El pais
SUSCRÍBETE

Inicio

Musica

Artículo

Willy García en la gala de Lo Nuestro.El bonaverense también fue nominado al Grammy Latino en 2021. | Foto: Galería de El País

SALSA

Willy García: la gran cosecha que recoge el 'Señor Salsa'

El más reciente álbum de Willy García le ha valido nominaciones a los Grammy y a Lo Nuestro al cantautor de Buenaventura.

27 de febrero de 2022 Por: Por Daniela del Mar Peña, reportera El País

El cantante bonaverense Willy García, exintegrante de las orquestas Suprema Corte y Grupo Niche, y cofundador de Son de Cali, está cosechando su siembra en la salsa. Fue nominado a los premios Lo Nuestro, el pasado 24 de febrero, y al Grammy Latino en 2021.

‘Lo veo y no lo creo’, canción compuesta por el salsero vallecaucano, la cual interpreta a dúo con el consagrado salsero puertorriqueño Gilberto Santa Rosa, fue nominada a Mejor Colaboración del Año en la categoría Tropical en Lo Nuestro. Y tuvo rivales con tanta trayectoria y nivel como: Kany García & Carlos Vives con ‘Búscame’; Daddy Yankee & Marc Anthony con ‘De Vuelta Pa’ La Vuelta’; Ozuna & Anthony Santos, con ‘Señor Juez’, y ‘Víctimas Las Dos’, de Víctor Manuelle & La India.

Y aunque fueron Daddy Yankee & Marc Anthony los ganadores del premio, para este cantautor el “solo hecho de estar nominado fue ya un gran reconocimiento; apenas supe la noticia fue una gran alegría, pues desde Son de Cali he venido trabajando como cantautor y ver que el trabajo de uno hace es referencia en la sociedad, alegra el corazón”, comenta García.

Para el cantante de Buenaventura ya es un honor haber hecho una colaboración con uno de los más maestros reconocidos en el género, ‘El Caballero de la Salsa’, “cantar con el maestro Gilberto Santa Rosa para mí es un sueño hecho realidad, es uno de los grandes de la música. Es un privilegio compartir con una figura tan importante que tiene tanta historia”, explica el cantante de Si Me Faltas Tú.

Lea además: Andrés Cepeda nos contó cómo será su concierto con Fonseca y Santiago Cruz en Cali

El 2022 ha empezado muy positivo para García, quien planea realizar distintas giras por el mundo para presentar su álbum el ‘El día es hoy’, una producción que le ha generado muchas satisfacciones desde el año pasado, cuando fue nominado al Grammy Latino en la categoría Mejor Álbum De Salsa, y como si fuera poco, a finales del mismo año, ‘Lo veo y no lo creo’ fue reconocida por la revista Billboard como una de las 25 canciones más escuchadas por el público latinoamericano.

“El 2022 empezó con mucho trabajo y sorpresas positivas, tenemos giras en Europa y Estados Unidos. Por otra parte, con esta nominación están llegando proyectos, conciertos, muchos planes”, confiesa el intérprete de ‘Gotas de Lluvia’, una de las canciones más emblemáticas del Grupo Niche.

‘El día es hoy’ es un trabajo que evidencia el amor por la música y el buen momento por el que pasa el artista que ha trasegado por emblemáticas orquestas colombianas como la agrupación fundada por el maestro Jairo Varela; una carrera que García ahora solidifica como solista, quien busca seguir creciendo en el plano internacional, “tenemos planeado hacer algunos trabajos con artistas grandes de la salsa, estamos a la expectativa. Yo no solo hago salsa, sino que soy fanático del género y espero este año trabajar con más maestros salseros”, expresa el también compositor.

Para algunas personas, la salsa es un género que está acabando y las producciones cada vez disminuyendo; sin embargo para el bonaverense, este género no morirá nunca, para él, los géneros musicales se han ido expandiendo a través de la historia. “Decir que la salsa está muriendo es una mentira, los conciertos siguen, hay salseros en todas partes. Lo que sí ha pasado es que los espacios se han dividido y tantos géneros y exponentes, hace que la atención se extienda por todas partes, esto genera que los fanáticos se concentren en distintos campos y así van ampliando sus gustos”, reflexiona García.

Lea además: Después de la muerte de 'Chente', el legado mariachi de los Fernández vuelve a Colombia

Aunque para este año no tiene planeado trabajar con exponentes de otros géneros, no descarta la idea de hacer fusiones musicales, una práctica que se ha venido dando desde hace diversos años. “Hoy por hoy la música está para combinarla y trabajar en equipo y yo no soy ajeno a eso. Así tenga una identidad como salsero, acercarme a otros géneros o a otras formas de trabajar no es negativo, incluso por ahí tengo pendientes algunas colaboraciones con intérpretes de música distinta a la salsa”, advierte el salsero, el mismo William García Moreno. El niño que creció en el barrio Alberto Lleras Camargo de Buenaventura, soñaba con cantar en el coliseo de Buenaventura y hoy encabeza las listas de las canciones más sonadas.

Desde los 15 años Willy hizo parte de la orquesta ‘La Combinación’, junto a un grupo de amigos y el apoyo de un músico de su ciudad natal, el maestro Guillermo Cabezas. Dentro de su repertorio presentaban canciones de Frankie Ruiz, Eddie Santiago, Rubén Blades y de salseros de moda en los años 90.

Sin embargo, las necesidades económicas de los integrantes, hicieron que cada músico tomara rumbos distintos. Para el niño soñador del “bello puerto del mar”, se abrieron las puertas de la salsa en la Sucursal del Cielo cuando Andrés Viáfara se enamoró de su voz y lo invitó a la orquesta caleña La Suprema Corte. Él lo llamó Willy.

Cabe destacar que este hijo del Pacífico no solo ha hecho una labor como embajador salsero de Cali y de Colombia, a través de los años se ha ganado el cariño del público vallecaucano y mundial, no solo por su talento, sino por su interés en ayudar a su comunidad. “En Buenaventura, mi tierra, estoy sacando adelante, con mis hijos, la Fundación Yo Tengo Fe, la cual busca darle esperanza a los jóvenes y queremos crecer con ellos por medio de las clases de música para que puedan cumplir sus sueños”.

Lea también: Millonario robo: Felipe Peláez y sus músicos perdieron hasta los pasaportes

El solista cree firmemente que a través de la música es posible aportar a la construcción de paz y por eso, él y su familia dan apoyo a un grupo de más de 30 niños, niñas y jóvenes de la capital del Pacífico colombiano, quienes reciben clases y cuentan con un espacio idóneo y con los instrumentos que requieren para su formación artística.

“No es solamente una forma de compartir el conocimiento del arte y generar música, sino también de apartar a los niños y jóvenes de la violencia que afecta a todo el país. Muchas veces por falta de oportunidades, los más pequeños se dejan llevar por el camino negativo, la idea es que con la Fundación los que tengan el talento puedan desarrollarlo”, dice el cantautor, que construyó la fundación en la casa donde creció.

La institución ofrece clases de música, desde la teoría hasta la práctica para que los asistentes aprendan conceptos musicales desde todas las perspectivas. Así no solo se apoya a los jóvenes sino a su círculo más cercano. “Cuando uno empieza a cumplir los sueños, las oportunidades de ayudar a nuestras familias crecen, por eso no enseñamos únicamente clases de música, también le enseñamos a los muchachos a valorar a los suyos y a tratar de siempre ser mejores personas, sin olvidar nuestra tierra”.