Daniella Álvarez y Johana Rojas, ejemplos de resiliencia y de decidir ser feliz

Escuchar este artículo

Daniella Álvarez y Johana Rojas, ejemplos de resiliencia y de decidir ser feliz

Junio 24, 2020 - 11:45 p. m. Por:
Susana Serrano A. - Reportera de El País

La exreina barranquillera Daniela Álvarez junto a la diseñadora caleña Johana Rojas.

Foto: Tomada de Instagram

Johana Rojas es una de las pocas personas en Colombia y en el mundo, que puede decir con orgullo que ha sobrevivido a tres cánceres. El primero se lo diagnosticaron a los 12 años. Se trató de un osteosarcoma en la pierna izquierda, razón por la que tuvo que tomar la decisión de amputarse la pierna, si quería seguir viviendo. De ahí en adelante los problemas y las pérdidas no dejaron de aparecer, pero fue en ese momento que su resistencia salió a flote.

Lea también: Daniella Álvarez: "puedo celebrar que estoy aquí, que puedo respirar"

“Para mí la resiliencia es el poder de no dejarse caer, tener la mejor actitud ante cualquier adversidad y ser capaz de pararse victorioso ante eso. Siento que esta palabra ya está muy trillada, pero creo que su significado es tan bonito, que no puedo acribillarla como una mala palabra, solo porque la gente la use todo el tiempo”, comenta Rojas quien considera que uno de los factores fundamentales para salir triunfante ante las crisis, es el apoyo de la familia y los seres queridos, “eso hace la diferencia”.

Para la psicóloga Paula Dávila, el estado de salud mental es determinante, al momento de generar una reacción positiva frente a una crisis y no terminar cayendo en la autovictimización. Los otros factores se remontan al tipo de educación que se haya recibido frente a la tolerancia a la frustración y a aspectos más personales, como el carácter.
Según la psicóloga, hasta donde ella sabe “no existe un ‘positivismo genético’, pero lo que sí hay es un patrón de conducta que se hereda. Cuando somos pequeños, nuestro inconsciente absorbe los tipos de conducta que tiene alrededor. Por lo tanto, si tengo una mamá que es guerrera, fuerte y positiva al momento de afrontar las cosas, por lo general eso se transmite, al igual que los principios”.

Esto no significa, necesariamente, que una persona que crezca rodeado de mentalidades negativas, a futuro reaccione de esta forma frente a los sucesos de la vida, ya que la psicóloga también aclara que, como los niños pueden copiar conductas, también pueden repelerlas e ir en contra de lo que observan.

“Yo puedo ser hija de una persona muy negativa, pero si desde mi inconsciente hago un mecanismo de aversión, me convierto en una persona muy bien posicionada para recibir las cosas que no salen tan bien”, explica la psicóloga.

Similar es la percepción de Johana Rojas, quien considera que al final del día “uno es la construcción de lo que ha vivido y lo que ha decidido”, es por ello que la emprendedora e instagramer constantemente y a consciencia se rodea de cosas positivas.

“Siempre estoy viendo cosas en pro de mi felicidad, cosas que me ayuden en mi estado emocional en positivo, porque siento que si uno está viendo constantemente cosas negativas, se vuelve negativo. Creo que hay que llenar el alma y el corazón de cosas buenas, eso te ayuda a pensar así todo el tiempo”, comenta la diseñadora.

Esto no significa que Rojas haya tomado la decisión de ignorar las dificultades en su vida, solo resolvió que debía observarlas con tranquilidad, como ella dice “un día a la vez”, y tratar de descubrir las enseñanzas que ofrece cada obstáculo .

Según explica Dávila, la crisis, las dificultades y los obstáculos, siempre serán una situación de reto y un empujón que buscan sacar lo mejor uno mismo. “Si soy capaz de afrontar cada situación de forma positiva y soy consiente de cuál fue mi aprendizaje, cómo se dio el proceso y cuáles fueron mis mayores habilidades para manejar el problema, sentiré que seré capaz de afrontar el siguiente obstáculo”.

Para Rojas, uno los mejores salvavidas ante la adversidad son los sueños. Como lo planteaba Nietzsche, si el ser humano tiene una razón por la que vivir, puede soportar casi todo. Pero, la emprendedora aclara que las motivaciones son diferentes en cada ser humano, ya que “no todos venimos a hacer lo mismo en esta vida”.

Por ejemplo, aunque Johana y Daniela Álvarez han vivido experiencias fuertes de salud, optaron por elegir. La exreina no quería tener un pie que no fuera funcional y que le impediría volver a hacer cosas que le gustaban como, por ejemplo, bailar champeta, actividad que podría seguir realizando una vez tuviera la prótesis.

Respecto a la ex-reina y su condición, Johana Rojas, quien tuvo la oportunidad de visitarla y hablar con ella luego de la cirugía, comentó que veía a Daniela “muy bien, serena y tranquila. Ella está tomando las cosas como todo el mundo las tiene que tomar: como un día a la vez, y entendiendo que si le pasó esto es porque algo bueno va a salir de esto”.

A su vez, la joven emprendedora publicó una foto en Instagram con la ex señorita Colombia y escribió: “Hoy tuve la oportunidad de conocer a un ser humano extraordinario y no lo digo por lo que está pasando, ni por su fortaleza, sino por su serenidad, por su tranquilidad, por su paz. Una MUJER en mayúsculas [...] Este camino apenas empieza y te lo garantizo que será uno fascinante. Solo amor y luz para ti. @danielaalvareztv”.

Álvarez se ha caracterizado en el proceso por tener una fuerte creencia religiosa. Este aspecto tanto para Johana Rojas, como para la psicóloga Paula Dávila también pesa, psicológicamente, para superar las crisis.

“Cuando un ser humano tiene una creencia y una fortaleza en el campo espiritual, esto permite afrontar las situaciones con el soporte de que hay algo más grande que tú”, comenta Dávila, además de que la religión, sea cual sea, permite dar sentido a la vida, opina Johana, quien considera que más que creer o no creer en algo, “uno siempre tiene que tratar de ser un buen ser humano y tratar de crecer y ser mejor persona todos los días”.

Biología de la felicidad

El escritor Yuval Noah Harari, en su libro ‘De animales a dioses’, dedica su 19 capítulo a la felicidad. El historiador y escritor israelí se pregunta si la humanidad de ahora es más feliz que antaño. Pero no llega a ninguna respuesta definitiva, ya que, según él, no hay suficientes investigaciones al respecto, siendo esto “la mayor laguna en nuestra comprensión de la historia”. No obstante, Harari sí relata diferentes respuestas a la incógnita ¿qué es la felicidad?: la neoliberal, que cree que es algo subjetivo; la budista, que lo ve como la aceptación de la vida y la biológica, que cree que solo se trata de reacciones hormonales.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS