Asalto Navideño, la historia de un álbum icónico para celebrar el fin de año

Escuchar este artículo

Asalto Navideño, la historia de un álbum icónico para celebrar el fin de año

Diciembre 24, 2019 - 12:01 a. m. Por:
Jhon Edinson Patiño, especial para El País
Asalto Navideño

La carátula del segundo asalto navideño esta vez presentaba un asalto en una gasolinera con Yomo vestido de ‘Santa’ y a Willie y Héctor como duendes.

Tomado de Internet

“Ya van a empezar las fiestas,
las fiestas de Navidad
y el jibarito cantando
a todos nos va alegrar.
Vamos a que no recuerdan
el más remoto rincón,
se escucha al jibarito
cantando su inspiración”.


La música Jíbara o música campesina puertorriqueña comprende una variedad de sonoridades y estilos entre los cuales podemos encontrar “el seis” y “el aguinaldo”.

Con respecto al aguinaldo, el trombonista Willie Colón afirma: “Resulta que en las fiestas de Navidad en Puerto Rico existen dos formas de aguinaldo musical, el aguinaldo urbano y el aguinaldo jíbaro, pero en ambos se reúnen varios músicos de diferentes conjuntos jíbaros para conformar un grupo llamado parranda, que en el aguinaldo jíbaro se denomina trulla y en el aguinaldo urbano se llama asalto. Sobra decir que este nombre ha acarreado muchas confusiones”.

Lea además: 'El rey del ritmo', la biografía de Willie Rosario que cuenta cómo se convirtió en una leyenda de la salsa

A inicios de los setentas, en la primera semana del mes de diciembre del año 1970 y en los estudios de Fania Records se llevaría a cabo la grabación de un disco que en su comienzo sería concebido para rendir tributo a Puerto Rico y a su música popular campesina a través de un sonido típico navideño, pero la introducción de los trombones “agrios” que ya habían hecho importante eco gracias a las grabaciones anteriores de Willie Colón ‘La gran Fuga’ (1970) y ‘Cosa Nuestra’ (1969) harían que este proyecto fuera asimilado con éxito no solo por los ‘nuyoricans’ sino también dentro de la comunidad latina residente en Nueva York y posteriormente en toda América Latina.

El primer asalto
Jhon Edison Patiño

Jhon Edison Patiño es ingeniero Industrial de profesión, melómano amante del bolero y del jazz Latino, investigador y radiodifusor de Latin Jazz. Se desempeña como director y conductor del programa Jazz Caribe transmitido a través de los 105.3 F.M. de Univalle Estéreo.

Cortesía

La grabación del primer Asalto Navideño se realiza conforme a la idea de Colón de amalgamar la música neoyorquina callejera con el aguinaldo puertorriqueño.

Esta producción contaría con una nómina estelar incluyendo como invitado especial a Yomo Toro, quien por ser intérprete del cuatro, había estado ligado toda su vida a la música campesina boricua.

Héctor Lavoe quien ya conocía los secretos de la música jíbara desde su natal Ponce, sería el responsable de hacer el puente entre Colon y Yomo Toro para cristalizar la idea en la gestación de uno de los discos más vendidos del catálogo del imperio salsero por aquel entonces, entre otras cosas, grabado en un tiempo récord.

El diseño de la carátula correría por cuenta de Izzi Sanabria, dando continuidad al “malandraje” y al crimen característico en los artes de las producciones de Colon en la que se muestra a Willie y Héctor vestidos de “Santa” y de “Duende” respectivamente, asaltando un apartamento de un barrio neoyorkino.

El Asalto Navideño llega a Cali

Tres números quedarían grabados en la identidad y en la memoria discográfica de los melómanos en Cali: ‘Aires de Navidad’, ‘Esta navidad’ y ‘La murga’ sonados incansablemente en las festividades de fin de año de nuestra de ciudad. Así pues, el ‘Asalto navideño’ se convertiría en el disco de salsa navideña más importante no solo en Puerto Rico y en Nueva York, sino también en los barrios populares de esta Cali Caribe, gracias a los discos que desde Nueva York vía a Cali lograron entrar por el puerto de Buenaventura para enloquecer a aquella juventud caleña de los setentas en la época decembrina.

Los caleños en su rumba muy propia de aquellos años impregnada en alta dosis de pachangas, boleros y guarachas, incluirían estas canciones originarias del folklor de Puerto Rico para adoptarlas como “propias” en aquellas rumbas bravas de las casetas decembrinas en el Cali de los setentas hasta nuestros días.

El segundo asalto

Un segundo Asalto Navideño sería publicado en el año 1973, pero esta vez sin la trascendencia en ventas y popularidad de su antecesor, pues la canción de agarre que impulsaría el proyecto ‘La banda’, no tuvo la fuerza contagiosa de las contenidas en el Vol 1.

Sin embargo, este segundo disco tuvo un alto ingrediente y presencia de folklor navideño puertorriqueño. La carátula esta vez presentaba un asalto en una gasolinera con Yomo vestido de ‘Santa’ y a Willie y Héctor como duendes.

Héctor, Yomo y Daniel, en Feliz Navidad:

“Que le pasa a usted viejito,
que me ha mandado a buscar,
si es que quiere usted cantar,
 yo de todo sé un poquito.
Soy joven y soy tipito,
hasta bailo, canto y toco
como usted está medio loco
me jura que se enamora,
y al cabo de ver la hora
ya a usted le patina el coco
óigame y verá
ya a usted le patina el coco”.


Para la Navidad del año 1979 sale al mercado el LP Héctor, Yomo y Daniel: Feliz Navidad, producto de ese sueño y del anhelo que tenía Héctor Lavoe en grabar un tercer asalto navideño, seis años después de haber grabado el segundo Asalto Navideño, ratificando aún más su amor por la música folklórica navideña de Puerto Rico.

Para ese entonces, Héctor ya no hacía parte de la orquesta de Willie Colon, después de la grabación del LP ‘The Good, the Bad, and the Ugly’ (El bueno, el Malo y el Feo), producido en el año 75, anunciarían su separación aunque Willie seguiría apoyando la carrera en solitario de Héctor a mediados y finales de los setentas.

Willie Colón y Héctor Lavoe

Willie Colón y Héctor Lavoe, partícipes de Los Asaltos Navideños a inicios de los años setentas.

Cortesía

El tercer asalto

Héctor convenció a Jerry Masucci de financiar este tercer trabajo de Navidad, algo que no fue muy difícil de aceptar para Masucci dado el éxito en ventas que le habían generado los asaltos navideños, especialmente el primer volumen.

Para esta sesión, llamarían nuevamente a Yomo Toro, su presencia en este trabajo sería ineludible en la interpretación típica del cuatro puertorriqueño y reforzando el equipo de esta orquesta de estrellas contarían con un invitado muy especial: el inquieto anacobero Daniel Santos, veterano cantante, experimentado y recorrido en las lides de la música del caribe, también estaría Johnny Pacheco en la conga, coros y Dirección Musical.

El arte del LP nos presentaba a un alegre y divertido Héctor Lavoe en pañales y a Yomo Toro vestido nuevamente de Santa.

El trabajo comprende 9 cortes incluyendo el saludo de introducción de Héctor expresando su gozo y agradecimiento por compartir su sueño con Yomo, Johnny Pacheco y Daniel, pero el numero que lograría calar en el gusto de los melómanos “underground” en Cali sobre la década de los ochentas es ‘Joven contra viejo’ un “diálogo controversial” en ritmo de “seis” entre Héctor y Daniel, grabada originalmente por el cantante jibaro Chuíto el de Bayamón.

Joven contra viejo

El seis es una sonoridad que hace parte de la música jíbara puertorriqueña cuyo objetivo principal es: aparte de convidar al baile, acompañar las décimas entonadas por el trovador, algo muy popular en las fiestas navideñas de Borinquen.

En ‘Joven contra viejo’ Héctor y Daniel hacen una “tiraera” jocosa y divertida mientras Yomo hace lo propio en el cuatro.

El disco no logró superar el éxito de sus antecesores, los Asaltos Navideños, sin embargo, es un LP que siempre es desempolvado en las tabernas y salsotecas de Cali cuando llegan los alegres días.

Los Asaltos Navideños de Willie, Héctor y Yomo a inicios de los setentas y el Feliz Navidad de Héctor, Yomo y Daniel a finales de los setentas, son tres discos navideños experimentales típicos para desempolvar en estas fechas de celebraciones de Navidad y fin de año.

Canciones

Esta Navidad
“Hay jíbaros que al llegar de los Estados Unidos, ellos miran a sus amigos con aire de superioridad.
Todos se quieren guillar de grande sabiduría.
Y hay jíbarito, amiga mía, que a cualquiera pueden embarcar.
Hay jíbaros que saben más. Y aquí queda demostrado soy un jíbaro guillado pero de jíbaro de verdad.
Coro: Esta Navidad, vamos a gozar, esta Navidad, vamos a gozar...

La Murga
Vamos a bailar La Murga, La Murga de Panamá.
Los muchachos se alborotan cuando la ven caminar.
¡Eh! Vamos a bailar La Murga, La Murga de Panamá. Esto es una cosa fácil y muy buena pa' bailar. Vamos a bailar La Murga. Oye mamita, qué buena estás, murga pa' aquí, murga pa' allá.
Esta es La Murga de Panamá Oye muchacha, vamo'a bailar, esta es La Murga de Panamá. Esta es la murga de Panamá. Esta es La Murga de Panamá.
Oye, yo quiero bailar. Esta es La Murga de Panamá. ¡Ey! Panamá y Panamá y Pana, Pana, Pana, Panamá.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad