen mensajes poco humanos”.

Mañana estará en 'Oiga, Mire, Lea'

3 de septiembre

11:00 a.m. Biblioteca Departamental, Auditorio Jorge Isaacs, Lectura de poemas. Un mano a mano entre Ramón Cote y Manuel Vilas.

6:30 p.m. Biblioteca Departamental, Plazoleta Central, Manuel Vilas (España) en conversación con Santiago Gamboa.

Primera vez en Cali

“Me han hablado maravillas de Cali, me han dicho que es una ciudad preciosa y que el Oiga, Mire, Lea es un festival extraordinario, tengo muchas ganas de ir. Nunca había estado allí, sí había ido a Bogotá, Medellín y Cartagena, pero no a dicha ciudad”.

Otra novela

“He terminado una novela que creo que saldrá pronto. Pero ya no puedo decir nada más”.

Premios

Premio Internacional de Poesía Ciudad de Melilla (2012), Premio de Poesía Generación del 27 (2014), Premio de las Letras Aragonesas (2016). Su libro ‘Calor’ ganó el premio de poesía Fray Luis de León.

Lea además: "El principal requisito que precisa un escritor es la paciencia", dice Pablo Hernán Di Marco

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad