'Amor y amistad' la película que muestra una nueva versión de la novela 'Lady Susan'

'Amor y amistad' la película que muestra una nueva versión de la novela 'Lady Susan'

Septiembre 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Rojas Arbeláez * / Especial para GACETA
'Amor y amistad' la película que muestra una nueva versión de la novela 'Lady Susan'

'Amor y amistad' está basada en la novela 'Lady Susan' de Jane Austen.

'Amor y amistad' está basada en la novela 'Lady Susan' de Jane Austen y recrea la historia de una viuda joven que, por la necesidad de mantenerse en la aristocracia, se propone conseguir un marido para ella y otro para su hija. La producción exquisita en su propuesta artística resulta un tanto austera en historia.

Lady Susan Vernon tiene poco más de treinta años y una reputación que la antecede.  Siendo una mujer bella y perteneciente a la aristocracia inglesa de mil setecientos ha sabido moverse a gusto entre los miembros de su clase, despertando la admiración de los hombres y la prevención de las mujeres.  

Es, ante todo, una mujer astuta, buena conversadora y con un conocimiento cultural un poco superior a las mujeres de su época.  Por eso se mueve con destreza, sin complejos, pasando sus días a la sombra de sus amigos y familiares políticos viviendo cortas temporadas en sus mansiones de campo. 

No existe lugar donde Lady Susan pase y las cosas queden igual. Ella suele crear emociones fuertes en quienes la rodean. Y así es como la conocemos, en medio de las secuencias de arranque de esta película que lleva por nombre ‘Amor y amistad’ y que está basada en la novela de Jane Austen.  

La trama que arranca a las afueras  de un castillo de Langford, lugar del que Lady Susan huye en un carruaje sin mirar las lágrimas y las angustias que deja tras de sí.  En su búsqueda de un nuevo y más tranquilo presente, se encamina a Churchill, donde vive su cuñado, su esposa y dos pequeños hijos.  Allí es recibida con la falsa cordialidad de su clase y sin hacerle demasiadas preguntas la instalan en su casa.  

Allí, con el paso de los días, la mujer trenza una amistad con el hermano de su cuñada y los enredos comienzan.  La cuñada se preocupa, no puede creer que su hermano haya sido víctima de la seducción de esta mujer, a la que califica como el diablo, pero no puede hacer mucho para evitarlo. Pero Lady Susan continúa como si nada, necesita un marido para ella y otro para su hija que, para acabar de complicar la situación, es expulsada del internado en el que estaba.  

Mientras tanto las intrigas se generan, van y vienen en medio de encuentros clandestinos y otros públicos en los que la agraciada viuda, interpretada por Kate Beckinsale (‘El aviador’, ‘Pearl Harbor), se mueve con destreza y expone con descaro sus planes.  Saliendo siempre bien librada incluso de las situaciones más angulosas.

 Así la película dirigida por Whit Stillman avanza sin prisas, tomándose su tiempo para narrarse con diálogos extensos, muy explicados y poca cinematografía.  No olvidemos que se trata de la adaptación (bastante respetuosa, por demás) de una novela y en este sentido se entiende porque se le da tanta importancia a la historia.  En esto la apuesta de Stillman es clara: se invierte mucho tiempo en las conversaciones, dejando de lado el lenguaje audiovisual que otros directores que han contado historias en la misma época han sabido aprovechar mejor. 

En este sentido, la producción generosa en el arte logra deleitar a medias al espectador con hermosos vestuarios y escenarios de la época.  Como elemento interesante Stillman optó por presentar a sus personajes con una breve reseña escrita en la pantalla donde a manera de las películas mudas nos explica las relaciones que existen entre unos y otros.  

El juego queda abierto desde el comienzo:   Esta no será una película demasiado seria, y no es porque se trate de una comedia ligera sino porque los conflictos y los dramas que aquí se exponen no trascienden.  Los engaños resultan algo natural en una clase y una época donde lo que más importa son las apariencias y el bienestar económico y no el romanticismo.

‘Amor y amistad’ se suma a las novelas de Jane Austen que han sido llevadas a la pantalla grande y chica. En sus obras, la novelista inglesa perteneciente a la burguesía habla con conocimiento de causa de los conflictos de su clase. Allí el matrimonio y la conveniencia cercan a sus protagonistas femeninas dejándolas de cara frente a su rol en la sociedad.

Ella sin embargo no se conforma solo con exponerlo, también toma partido llegando incluso a burlarse de la falsedad y a mostrar la hipocresía como un personaje más. 

Entre sus obras vale la pena recordar aquellas que han sido adaptadas al cine.  ‘Sensatez y sentimiento’ (1995) dirigida por Ang Lee (‘El tigre y el dragón’, ‘El secreto de la montaña’ y ‘La vida de Pi’, entre otras) y protagonizada por Emma Thompson y ‘Orgullo y prejuicio’ (2005) dirigida por Joe Wrigth (‘Ana Karenina’, ‘Expiación y deseo’.  Estas un poco más  ambiciosas en su producción y en su elenco y actuaciones.  

‘Amor y amistad’ conserva elementos similares a las anteriores, en cuanto a protagonistas femeninas y conflictos sentimentales, pero esta vez son expuestos con menos dramatismo y hasta podríamos pensar que es la más floja de las adaptaciones de Austen.  Por eso se convierte en una película divertida que no cambiará su vida pero que sin duda podrá hacerlo pasar un momento ameno.  

“Esta no será una película demasiado seria, porque los  conflictos y los dramas que aquí se exponen no trascienden”.

 

Docente Universidad Autónoma de Occidente / @kayarojas 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad