Así suena 'La Sopa Fría' de Daniel Correa

Así suena 'La Sopa Fría' de Daniel Correa

Enero 11, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Daniel Correa, músico colombiano

‘La sopa fría’ fue producida y grabada por Daniel en su estudio de grabación Radiola Music Estudio y mezclada y masterizada por Christian Castagno.

Foto: Especial para El País

Nunca antes la sopa fría había sido tan ligera, refrescante, digerible, exquisita al gusto y profunda. Solo la sazón de Daniel Correa, músico nacional, le ha dado a este alimento básico un ritmo tropical, suave, de güiro, clave, campana, vientos, piano y son.

El nuevo álbum de este ‘Calamaro’ colombiano “es un llamado a la reflexión, un autorretrato de lo que somos y no nos gusta, y un motivo para replantearnos ciertas cosas y volver a empezar”.

Correa, quien nació en 1980, desde los 5 años se inició en el piano; a los 11 años pasó a la batería, y se quedó enganchado hasta los 17 años que retomó el piano.

Vivió en Barcelona en 2001, volvió a Colombia en 2003, se fue a vivir en Nueva York en 2004 y retornó a Colombia desde 2009.

Se graduó como baterista de jazz y compositor del Brooklyn Conservatory of Music y como ingeniero de sonido del Institute of Audio Research en Nueva York. Ha estudiado, además, percusión folklórica, gaitas, piano y composición.

Ha publicado siete discos como solista y participado en diversas grabaciones como baterista y percusionista. Ha sido parte de la Cumbiamba eNeYé, Raúl Platz Jazz, Andy Mullen Band, Alex Moulton y Samurindó, entre otros artistas.

En su reciente producción ‘La Sopa Fría’ incluye diez canciones donde confluyen el rock, la salsa, la cumbia, el ska y el bolero.

Lea además: Así suena 'La Plata', la nueva canción de Juanes con Lalo Ebratt

La hora del folclor

Sin pertenecer a una familia de músicos —unos tíos suyos siguieron el camino empírico—, Daniel, a sus 18 años, cuando ya llevaba 7 estudiando batería, conoció a un profesor que investigaba ritmos folclóricos y tomó ese rumbo. “Me pareció interesante estudiarlos, me enamoré de estos sonidos e instrumentos colombianos y los empecé a incluir en mis composiciones”.

El jazz llegó a su vida al tiempo que las gaitas y los tambores. “Desde que me gradué del colegio empecé a estudiar ese género, porque me permitía muchas posibilidades, desde la improvisación hasta la mezcla de ritmos y de tradiciones dentro de la música”, cuenta Correa, quien se fue a Barcelona a estudiar jazz, un poco de flamenco, y perfeccionó sus estudios en Nueva York. “Lo incluí en mi música por los solos, porque permite dar un espacio para que los músicos den su cuota de originalidad y su propia voz”.

Daniel también se vio influido por el rock en español de los años 80, por canciones como ‘No voy en tren’, de Charly García; ‘Mil horas’, de Los Abuelos de la Nada, que cantaba Calamaro, por Miguel Mateus y Los Prisioneros. Después, en los 90, sus influencias fueron más el punk y el ska norteamericano, de la costa oeste de California. “Retomé artistas como Andrés Calamaro, Charly García y Joaquín Sabina, me conecté de nuevo con sus letras y los estudié”.

Empezó a componer hace 20 años, intuitivamente, cuando comenzó a estudiar seriamente el piano, la armonía y la teoría de la música. “Mis primeras composiciones tenían que ver con el jazz colombiano, estaba enfocado en las gaitas e instrumentos. En Brooklyn el profesor me llevó por maneras de componer más abiertas, con un estilo que él llamaba impresionista, que consistía en ir creando a partir de sensaciones, de sonidos y sin ponerse límites a la hora de componer. Ese ejercicio duró un par de años. A partir de allí propuse una serie de temas instrumentales que están en mi primer disco, ‘Samurindó’, que grabé cuando tenía 25 años y que es de canciones de jazz colombiano”.

Estudioso como es de la música, Correa se dio a la tarea de estudiar a artistas como Joaquín Sabina, Bob Dylan y Andrés Calamaro, y cómo estaban construidas sus canciones desde la letra hasta la parte musical.
En su primer disco como cantautor, ‘Amante en bruto’ siguió esa línea, trabajando en canciones más pop, pero teniendo siempre presente el jazz. Ahora, en ‘La sopa fría’ se unen muy bien ambas facetas, la del compositor de jazz instrumental y de canciones populares.

Aunque sus temas suele lanzarlos por Internet o son sonados más por emisoras de música independiente, Correa no se queda quieto. El año pasado publicó un disco digital de covers y participó en un disco de un proyecto de folclor colombiano en Nueva York, ‘Cumbiamba eNeYé’, en el que grabó percusiones y baterías. Además ha trabajado con otro par de artistas, como Andy Mullen Band y Alex Moulton. Además ha colaborado con Raul Raúl Platz.

En su más reciente producción, ‘La sopa fría’ reunió todos los ingredientes que hacen parte de sus influencias. “No quería que fueran diez canciones muy parecidas y un disco que aburriera a la gente. Por eso, incluí todos los ritmos que me han influido y esa fue mi intención al componer. Hubo otras canciones que salieron naturalmente en bolero, como ‘Cariño mío’, y ‘No soy francés’ fue cambiando, antes la hice en género de jazz y decidí pasarla a ska porque vi que funcionaba muy bien; ‘La sopa fría’ es un soul latino, y ‘Deja que se vaya’ es una cumbia con clarinetes y tambor alegre”.

Precisamente el video de esta canción se grabó en la casa de Teusaquillo donde vive el padre del músico y Daniel tiene su estudio. “Hay un jardín interior y allí tengo mi laboratorio de grabaciones donde paso la mayor parte del tiempo. Quería retratar un poco ese ambiente y mi personal, que ha sido de altibajos como la de todo el mundo”.

Por eso, dice, “‘La sopa fría’habla de querer cambiar aspectos de la personalidad, comportamientos, hábitos, que a lo mejor no son tan sanos para uno. Ya me acerco a los 40 años y esta canción habla precisamente de las ganas de querer cambiar, de reinventarse”.

Otra faceta de Correa es que ha producido casi todos sus discos. “‘Pólvora pura’, ‘Reptiliana’ y ‘Chaval’ son los únicos que no produje yo, uno fue con Pedro Rovetto, de Superlitio, y otro con Felipe Álvarez, de Medellín”.

Es un compositor constante, que comparte material inédito en su canal de Youtube Daniel Correa Music, así como en Facebook y Twitter. En Instagram está como Daniel Correa U y la página web que es danielcorreamusic.com Está además en Spotify.

“Todo el tiempo estoy componiendo, tengo ya una primera canción para mi siguiente disco como solista. También sacaré uno de jazz colombiano”. Sígale la pista.

Lea además: Así suena 'La Plata', la nueva canción de Juanes con Lalo Ebratt

+Tómate... la sopa

En ‘La sopa fría’ “hay canciones de cambio, de recuperación, de desamor; en inglés y francés y, también boleros y rock”.

Correa asegura que este es su disco más alegre desde que empezó en Nueva York haciéndose llamar ‘Daniel Correa y Los locos del ritmo’. En su carrera como solista se denomina Daniel Correa.

El artista define este disco como “maduro con letras que tienen contenido y música fresca, divertida y de calidad”.

Correa cuenta que tiene seguidores adeptos. Que a través de emisoras como Radiónica y Javeriana Estéreo se acerca público nuevo.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad