El País en clave de mujer: las historias detrás de cinco canciones clásicas

El País en clave de mujer: las historias detrás de cinco canciones clásicas

Enero 01, 2019 - 11:00 p.m. Por:
Isidoro Corkidi / melómano caleño 
Rolling Stones

En la foto está la banda británica los Rolling Stones durante el ensayo el 8 de abril de 1964 en una ubicación desconocida.

Archivo El País

El eje de la vida masculina, siempre se centra en una mujer: la mujer de su vida. Y si no es la de ese momento, la vida siempre estará apuntando a su búsqueda, a la de tu vida. Pero claro, ella pudo ya haber sido parte de la tuya, y aún así careciste del discernimiento para precisar que esa era, aunque la misma claridad pudo también faltarle a ella, diciendo que las culpas se comparten.

Está bien, aceptémoslo. Aquí no hay que decir "cuando la tienes", sino "cuando se tienen", y el tenerse equivale a un sentir mutuo, un mutuo arroparse, y por encima de todo no querer dominar. La relación es tratarse, entrelazarse, es más que involucrarse. El querer imponer provoca algún grado de temor. Indica que la brújula hay que retomarla. Respeto es una palabra devaluada, casi semejando al mundo económico. Se pierde valor frente al período anterior.

A ellas, al mundo femenino, quiero dedicarles unas líneas que llevan expresas mis consideraciones de respeto. He tenido oportunidad de ver repetidas programaciones femeninas recientemente que, por su frecuencia, pueden provocar que la meta propuesta no se vea tan definida. Que de ninguna manera se tome esto como un camino a dejar de persistir.

Escuché la frase: "Es que nosotras también podemos". Pero ¡claro que sí! Esa duda nunca la he sentido; lo que sí he sentido es que no debemos trabajar separadamente. No estamos compitiendo. La palabra compartir refleja las carencias y miserias del ser humano, porque el egoísmo oscurece por momentos el cerebro. No le permitamos esa frecuencia, y vayamos tomados de la mano, transportados por la música como nuestro vehículo.

La Feria de Cali, dentro de su organización para diciembre de 2018, celebró el 28 de diciembre un día completo en el que ellas programaron a lo largo y ancho, dentro del evento de Melómanos y Coleccionistas. Por ellas va mi admiración.

Eleanor Rigby

En la grabación de este tema, no existen ni guitarra, ni bajos, ni teclados. Sí, instrumentos relacionados con el rock y el pop. También las voces, en especial la de Paul, John y George y unos instrumentos clásicos de cuerda, violines, violas y violoncelos. Aún con todos esos ingredientes, el tema es parte del pop.

¿Quién era Eleanor Rigby? Los compositores siempre caen en una mentira frecuente, como si el público tragara entero. Afirman que no está dedicada a nadie en especial y que es solo un nombre y bla, bla, bla.

Mirando hacia atrás, Eleanor Bron fue una actriz que participó en la película "¡Help!", y el apellido Rigby lo tomó Paul de una tienda de vinos llamada Rigby & Events LTD. Pero en 2008 se subasta un certificado de nacimiento de una mujer llamada Eleanor Rigby, enterrada en un cementerio de la iglesia de San Pedro en Liverpool. Allí jugaban aún adolescentes Paul y John, y también allí, hay una lápida con el nombre de Eleanor Rigby, una señora que trabajó como criada y falleció a los 44 años. Después, McCartney reconoció que el subconsciente lo llevó a esa lápida, y así surgió el nombre.

Lea también: El País en clave de mujer: Celia Cruz y su Gracia Divina

Angie

Siendo un tema que los adictos a los Rolling Stones consideraríamos infaltable en las giras por muchos países, en algunos de ellos se excluyó por ser una balada. Pero bueno, en España era un tema que lo pedían a gritos, a pesar de que quienes armaban el repertorio tenían consideraciones como esta que recojo de un artículo y lo traigo acá: "Era un melifluo baladón que contrasta dentro del material peligroso que confeccionaba la banda en los setenta".

Se ha dicho que la canción trataba sobre Angie, la primera mujer de David Bowie. No es así, Mick Jagger confirmó que el autor de la mayor parte del tema es Keith Richards y que él apenas colaboró por los lados. Richards dijo que no se trata en especial de alguien, y que lo de Angie es simplemente un nombre que nada tiene que ver con su hija Angela. En los momentos en que floreció la composición, Richards no sabía que su esposa Anita Pallenberg tenía la idea de ponerle Ángela a su hija.

Patricia

Un tema de la siempre inquieta mente de Daniel Santos, su espíritu no menos impulsivo y una inspiración que sabía aprovechar para llevar al terreno de la composición hechos o situaciones experimentadas por sí mismo, y sino cercanas. Como lo hiciera por ejemplo en Guayaquil, Ecuador cuando fue encarcelado por hallarse imposibilitado -su voz no respondió- y el público, iracundo, destrozó el teatro. La descripción cumple todos los detalles que encuadran a un personaje mítico de la canción. No sé si la canción "Cataplúm, pa’ dentro anacobero", la hizo estando adentro o ya fuera de la cárcel. "A mi comisario no le gusta el bolero", decía Daniel en tono socarrón en uno de los apartes de esa canción.

Otra situación delicada-aclaro que no experimentada por él - acaecida a la bailarina estadounidense Patricia Smith quien estando en un yate en altamar sufrió los maltratos físicos de su esposo, y al defenderse, lo mató. Pagó cárcel por ello y de ahí Daniel compuso el tema Patricia, y parte de los réditos de ese tema se los hizo llegar a la cárcel. Al salir Patricia de prisión le compuso otro bolero titulado "Ya tú ves Patricia". La música de Patricia la aportó el bandoneonista argentino Joaquín ‘el negro’ Mora. Mora intervino en ocho grabaciones de la Sonora Matancera, seis acompañando a Daniel y dos a Bienvenido Granda.

Daniel también fue dado a escribir temas comprometedores, tratando por ejemplo la Independencia de su Puerto Rico, y la estancia en la cárcel a través de temas como ‘El preso’ y ‘Amnistía’.

Adelita. Revolución Mexicana

De la autoría del michoacano Guadalupe Barajas Romero, es una dedicatoria a las ‘Adelitas’ o ‘Soldaderas’ que eran mujeres que participaron en la Revolución Mexicana 1910-1917, en los contingentes militares de grupos revolucionarios como soldados, cocineras, enfermeras o ayudantes.

La enfermera de Ciudad Juárez Adela Velarde Pérez inspiró el popular corrido. Era nieta de un amigo cercano a Benito Juárez, indígena de origen, abogado mexicano que llegó a la presidencia de México en 1858. ‘Adela’ atendió al soldado Antonio del Río Armenta, a quien en un principio se le atribuyó la autoría. A Adela le quedó un hijo de él llamado Antonio, igual que su padre. Lo que en un principio fue una canción de amor, se convirtió después en un himno de batalla para las tropas de Pancho Villa.

El papel de la mujer en la Revolución fue subestimado por muchos. Las mujeres de todas las clases sociales intervinieron y de alguna forma se vieron involucradas, particularmente aquellas que habitaban el campo, que no tuvieron otra opción que unirse a la guerra.

Otra versión hace mención del tema atribuyéndolo a Elías Cortázar Ramírez, perteneciente al ejército del gobierno, y dice que la División a la que pertenecía Cortázar fue atacada por Villa, muriendo éste. Se cuenta que Cortázar entonaba por las noches la canción, las tropas la aprendieron y la hicieron suya.

María Bonita

Cuando se cuentan las historias de actores, músicos, famosos en general, se utilizan las palabras "se dice” o “se cuenta”, porque como se dice y se cuenta, nada nos consta. Entonces se dice que Agustín Lara, el más prolífico compositor mexicano, y María Félix, la mujer más bella de México, estuvieron casados entre 1945 y 1948, porque se desconoce si el matrimonio de estas dos celebridades fue verdadero, y sobre todo, legal.

A diferencia de lo que se pueda creer fue ella quien se dispuso para conocer a Lara cuando en una ocasión escuchando "La hora íntima" de la popular emisora XEW, dijo, "yo me voy a casar con este hombre”. Un amigo mexicano me hizo todo un relato sobre la noche en que Agustin Lara hizo cargar un piano en un camión, y luego le dio serenata a la Félix en plena calle y con vecinos a bordo.

El matrimonio se celebra a fines de 1945 en una elegante casona del sector de Polanco, y María después revelo que sobró tanta champaña, que Agustín regó el jardín con ella, con el objetivo de embriagar a las flores.

Según Carlos Monsiváis, escritor mexicano, la canción fue escrita después de una pelea entre los dos.

En 1947, el compositor Chucho Monge demandó a Lara aduciendo un supuesto plagio de su canción ‘El remero’. Lara le respondió, #Chucho, ¿porqué quieres fregarme en una canción que he dedicado a la mujer más bonita de México?”

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
AHORA EN PORTADA
Según las autoridades, siete hombres armados y encapuchados habrían llegado al establecimiento en tres vehículos y una motocicleta y abrieron fuego contra las víctimas, cuyas identidades aún no fueron divulgadas.
Una de las personas habría quedado en el río Bolo y la otra se la habría llevado la corriente. A primera hora de este lunes se activará la búsqueda.
Publicidad