¿Cómo convencieron a Yaneth Waldman para que volviera a la televisión?, esto le dijo a El País

¿Cómo convencieron a Yaneth Waldman para que volviera a la televisión?, esto le dijo a El País

Octubre 07, 2018 - 07:55 a.m. Por:
Anderson Zapata Reyes / reportero de El País 
Yaneth Waldman

Yaneth Waldman

Especial para El País

En Colombia no hay risa más pegajosa y particular que la de Yaneth Waldman, esta famosa presentadora y actriz que este año cumple 36 años de vida profesional y quien recientemente volvió a la televisión nacional para ser una de las conductoras del nuevo programa del canal RCN, ‘El desayuno’.

Yaneth ha realizado numerosos papeles como el de Margarita de Gaviria, en la telenovela ‘El inútil’, y el de Katty Vanegas de Iriarte, en ‘Los Reyes’, además de su participación durante tres años junto a Jota Mario Valencia en ‘Muy buenos días’.

En entrevista con El País, esta bogotana, madre de tres hijos, explicó cómo la convencieron para volver a la televisión, reveló qué hace que su risa se apague y cuenta qué la enamoro de su esposo Claudio Pierri, con quien se casó el año pasado.

¿Cómo fue el regreso al canal RCN y al programa ‘ El desayuno’?

El responsable de mi regreso se llama Iván Lalinde. Yo estaba con el tiempo copado haciendo monólogos y no había contemplado la posibilidad de volver a la televisión porque ya estaba fuera de mis radares. Iván llegó un día a mi casa, me convenció y me dijo que tenía un proyecto maravilloso, me reuní con él y después hablé con los directivos del canal y ellos finalmente me hicieron enamorar del proyecto y terminé aceptando la propuesta.

¿Qué le dijeron para que se enamorara del proyecto?
Me dijeron que la gente necesitaba volver a sonreír y levantarse de una manera alegre.

Me contaron que este programa era un gran contenedor donde íbamos a tener mucha variedad, noticias, farándula, moda, temas para las amas de casa y salud.

Lea también: Así es 'El Desayuno', el programa matutino que reemplazará a Muy Buenos Días en RCN

Fue todo un proceso, no es que yo haya dicho que “sí” desde el primer momento. Tuvieron que pasar una serie de reuniones hasta que me convencieron del todo y quedé feliz.

Curiosamente usted inició presentando ‘Muy buenos días’ y ahora regresó al programa que lo reemplazó. ¿Qué sintió?

Fue una mezcla de sentimientos encontrados porque yo adoré ‘Muy buenos días’. Contrario a lo que piensa mucha gente, nosotros no somos el reemplazo de nadie, ni le hemos reemplazado a Jota Mario (Valencia).
Aquí nadie entró a quitarle la butaca a nadie. Es un proceso que se dio porque me informaron que Jota Mario renunció y que estaban buscando qué hacer con el espacio de la mañana. Al enterarme que ‘Jota’ había renunciado fue una gran sorpresa y respeto su decisión de haberse ido.

¿Ha hablado con Jota Mario Valencia después que él renunciara a ‘Muy buenos días’?

Me lo encontré el día que él iba a entregar su carné y le expresé mi cariño. Yo aprendí mucho de Jota Mario y me dio mucho pesar saber que se terminaba un programa como ‘Muy buenos días’ pero pienso que todo pasa por algo.

En ‘Muy buenos días’ estuve los tres primeros años del programa. A ‘Jota’ le aprendí la puntualidad, a manejar un teleprónter, a conducir una entrevista en directo y, sobre todo, la mística que él tiene a la hora de presentar. A él de debo mucho.

¿Le ha costado madrugar?

Me levanto a las 2:50 de la mañana porque me recogen a las 3:30. Ha sido fácil porque soy madrugadora y no me ha costado mucho trabajo.
Me he adaptado bien al horario y cuando uno trabaja en lo que considera una pasión no hay barreras. Por lo general, todas las noches me acuesto a las 10:00 p.m.

Hemos extrañado su risa en ‘El desayuno’. ¿Se la censuraron?

No, uno no puede estar riéndose todo el tiempo porque la gente se cansa. Hay momentos para todo pero siempre está el momento donde ocurren cosas muy graciosas y me río porque es algo que tengo y que no puedo ocultar. Lo que pasa es que uno no puede estar muerta de la risa a toda hora porque son diferentes temas los que se tratan en el programa.

Siempre la vemos alegre pero ¿qué la hace estar triste?

Muchas cosas pero la deshonestidad me saca de quicio, la hipocresía, la mentira, el ego de los seres humanos me parece terrible. Ver a un anciano en la calle me saca de mi estado natural y expongo lo peor que tengo de mí.

¿Qué amistades le han dejado estos 36 años de trayectoria?

En 36 años son muchas las personas con las que uno comparte y conoce. De cada producción me quedan dos o tres amistades. Una de las que más me hace feliz es Carolina Cruz, una amistad que nació cuando trabajamos juntas en ‘Muy buenos días’, y que ha perdurado.

De hecho, ahora estamos enfrentadas en la televisión en una sana competencia en las mañanas porque ella hace parte del programa de Caracol ‘Día a día’. Ella me comenta lo que le pasa y yo le cuento a ella lo que me ocurre a mí. Esa es la verdadera amistad, poder enfrentarnos en una sana competencia.

¿Cuál considera que ha sido el momento más difícil y el mejor en su carrera?

He tenido de todo un poco. Uno de los momentos más difíciles que he tenido lo viví hace poco haciendo un monólogo porque me dio una migraña muy fuerte y me tocó hacer la función ciega. No podría describirte un momento exacto como el mejor porque me han pasado muchas cosas maravillosas como el cariño de la gente que recibo todos los días. Eso es lo mejor para mí, nada más.

¿Después del programa a qué se dedica? ¿Con quién pasa las tardes?

Sigo haciendo mi monólogo y mis conferencias. Ese fue uno de los requerimientos que pedí para poder ingresar a ‘El desayuno’. En las tardes trato de estar con mi marido Claudio Pierri y en las noches siempre cenamos juntos. La vida sigue normal.

En las mañanas Claudio se levanta conmigo a las 3:00 a.m. y nos tomamos el primer café juntos. Él es quien me prepara todos los días la lonchera y luego se va a trabajar.

¿Cuál es el balance de este año de casados?

Fue todo muy lindo. Nos casamos hace casi un año, fue un noviazgo perfecto y estamos felices. De él me enamoró su tranquilidad y su paz. Yo grito, pataleo y me emociono. Él es más calmado y consciente de la realidad porque yo soy demasiado fantasiosa. Claudio es mi polo a tierra.

¿Cuáles son sus planes perfectos para descansar?

Me gusta mucho colorear mandalas, leo un poco, trato de descansar, también hago ejercicio y llamo a mis hijos. Me gusta estar en la casa, cocinar y no soy de fiestas. Soy más de plan casero, creo que la última fiesta a la que fui fue la de mi matrimonio.

¿Es verdad que usted participó en ‘Sábados felices’?

Sí. Alfonso Lizarazo me llamaba para que hiciera papeles y en una oportunidad me llamó para que formara parte del elenco y le dije que no porque sabía que si yo entraba al programa no salía nunca. Así que le dije que no quería ser parte del elenco al cien por ciento sino que de vez en cuando le ayudaba a ser parte de las novelas y de las parodias.

Es imposible hablar con usted y no preguntarle por su personaje en la telenovela ‘Los Reyes’...

Ese personaje me dejó muchas cosas. Con ese papel me gané un premio India Catalina, un TVyNovelas y recorrimos todo el país. Fue un personaje maravilloso. Recuerdo que dejé ‘Muy buenos días’ para hacer ‘Los Reyes’.

Desprenderme de Katty Vanegas de Iriarte fue muy duro porque duré más de un año haciendo ese papel. Recuerdo que me tocó pintarme el pelo y cortármelo. Fue un personaje que adoré con mi alma.

Amor para todos

Puede que Yaneth haya llegado al mundo de la presentación y de la actuación por casualidad, pero a pesar de eso, era claro que desde niña llevaba el talento en las venas. “Recuerdo que en 1982 me dedicaba a la educación especial y nos visitaron de un programa de televisión para que fuéramos con los alumnos a este. Cuando llegó el momento de grabar, a muchas de las profesoras les dio miedo y yo dije que lo hacía. Les gustó tanto la manera como presentaba que allí me quedé durante ocho años”, explica esta bogotana de ascendencia judía, y agrega que no se arrepiente de los trabajos que no aceptó por estar con Joel, Ariel y Michal, sus tres hijos que nacieron de su primer matrimonio que duró 26 años.

“Joel vive en Los Ángeles hace muchos años y tiene 33 años, Ariel tiene 30, vive en Colombia y es Dj., Michal es psicóloga y vive en México. Me dio muy duro la partida de ellos pero uno tiene que aceptar que esa es la ley de la vida y que ellos tienen que volar”, rememora nostálgica Yaneth, quien hace nueve años pasó por uno de los capítulos más duros de su vida cuando el padre de sus hijos decidió terminar la relación.

“Fuimos novios durante 7 años y estuvimos casados 26”, le contó hace un tiempo Waldman a Eva Rey y a Alejandra Azcárate. “Yo lo amaba. La depresión fue muy horrible, pero lo más positivo de todo fue darme cuenta de que yo era una berraca y que era capaz de todo”.

Esas cualidades las vio en ella el fotógrafo italiano Claudio Pierri, quien vivía en el país desde hace tres años, y hace un año decidió casarse con Yaneth.

Claudio se confabuló con los actores y el equipo de producción del programa en el que Yaneth trabajaba en aquel entonces y en pleno ensayo él se apareció y le hizo la propuesta de una manera muy particular. “Entró al escenario e interrumpió una escena para proponerme con toda la compañía de testigo que me casara con él”, contó la actriz, a quien le gusta mantener su vida privada lejos de los medios de comunicación y solo hablar de su carrera profesional donde tiene grandes amigos.

Jimmy Vásquez es uno de ellos y trabajó con Yaneth en ‘Aquí no hay quien viva’. De ella él asegura que “es una mujer muy talentosa, pero lo que más le valoro es la maravillosa mamá que es. Me decía que cuando fuera papá iba a tener un sentido de nobleza y generosidad. Hoy, que lo soy, no olvido esas palabras”.

Con Jimmy coincide su actual compañero de set Iván Lalinde: “Es una mamá, siempre está pendiente de todos. Es una batería llena de energía, si estás con ella es fijo que tendrás un gran momento. Es una amiga”.

‘Petit comité’

Yaneth admite que sus mejores amigas son: Carolina Cruz, Ángela Cardozo, Andrea Serna y Jessica de la Peña. Su amistad nació hace muchos años cuando se conocieron en los pasillos del Canal RCN y decidieron llamarse el ‘Petit comité’.

“Este nombre se debe a que somos un grupo chiquito. Nos reunimos una vez al mes para almorzar y compartimos. Hablamos de nuestras familias, de nuestras cosas y de nuestros hijos. Todos los días de la vida mantenemos conectadas y jamás se me olvidarán los viajes que hemos hecho a diferentes partes del mundo. Las cinco nos vamos de paseo una vez al año”.

Una de las travesías más sonadas fue en junio de este año, cuando después de mucho tiempo de trabajo, compromisos familiares y demás ocupaciones, el ‘Petit comité’ se fue a pasar bueno a Las Vegas, Nevada. Las presentadoras y modelos registraron su recorrido paso a paso, desde los aeropuertos hasta la llegada a Estados Unidos. En dicha ocasión las amigas visitaron El Gran Cañón, donde además de tomarse fotos hicieron un pícnic y disfrutaron de unas bebidas.

En las cuentas de Instagram de todas se pudo ver la maravilla de paisajes en los que estuvieron, y las hermosas postales que pudieron retratar.
Pero el viaje no solo fue de paseo y pícnic, el ‘Petit comité’ se fue de rumba y la pasaron bueno. Yaneth, que fue una de las más activas en redes sociales, publicó las imágenes de todas sus amigas bailando y cantando en un concierto del Dj Calvin Harris, quien ha hecho colaboraciones con la cantante Rihanna. Las cinco se hospedaron en ‘The Mirage Hotel and Casino’.

No todos los planes han sido fuera del país, pues en octubre del 2016 se les vio a varias integrantes del grupo divirtiéndose como niñas en una cama elástica en las afueras de Bogotá. El vídeo fue publicado por Carolina Cruz, y allí asegura que la amistad de sus colegas es una de las cosas más valiosas que le ha dejado trabajar en los medios de comunicación.

“Con Carolina Cruz desde que nos conocimos en ‘Muy buenos días’ tuvimos una muy buena hermandad y nunca hubo un problema ni un encontrón”, recuerda Yaneth Waldman.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad