Escuchar este artículo

Martha Isabel Bolaños cuenta detalles de su nuevo papel: Amparo Arrebato

Octubre 13, 2020 - 11:40 p. m. Por:
Isabel Peláez, reportera de El País
Martha Bolaños, actriz caleña

La actriz caleña Martha Isabel Bolaños interpreta a la bailarina Amparo Arrebato, en la serie de televisión que se graba por estos días en Cali.

Foto: Especial para el El País

"Siempre que la ven pasar (esa negra tiene fama), de Colombia a Panamá, Amparo Arrebato le llaman, la negra más popular. Amparo Arrebato le llaman, siempre que la ven pasar. Esa negra tiene fama, de Colombia a Panamá”, dice un estribillo de la canción que crearon Richie Ray & Bobby Cruz, en 1968.

Los del ‘Sonido bestial’ quedaron impresionados con la fuerza y la furia de la bailarina caleña —en ese entonces de 23 años—, capaz de seguirle el paso a discos de acetato de 33 revoluciones por minuto, que en aquella época aceleraban a 45.

En ese gran éxito de la salsa, que el dúo estadounidense creó en homenaje a Amparo Arrebato —y que incluyó en su disco ‘Agúzate’, en 1969— está inspirada la serie de Telepacífico, Container Films y Noelia Films, que se rueda en Jamundí, Valle, y se emitirá el próximo año en el canal de televisión regional.

Quien la interpreta es otra actriz y bailarina, tan arrebatada como ella en la pista, Martha Isabel Bolaños, que en su primer protagónico en cerca de 26 años de carrera se sacude, a punta de pasos y vueltas de baile de salsa, la imagen de La Pupuchurra de ‘Yo Soy Betty La Fea’, para convertirse, en cuerpo y alma, en la verdadera Amparo Arrebato.

Lea además: Dago García, escritor de 'Pedro El Escamoso' habla sobre el regreso de la novela

Ante la palabra “¡Grabando!” de Liliana Bocanegra o el sonido de una salsa, Martha se convierte en Amparo Arrebato, una celebridad en los años 60 y 70 de la Feria de Cali, y bailarina de varios músicos latinos populares. Una mujer de la que, Martha Isabel admite, es calcada.

¿Qué cambios se hizo físicamente para interpretar a Amparo?

Cuando me hablaron de la producción, empecé a buscar sobre su vida, leí, miré documentos sobre ella y dije: “Me voy a cortar el pelo como ella” y empecé a ensayar el hablado que tenía Amparo Ramos (porque la original, a la que le compusieron la canción, desapareció).

Pero me dijeron: “Te queremos como eres, con tu pelo crespo, trigueña, porque tú vas a ser la representación de todas las Amparo Arrebato, la mujer caleña, de barrio, guerrera, que no se rinde, popular, arrolladora”, entonces me quedé con mi pelo negro y mi acento. Siento que tengo mucho de Amparo y ella de mí. De hecho, me había sofisticado más, ya no estaba tan caleña, había neutralizado mi acento, lo he estoy recuperando y cuando entro en el personaje se me sale el arrebatado. Ya he tenido escenas donde me siento y me ven muy Amparo.

¿Qué pueden esperar los televidentes de esta serie, drama o humor?

Es una historia de amor, de lucha, de vida, con la que quiero que muchas mujeres se sientan identificadas. Yo que crecí acá, sé cómo es esa mujer caleña, del barrio, sencilla, guerrera, que ha salido adelante. Contar la historia de muchas que fueron madres solteras muy jóvenes, y cuya historia se ha repetido de generación en generación, que persiguen un sueño y lo alcanzan, y para quienes la vida ha sido dura. Los televidentes van a ver una historia de lucha, pero a la vez de optimismo, de lo que es perseguir un sueño, trabajar por conseguir algo. Van a ver amor, drama, pero también salsa, cholados, el típico barrio de los años 60 y 70 y música y personajes muy cómicos. Los caleños se van a sentir orgullosos y queremos que los extranjeros que vean esta serie se antojen de venir a Cali y al Valle, queremos activar turísticamente al Departamento.

Martha Bolaños, actriz caleña

¿Qué descubrió del personaje que le haya impactado personalmente?

Me ha impactado nuestro parecido. Su lucha tan similar a la mía, la perseverancia por su sueño y no dejarse amilanar por circunstancias de abuso por las que pasó, por su marido maltratador. Hay episodios muy difíciles en su vida, pero es una mujer fuerte, original, auténtica, talentosa, yo quería un personaje así, mirá (se despide de su conductor y le agradece por un cholado). Estoy disfrutándome mi protagónico, mi camerino, estar en Cali, es una delicia.

¿Cómo se ha sentido en la pista de baile? ¿Qué le han dicho de su nivel?

Es la parte a la que menos miedo le tengo, porque me lo gozo y justamente me escogieron por eso, no me tengo que esforzar mucho, afortunadamente nunca he bailado como bailan ahora, a mí me enseñó a bailar mi mamá que tiene el estilo de baile de los años 60, sin hacer tanta pirueta y mi estilo es así. He aprendido pasos de esa época.

¿Qué bailarines le han enseñado?

Canelo, que bailó con Amparo Arrebato, la original, y su esposa Lorena, estuvimos ensayando con ellos en La Casa del Farol, en el barrio San Antonio. Estoy feliz.

¿Siente mucha responsabilidad de representar a un personaje tan importante para los salseros caleños?

Le tenía mucho miedo al personaje, sentía que era muy parecido a mí, pero a pesar de ser semejantes nuestras vivencias, cuando ya dicen: “Acción”, sale mucho más, sale esa arrebatada, esa fuerza que a veces debo contener, porque pienso que puedo ser muy arrolladora, soy muy apasionada y asusto a la gente. Me llegó el personaje que me permite sacarlo, es súper arrebatada. No todo es color de rosa, a ella le pasan cosas, pero contra viento y marea, siempre baila.

¿Cómo le va con la actriz que hace de Amparo adolescente?

Kimberly Yohana (Martínez), la peladita de 18 años, es divina, tenemos la sonrisa parecida. Todos los Arrebataditos —actores juveniles—, son muy talentosos. La serie arranca conmigo, luego desaparezco y ella es Amparo en sus inicios, cuando era atleta; reaparezco en el capítulo seis y voy hasta el 15.

¿Cómo ha sido el reencuentro con sus colegas caleños?

Muy bonito. Me encontré con Lucho Velasco, con quien estudiamos teatro en Niche Casting cuando teníamos 18 años. En Bogotá nos veíamos, pero nunca habíamos trabajado juntos. Él dirige una unidad y tiene un personaje. Y me reencontré con Luis Fernando Salas, que es mi galán en la serie. Están además, Óscar Borda, Omar Murillo y Julio Echeverry.

¿Las jornadas de grabación han sido muy intensas?

Mucho. Antes, cuando era actriz de reparto, tenía una escena, la grababa y me iba a mi casa, siempre andaba de afán, ahora llego tipo 7:00 a.m. y sé que voy a estar 12 horas grabando. Pero no me quejo, lo disfruto.

¿Qué ha sido lo más especial de este protagónico?

Estoy muy agradecida, pero además es tener la sensación de dar un paso adelante que coincide con la superación de miedos, de mi pasado, de tantos errores que he cometido, yo no he hecho escándalos ni he tratado de hacer fama con mi vida personal, pero sé cuál ha sido mi proceso y cómo superé obstáculos.

¿Qué tipo de obstáculos tuvo que superar y sigue superando?

Problemas personales porque soy muy emocional. Ahora pienso que es rico creer en mí, sentirme merecedora, saber que este papel me llegó después de haber estudiado, el último año me dediqué a perfeccionar mi técnica de actuación; llevaba tres años sin actuar. Mucha gente está feliz por mí. Otros se pudren de la envidia, pero suerte, porque estoy con Dios, no me tocan.

Lea además: Dago García, escritor de 'Pedro El Escamoso' habla sobre el regreso de la novela

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS