La dura historia de Michael J. Fox, un 'viajero en el tiempo' que inspira al mundo

Octubre 16, 2022 - 07:05 a. m. 2022-10-16 Por:
Redacción de El País
Michael J Fox

Michael J. Fox fue galardonado en la edición 52 de los premios Primetime Emmy como Mejor Actor Principal en una serie de comedia, por su papel en 'Spin City'.

Foto: Afp

Recordar a Michael J. Fox es sin un duda hablar de un viaje en tiempo, es llevar a varias generaciones a hablar de aquel clásico del cine, ‘Volver al Futuro’, la aventura de Marty McFly y el Dr. Emmett Brown, (Christopher Lloyd), un filme que ha marcado la historia del cine de la década de los 80.

Para algunos críticos, una película no solo es especial por el argumento, el guión y la producción, en ella también es fundamental el talento y el carisma de los protagonistas. “Hay personas que nacen para interpretar un personaje y Michael nació para ser Marty. No podría ser nadie más”, comenta Harold de Vasten, director de películas vallecaucanas como ‘Viacrusis’.

Esto es algo que Michael J. Fox hizo muy bien. Sin embargo, en un principio no era el opcionado para este papel. Eric Stoltz, reconocido por películas como ‘Tiempos violentos’ o programas de televisión como ‘El triángulo’, en 1985 grabó la mayoría de las escenas de McFly, pero por razones que aún no se conocen y de las cuales existen muchos rumores, este fue despedido, y en su reemplazo contrataron a Fox.

Lea además: ¿Bebé a bordo? Las fotos por las que Lina Tejeiro despertó rumores de embarazo

“Tenía la gracia y la humanidad para encarnar el típico adolescente americano, pero también la fuerza y sensibilidad para someterse a situaciones extremas, tal como en ‘Pecados de guerra’. Su actuación es tan apasionante, como lo es su solo de guitarra. Todo desaparece, es él y su instrumento, su alma”, explica de Vasten.

Aunque, esta fue la primera película en la que muchos de sus seguidores lo conocieron, Michael debutó en una serie de televisión canadiense llamada ‘Leo and Me’, a los quince años, interpretando a un niño de diez años, debido a su aspecto juvenil y su baja estatura.

Después, para la audiencia de Estados Unidos se hizo conocido en 1980, con la serie ‘Casa Keaton’ que resultó ser un éxito, no sólo en ese país, sino también en Italia. Es recordado por sus papeles cómicos, no obstante en otros papeles ha demostrado su talento actoral, en los roles de un soldado del ejército y hasta de un médico profesional. Por su participación en la serie ‘Enredos de familia’ que se emitió de 1982 a 1989, ganó tres premios Emmy y un Globo de Oro.

Reencuentro memorable

Como si se tratará de una cuarta entrega, hace pocos días los protagonistas de la película de 1985, ‘Volver al futuro’, Christopher Lloyd, de 83 años, y Michael J. Fox, de 61, tuvieron un emotivo rencuentro en el Comic Con de Nueva York, 37 años después del lanzamiento del filme dirigido por Robert Zemeckis.

Durante el encuentro, los actores aprovecharon para compartir con el público algunas de sus anécdotas en las producciones de uno de los filmes más representativos para la cultura ochentera. Entre ellos, que Lloyd aún tiene una camiseta de ‘Volver al futuro’, parte III’, “pero mi esposa no me la deja usar para salir”, contó entre risas.

El evento también tuvo tiempo para la reflexión, pues Michael J. Fox, quien desde hace 30 años lucha contra el Parkinson, aprovechó para hablar de ello. “No se trata de lo que tengo, se trata de lo que me han dado: la voz para hacer esto y ayudar a la gente”.

Lea también: Video: ¿¡A cuántos euros!? Hijo de Shakira pidió millonaria suma por fotos a fans de su mamá

A pesar de que los médicos diagnosticaron que el actor no podría continuar con su carrera artística, el Parkinson no fue una barrera para que el intérprete, casado con la actriz Tracy Polland y padre de cuatro hijos, siguiera trabajando en importantes producciones, y desde el año 2002 lo haga como actor de voz en películas como ‘Stuart Little’, en la que dio voz al ratón, y en ‘Atlantis: el imperio perdido’.

En 2013, el actor canadiense regresó a la televisión en horario estelar con el show de NBC ‘The Michael J. Fox Show’, donde interpreta a Mike Henry, quien deja su trabajo como presentador de noticias locales para pasar más tiempo con su familia. Fox se interpreta a sí mismo en el programa, y su mensaje es que “sí está bien reírse de la enfermedad”, explicó.

Tanto así, que en una de las escenas del episodio piloto se cuenta la anécdota por la que ha pasado él mismo en medio de su enfermedad. Henry (el protagonista) pierde el control muscular, lo que causa que marque 911 por error. Le explica al operador del 911, “mis medicinas todavía no hacen efecto”. Sin embargo, la policía llega hasta su casa y después de determinar que no hay emergencia, uno de los oficiales reconoce a Henry y dice: “ya que ambos estamos aquí, ¿podrías darnos un autógrafo? Mi tío tiene Alzheimer”. Henry responde, “tengo Parkinson”. El policía: “no importa”.

Uno para todos...

Aunque esta serie no tuvo el éxito que se espera, estuvo nominada a los Premios Globo de Oro como Mejor Serie de Comedia en 2014. Y la actuación de Fox fue una gran fuente de inspiración para algunas estrellas del Hollywood, entre ellas Selma Blair, quien sufre de esclerosis múltiple.

La actriz de ‘Hellboy’ confesó que desde que se enteró de su enfermedad se puso en contacto con Fox para pedirle consejos con la esperanza de hacer frente a esta condición que cambió por completo su vida.

“Yo Dije: ‘No sé a quién contarle, estoy botando cosas, estoy haciendo cosas extrañas. Él se puso en contacto conmigo y realmente me dio esperanzas’”, comentó la actriz para un medio de comunicación estadounidense, quien ahora se encuentra muy recuperada y está participando hasta en concursos de baile.

En 2020, Michael decidió alejarse de los reflectores y los guiones para dedicar su vida a la investigación y apoyo de la lucha contra el Parkinson, con la fundación que lleva su nombre.

Le puede interesar: Brian Moreno habla de su papel de policía en Entre Sombras, la nueva serie de Caracol

Apoya la investigación recaudando fondos con la esperanza de encontrar algún día una cura para todas las personas que padecen la enfermedad. “El Parkinson me salvó la vida. Antes vivía al 100 por hora y bebía, ahora me he acercado a la familia”, comentó en una entrevista para la revista Parade.

La lucha contra su enfermedad no ha sido un camino lleno de esperanza y pensamientos positivos todo el tiempo, en su libro ‘Un Hombre afortunado’, dice que solo después de 7 años de negación aceptó la enfermedad y empezó a dejar de verla como un enemigo.

“Me refugié en el alcohol como una respuesta directa a la necesidad que sentía de escapar de mi situación. Sin disfrutarlo y en secreto, bebía para disociar; tomar era una cuestión de aislamiento y automedicación”, dijo Fox a TV Guide en 2002.

Su historia motiva a quienes están en una situación similar, y llena de admiración a todos sus seguidores. “A veces me molesta cuando no puedo hacer lo que quiero, pero no importa”, comentó con optimismo.

VER COMENTARIOS