Freddie Mercury: los secretos de una voz que sigue cautivando al mundo

Freddie Mercury: los secretos de una voz que sigue cautivando al mundo

Noviembre 11, 2018 - 08:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Agencias 
freddie mercury

Freddie Mercury, vocalista y líder de la banda de rock Queen.

Archivo de El País

La voz de Freddie Mercury, aún después de su muerte, ha sido objeto de múltiples estudios científicos.

Han dicho que obedece a un fenómeno físico llamado subarmonía, similar al canto de garganta tuvano —propia de una etnia siberiana—, en la que no solo las cuerdas vocales vibran, sino también unas estructuras de tejido llamadas pliegues ventriculares, que normalmente no se utilizan para hablar, ni en el canto clásico. Y que mientras la mayoría de los cantantes de rock mantienen un vibrato regular, el suyo era irregular e inusualmente rápido.

Es que nada en el intérprete de ‘Bohemian Rapsody’, ‘We Are The Champions’ o ‘Love of my life’ era regular o corriente. Ni siquiera su origen. Farrokh Bulsara fue el nombre que recibió cuando nació el 5 de septiembre de 1946 en Stone Town, la parte antigua de Ciudad de Zanzíbar, África. Sus padres, Bomi y Jer Bulsara, eran indios de origen persa y creyentes del zoroastrismo —devotos del profeta Zoroastro—, una religión que tiene su origen en la antigua Persia.

El jefe de casa, Bomi, llegó a Zanzíbar para trabajar como cajero del Tribunal Superior del gobierno británico pero al casarse con Jer, en la India, se la llevó a la isla africana, donde nació el futuro vocalista de Queen y, seis años más tarde, la hermana de este, Karishma.

Lea también: Siete canciones de 'Queen' que marcaron un hito en la historia del Rock

Cuando Farrokh cumpió 8 años de dad, sus padres lo enviaron a la India, al cuidado de sus tíos, y fue en la St. Peter’s School, en Panchgani, que mostró sus cualidades como boxeador (los niños le hacían matoneo por el tamaño de sus dientes), pero su madre lo hizo colgar los guantes por considerarla una práctica violenta.

Fue campeón de ping pong, pero pronto sus dedos se enamoraron del piano. Ingresó al coro de la escuela y mostró sus dotes histriónicas en las obras de teatro, antes de formar su primer grupo musical, The Hectics.

Desde esa época sus compañeros comenzaron a decirle Freddie, traducción más o menos fiel de Farrokh al inglés, y él mismo firmaba, a veces, como Frederick. Aunque regresó a Zanzíbar en 1962 con su familia, los Bulsara emigraron al Reino Unido, huyendo de la violencia en África.

No volvió a su tierra natal, tampoco a la India y se radicó en Feltham (Middlesex), cerca de Londres. Aún cuando estudiaba para convertirse en diseñador gráfico en la Ealing Art School, no abandonó su interés por la música. Alquiló un piso en Kensington y se hizo amigo de Tim Staffell, del grupo Smile, en el que tocaban Brian May y Roger Taylor, y del cual se convirtió en fan. En 1969 se graduó en artes gráficas y compartió piso con Roger, con quien vendía ropa y pinturas en Kensington.

Cantó con varias bandas como Ibex y Sour Milk Sea, y en 1970 Smile volvió a cruzarse en su camino. Su amigo Tim Staffell dejó la agrupación y Roger y Brian le pidieron que fuera el vocalista. Rebautizó la banda como Queen, cambió su apellido artístico y se convirtió en Freddie —como le decían en el colegio— Mercury, alusivo a un verso de la canción ‘My fairy king’, que dice: “Mother mercury, look what they’ve done to me”. En 1971 John Deacon se incorporó en el bajo. El logotipo de Queen fue otra creación de Freddie: la imagen presentaba los cuatro signos del zodiaco de los miembros de la banda (dos leones por Roger y John, el cangrejo por el signo cáncer de Brian May y las ninfas que identificaban el signo virgo de Freddie).

En 1970 conoció a Mary Austin, con quien convivió durante siete años y a quien le compuso la canción ‘Love of my life’. En cuanto rompieron, comenzaron los rumores sobre el cambio de orientación sexual del músico, los cuales arreciaron debido a la transformación que mostró hacia 1980, cuando cortó su larga cabellera y se dejó crecer un gran bigote, imitando la estética gay de moda.

“Al principio, el grupo estaba en una situación apretada y no nos podíamos pagar habitaciones de hotel individuales, así que yo compartía la mía con Freddie. No hay mucho que yo no conozca sobre él y con quién se acostaba en aquellos días. No eran hombres, pero fue bastante obvio cuando los visitantes en el camerino dejaron de ser chicas guapas y comenzaron a ser hombres”, confesó en su autobiografía Brian May, guitarrista de The Queen.

En 1987 una noticia cambió la vida de Freddie, quien, impactado por la muerte de dos de sus antiguos amantes a causa de sida, se hizo los primeros análisis y al confirmar sus temores, se encerró en su casa de Londres y la convirtió en clínica. Solo tres personas supieron de su situación: Jim Hutton, su última pareja; su exnovia y amiga Mary Austin y el mánager de Queen, Jim Beach, que luego se lo hizo saber a sus compañeros de grupo y un día antes de su muerte anunció públicamente que era seropositivo. May reveló en un libro autobiográfico, que publicó el año pasado, que Mercury perdió un pie antes de morir por VIH-sida. Mercury murió en su cama el 24 de noviembre de 1991, por una bronconeumonía. A sus 45 años fue enterrado en una ceremonia mazdeísta.

La película

Una voz única y un talento incomparable hicieron de Freddie Mercury, líder de Queen, uno de los mejores cantantes del planeta, cuyo ascenso no estuvo libre de obstáculos. Estas facetas son narradas en el primer filme -no documental- que se hace sobre el artista,
‘Bohemian Rhapsody’.

Amores y demonios

Freddie Mercury sabía que era seropositivo desde 1987, año en que se hizo las pruebas médicas tras el triste desenlace de varios de sus amantes. Se dedicó entonces a la música, a la composición de canciones por lo general tristes, en su casa de Londres, y cuando tenía que aparecer en videos o shows se maquillaba profusamente y modificaba las luces para que su piel o su aspecto general no reflejaran los estragos del sida, que en aquel entonces -a diferencia de ahora- satanizaba socialmente a cualquiera que lo portara.

Su última pareja, el británico Jim Hutton, reveló que al final de su vida estaba prácticamente ciego, aquejado por terribles dolores, sedado, y hacia el final de sus días ni siquiera reconocía a los amigos -entre ellos celebridades como Elthon John- que fueron a su casa para darle la despedida.

En vista de que no tenía hijos, Freddie dejó su fortuna a la lucha contra el sida, causa que treinta años después de su muerte deriva en la esperanzadora noticia de que, para el año 2038, se calcula que nadie morirá a causa de una enfermedad cuyo control avanza a pasos de gigante.

En breve

‘Bohemian Rapsody’ Un puente entre el rock y la ópera
La canción es una gran producción por piezas que termina en una obra épica que combina rock potente, balada pop y opereta.

Infancia. Mercury nació en el seno de una familia zoroastrista (culto monoteísta de origen persa), en Zanzíbar, colonia del Reino Unido en África donde su padre era diplomático. A temprana edad fue enviado por sus padres al colegio St. Peters, en Bombay (India) y en 1964 se trasladan a Inglaterra.

Nace la ‘Reina’ (Queen).
A finales de los 60 integra la banda Wreckage
y luego se une al grupo Smile, conformado por Brian May (guitarrista), Tim Staffell (bajista y vocalista) y Roger Taylor (baterista). Tim abandona este el grupo para pasar a Humpy Bong y los restantes músicos fundan Queen. En 1971 reclutan al bajista John Deacon con el que se cierra la formación de la banda, y Freddie deja de ser Bulsara para cambiarse el apellido legalmente por “Mercury”.

Fanático de los gatos. Fue dueño de Tom, Jerry, Óscar, Tiffany, Goliath, Miko, Romeo, Lily y Delilah. Se preocupaba tanto por ellos que al irse de gira, le pedía a la persona que estuviera con ellos que los colocará junto
a la bocina del teléfono para hablarles. Les hizo, incluso, canciones.

Muerte. Enfermó de sida desde 1987 pero solo se supo que la padecía un día antes de su muerte en su propia casa, junto a su última pareja, Jim Hutton.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad