'El General Naranjo': una historia de héroes

Escuchar este artículo

'El General Naranjo': una historia de héroes

Abril 14, 2020 - 01:04 a. m. Por:
Redacción de El País

Christian Meier es el General Naranjo. Lo acompañan Juliana Galvis, Julián Román, Andrés Toro, Laura Ramos, Aldemar Correa, Carlos Vesga, Margarita Reyes, Federico Rivera, Tatiana Ariza, Jason Chad.

Especial para El País

Con un equipo de producción de 200 personas, 100 actores principales, 1000 de reparto y 8000 dobles de riesgo, se grabaron los 60 episodios de El General Naranjo, que se estrena mañana en Caracol Televisión.

La serie está basada en el libro de Julio Sánchez Cristo, El General de las Mil Batallas, en sucesos históricos y personajes reales, y algunos ficcionados. “Exaltamos a los buenos, porque ‘los buenos somos más’, es el lema de esta serie, que a diferencia de otras no le da protagonismo a los malos”, dice Mónica Botero, directora junto a Diego Mejía.

Ella asegura que el actor peruano Christian Meier se ganó el casting a pulso, “con su interpretación que no pretende ser imitación y su gran parecido físico al General”.

Según la productora general, Magdalena La Rotta, “Naranjo quedó conmovido con el resultado. Fue un desafío para la producción ser fiel a sus principios, sin sacrificar la dramaturgia, en una serie que refleja momentos históricos conocidos y todo un reto hacer personajes tan humanos, que se entendiera la dimensión de su sacrificio y su valor”.

Lea además: El éxito de 'Zoom', la aplicación que ha aumentado su valor durante la pandemia

"Esperanza rinde tributo a las viudas": Viña Machado

Viña Machado es Esperanza, esposa de un policía.

Especial para El País

Usted interpreta en la serie El General a Esperanza de Talero. ¿Qué retos le ha representado este papel?

Interpretar a Esperanza significó estar muy acorde a la época para no brincar a lo contemporáneo. Era saber que se hablaba de usted y no de tú, lo que a veces me cuesta mucho trabajo, para así poder representar a esta mujer lo mejor posible. Ella representa a las viudas de la violencia en Colombia porque esto es lo que termina siendo Esperanza en la primera temporada de El General. Es una chica que pasa de no querer a ningún hombre que tuviera uniforme porque su papá es policía a terminar enamorada de un uniformado con el cual se casa, y al final su mayor temor, que era ser viuda, termina sucediendo, la violencia le arrebata lo que más quería: su esposo. Este personaje rinde tributo a esas mujeres.

¿Cómo describiría a Esperanza de Talero?

Su nombre la representa muy bien: es la esperanza. Es una mujer que cree que todo lo puede cambiar con una sonrisa y su amor. Esperanza al final siempre tiene la esperanza de que su esposo no sea el que ella vio en las noticias, que no sea el que dicen que está muerto. Esa noticia la destroza y por eso decide irse del país y no volver a aparecer porque este es un país sin esperanza, al parecer.

¿Tiene algo de Esperanza?

Sí. Como su nombre lo dice siempre hay que tener esperanza, sino no tendría un hijo, qué desasosiego criar sin esperanza. Qué desasosiego levantarte y pensar que un día va a ser igual al otro. Tengo la esperanza de que esto del coronavirus pase, que tengamos un mejor sistema de salud que este. Necesitamos mejores gobernantes y ciudadanos más activos y partícipes de las decisiones que tomemos como país.

Esta es una serie que aborda temas tan delicados como el paramilitarismo, la época en la que Pablo Escobar azotó al país con su violencia, las Farc... ¿Qué le aporta esta serie al país?

Esta historia la conocemos todos los colombianos, y todos tenemos partes de la historia. La diferencia es que esta vez la vamos a ver a través de los ojos de un hombre que ha dado todo por su país. El General Naranjo es uno de esos hombres que uno admira sin importar el bando político en el que uno se encuentre. Es un nombre correcto a carta cabal, qué impresión, y eso en este país sí que es difícil.

Usted ha participado en la Ley Secreta, Enfermeras, La Esclava Blanca, La Vendedora de Rosas... ¿Cuáles han sido esos papeles que más la han marcado artísticamente?

Tengo que decir que cada uno de ellos en su momento me marcaron porque cuando uno está haciendo un personaje lo está viviendo, siempre asumo los personajes así. Es como cuando uno está enamorado y cree que es el amor de su vida. En este instante tengo que decir que Gloria Mayorga de Enfermeras es el personaje de mi vida, que incluso me regala un India Catalina. Es un personaje profundo y precioso, es la interpretación de mi vida. Seguramente el que vendrá también lo será en su momento porque estaré distinta, estaré en otro momento de mi vida. Agradezco mucho los personajes anteriores.

¿Cómo va esta época de cuarentena?

Feliz. Subiendo de peso (risas). Con tranquilidad, llevando un día a la vez porque sino no es posible sobrellevar todo esto. Mi mamá está aquí conmigo en Bogotá estos días, hay que cuidarle la presión, tengo un hijo chiquito también, pero yo a veces siento que son ellos los que me cuidan a mí y yo no hago nada.

"No es otra historia de Pablo Escobar": Diego Cadavid

Diego Cadavid hace del teniente Héctor Aníbal Talero Cruz.

Especial para El País

¿Por qué aceptó interpretar a Talero?

Estaba viviendo en México y cuando me llegó el proyecto tuve la reacción de todo el mundo: “Otra historia de Pablo Escobar”, pero cuando leo la intención de contar la antítesis, de hacerle un homenaje a estos héroes de los que no sabemos nada, de Pablo Escobar nos sabemos hasta las frases, pero de los policías no, porque es secreto y porque ya pasó mucho tiempo, me cautivó. Me cautivó este homenaje a estos policías que a punta de revólver, sin comunicaciones, sin internet y sin tecnología, se fueron a ‘cazar’ a todos estos mafiosos. Quince días después tomé un vuelo hacia Bogotá.

¿Cómo es el teniente Talero?

Es un tipo humano, de un corazón gigante, de buen humor, buena nota, al que la gente quiere invitar a todo lado, así lo describen sus compañeros, su familia y el General Naranjo. Me di mis licencias creativas, pero dicen que nos acercamos mucho al Talero real.

¿Quedó con una nueva percepción del General Naranjo, al grabar la serie?

No había estado muy enterado de su vida, luego me enteré de sus arranques de locura, de la pasión por su profesión, del amor por su país y estar dispuesto a dar su vida por este. Hace un mes me lo encontré en una fiesta y lo vi con otros ojos, con admiración, lo abracé, tuvimos una gran conversación, uno lo ve como un sabio, un héroe.

¿Qué desafíos tuvo al hacer a Talero?

Hacer un personaje real es difícil. Y la mayor parte de la serie se grabó de noche, llegaba a mi casa a las seis de la mañana todos los días, después de disparar toda la noche y grabar escenas de acción, queda uno tan acelerado que no se puede dormir. Con Christian (Meier) hablábamos que llegábamos como si hubiéramos hecho un concierto.

¿Cuál episodio lo conmovió más?

El de la toma del Palacio de Justicia porque lo viví. Yo en 1985 estudiaba en el Colegio Agustiniano del centro, que quedaba a tres cuadras del Palacio y durante la toma veíamos a los soldados que se tiraban de los helicópteros a los techos de mi colegio, escuchábamos los disparos, nos encerraron en el colegio hasta las 7:00 p.m. que los papás nos pudieron recoger. Rodamos la toma desde las 8:00 a.m. hasta tarde, había 300 extras, un montón de cámaras, bala toda la que quieras.

¿Usted es tan llorón como Naranjo?

Talero le dice “llorona Naranjo”, a mí me decían “lágrima pronta”. No, ya no lloro tanto, pero cuando veo la oportunidad lloro sin pudor alguno, porque me parece que llorar limpia el alma.

¿Cree que la serie tendrá buen rating?

Más que buscar el rating, que ojalá lo tenga, es importante contar la historia de los héroes que nadie contó. Sabemos todo de Pablo Escobar, de su vida, sus mujeres, sus casas, pero de los policías que murieron por nosotros no. Es vital transmitir ese mensaje, y en un momento como estos, que estamos frágiles, vulnerables y emotivos.

¿Con Esperanza sí hay esperanza?

Sí, al final hay esperanza. Talero es un tipo que le echa los perros a las viejas sin mucho éxito y eso me pareció una herramienta fantástica para interpretarlo, nada más divertido.

¿Alguna vez se vengó de alguien?

En el colegio había peleas que las guardaba en la nevera y después las cobraba. Pero hoy en día soy un pan, tengo corazón de roscón de arequipe.

¿Le ha faltado amor?

Soy afortunado. Tengo una familia hermosa, paisa, cariñosos, una mujer maravillosa que me cuida y se preocupa por mí. Me ha sobrado amor y hay que dar amor sin pensar a todo el mundo, eso se te devuelve siempre.

En datos

Según la productora Magdalena Larrota, “las tres temporadas de El General Naranjo se grabaron secuencialmente, funcionan como un todo en 60 episodios y también como una serie con tres temporadas, con tres temas distintos y diferentes protagonistas”.

“La Policía Nacional entrenó a productores, personal de apoyo y producción sobre cómo es un operativo y las jerarquías entre ellos. El General Naranjo nos amplió episodios de su vida y le prometimos no ficcionar eventos de su vida personal que lesionaran su nombre o sus relaciones afectivas o faltar a la verdad de hechos reales. Usamos material de archivo de Patrimonio Fílmico y de noticieros y periódicos de la época”, dice.

La muerte del libretista Luis González sin ver terminada la serie, fue un golpe fuerte para la producción y un incentivo para honrarlo.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS