Con estas estrategias buscan frenar retos peligrosos en Cali que hacen virales en redes

Escuchar este artículo

Con estas estrategias buscan frenar retos peligrosos en Cali que hacen virales en redes

Febrero 23, 2020 - 07:55 a. m. Por:
Meryt Montiel Lugo - editora del Equipo de Domingo
Retos peligrosos que se hacen virales en redes sociales

En Colombia se ha evidenciado que quienes más imitan el reto del ‘Rompecráneos’ son los jóvenes de Bogotá y Medellín, asegura la especialista en seguridad informática Nazly Borrero Vásquez.

Foto: Especial para El País

El ‘Rompecráneos’, un reto que se ha viralizado en redes sociales, tiene en alerta a autoridades e instituciones educativas, al igual que a padres de familias y expertos en seguridad informática, ya que por la realización de estas pruebas, son varios los adolescentes que han resultado seriamente lesionados.

En una versión del nuevo desafío, se observa a tres jovencitos que, al parecer, tienen la intención de saltar al tiempo, pero los chicos de los extremos le hacen zancadilla al que se ubica en el centro y este cae de espaldas, golpeándose fuertemente la cabeza.

En otra versión, una adolescente, utilizando su saco de uniforme, de forma entrecruzada, va por diferentes sitios del colegio jalando desde atrás las piernas de compañeros que se encuentran distraídos, estos pierden el equilibrio y caen.

De acuerdo con Nazly Borrero Vásquez, especialista en seguridad informática y directora de la Fundación Saving Cyberchildren Colombia, entidad que se da a la tarea de investigar las fuentes de estos retos, los tres saltarines son estudiantes venezolanos y uno de ellos, les confirmó su familia, “tuvo fisura en el cráneo y lo tuvieron en Cuidados Intensivos, por observación, pues este tipo de golpes son muy delicados”. Y las del video del saco son estudiantes mexicanas. Una de las víctimas de este peligroso juego “sufrió esguince cervical”.

El ‘Rompecráneos’ se ha evidenciado más en Argentina, México, Colombia y Venezuela. “Son los países donde más se han replicado este tipo de retos: los muchachos se graban haciéndolos y los suben a la red social asiática Tik Tok”, explica la ingeniera informática Borrero Vásquez, quien agrega que en nuestro país se ha constatado más este fenómeno en Bogotá y en Medellín.“En Cali no ha tomado tanta fuerza”, manifiesta.

Efectivamente, la Secretaría de Educación Municipal y rectores de varios colegios públicos y privados de la ciudad expresaron a El País que no les ha llegado ningún reporte sobre la realización de estos nuevos y riesgosos retos en sus ámbitos laborales, sin embargo, advierten, se vienen tomando medidas para que estos no se presenten.

El secretario (e) de la Secretaría de Educación de Cali, William Rodríguez, indicó que le están comunicando a todas las instituciones que hay que estar alertas porque estos son retos que están poniendo en peligro la integridad física de nuestros niños, niñas y jóvenes.

Lea además: World Vision, la ONG que apoya educación de niños en Cali con kits escolares y talleres

Por otra, parte, dice, están dirigiendo circulares a los centros educativos en las que les expresan que, “a través de sus comités de convivencia estén muy alertas a este tipo de situaciones a fin de que con la Red de Salud podamos atender algún tipo de urgencia”.

Comentó, además, que están tramitando adiciones presupuestales para que funcionen pronto en los colegios oficiales los Centros de Orientación Psicosocial, Cops, en donde psicólogos y trabajadores sociales, básicamente, trabajan directamente con los estudiantes temas como los de convivencia, estabilidad socioemocional, atención temprana al consumo de psicoactivos, detección temprana de la depresión y por supuesto, situaciones como estos retos virales.

“Esperamos que máximo en el mes de abril estemos iniciando procesos contractuales de un equipo de alrededor de cien profesionales”, comentó el secretario de Educación (e) William Rodríguez.

Desde los colegios

Centros educativos de Cali, privados y públicos, vienen desarrollando programas y estrategias con los que buscan prevenir que sus estudiantes lleven a cabo este tipo de retos negativos. Además de formar y conectar a los padres con las realidades y peligros de la web.

En sus diferentes espacios de formación pretenden que los estudiantes, entre otros aspectos, construyan y / o fomenten su autoestima, su autocuidado, su pensamiento crítico, para que sepan decir “no” cuando se vean enfrentados a pruebas riesgosas como las que se vienen viralizando.

En el New Cambridge School Cali, por ejemplo, apenas se enteraron del nuevo reto, se le informó, a través de un comunicado, a toda la comunidad educativa acerca de este y sobre sus peligros. Ese mismo día hubo también intervención presencial de psicólogas en cada aula.

Inmediatamente salga un reto no hay que esconderlo, sino divulgarlo y explicárselos según la edad de los estudiantes; es muy importante tenerlos conscientes del peligro que corren, de las consecuencias que pueden traer para su salud física y mental y en términos de la convivencia escolar, argumenta el rector del New Cambridge School Cali, Juan Felipe Mejía.

“Nosotros contamos con un plan de acción muy estructurado”, agrega Mejía, incluso, tenemos una ruta crítica para cierto tipo de situaciones, cuando puede haber riesgo, establecemos contacto con las autoridades.
Son varios frentes de acción, continúa el directivo, por eso, este tipo de temáticas también las abordamos en la Escuela de Padres, porque asegura, “esto es corresponsabilidad del colegio y la casa”. Finalmente, comenta, está el Manual de Convivencia, en el que se explica cómo un estudiante se debe comportar físicamente en el campus y cómo por fuera de él, incluyendo el ámbito digital.

Por eso el rector Mejía es partidario de que los estudiantes no solo tengan formación en tecnología sino en el concepto de ciudadanía digital: cómo me comporto en esos espacios de redes sociales. “Es decir, no soy solo un ciudadano en la calle. En ese sentido, hay unos parámetros y normas de conductas que debo seguir. Estar conscientes de que lo que yo haga va a quedar registrado en la red para siempre. Así que debo ser cuidadoso en la forma como actúo en ese espacio”.

A través de ‘Horizonte de formación’, una serie de estrategias de acompañamiento en el proceso de desarrollo y crecimiento de los estudiantes, en el Colegio La Arboleda se trabajan diferente temáticas con el alumnado, de kínder hasta undécimo.

Una de ellas, comenta el rector de la institución, Germán Nieto, es su forma de relacionarse con los demás. Se les hace reflexionar cómo en ciertas edades no da satisfacción complacer tanto a otros, como en la adolescencia, etapa en la que el grupo de amigos ejerce presión social. “Se les enseña a ejercer su propio criterio para que no tengan que hacer lo que dice el grupo. Que puedan decirles a sus compañeros: “qué pena, eso no lo voy a hacer porque me pone en riesgo”.

Entre tanto, gracias al proyecto ‘Habitancia’, los estudiantes del Colegio Nuevo Latir - en su sede principal, hace siete años, y en la del barrio Isaías Duarte Cancino, hace dos- han aprendido, entre otros grandes aspectos, que ellos pueden tomar decisiones desde una actitud más responsable consigo mismos. De ahí, que comente su rector Hugo Lozano, no hayan tenido reporte de casos de retos peligrosos.

De las cuatro líneas de trabajo de esta iniciativa, la llamada ‘Alteridad’ es en la que abarcan temas relacionados con los retos riesgosos.

Se les enseña, entre otros aspectos, a través de talleres y en la parte curricular, a manejar sus emociones, el respeto por la diferencia y acerca del tema de la construcción de la autonomía: cómo mis posturas no tienen que necesariamente derivar de la presión que los otros hagan sobre mí sino que tengo la capacidad de cuestionarme y de tomar mis decisiones de manera consciente e informada, pues eso tiene mucho que ver con los retos, explica Lozano.

Lea además: World Vision, la ONG que apoya educación de niños en Cali con kits escolares y talleres

Los chicos que no han construido una figura autónoma con respecto así mismos y por su espíritu gregario en las edades de la juventud, intentan ser parte de un colectivo o grupo y evitar el rechazo, la burla y todo lo que se desprende de ahí, por eso se someten a retos intentando demostrar que ellos son dignos de estar en ese grupo o en esa situación. Esa es una de las causas de este fenómeno”, precisa el rector del Colegio Nuevo Latir.

Con este proyecto han conseguido, añade el directivo, “que los chicos hayan aprendido a resolver los conflictos de una manera diferente, no a través de la agresión; que pueden tomar decisiones más complejas desde una actitud más responsable consigo mismos y han desarrollado un sentido de la autonomía, que creo yo, es producto de ese trabajo que se ha venido realizando desde el aula por parte de los maestros con una orientación institucional”.

*La maestra solicitó que se omitiera su nombre.

Consejos

Acompañe a su hijo en el buen uso de las tecnologías, vigile los contenidos que va observando e infórmele sobre los peligros que corren en la web. Si aparece una nueva red social infórmese de dónde salió, cómo funciona, qué retos tiene...

Es tan grave que usted no sea consciente de lo que su hijo está viendo en redes como mandarlo al centro de Cali a las 3:00 a.m., señala la psicóloga Salomé Domínguez.

Póngale límites en el consumo de internet. Un chico que consume ocho horas al día internet está más expuesto al que tiene control por horas o espacios de exposición.

Eduque con el ejemplo, sea coherente con lo que le exige. Si como adultos no regulamos la forma como nos relacionamos con el material que aparece en las redes sociales no podemos hacerlo con ellos.

Tenga conversaciones francas con los chicos sobre los retos, así como hablamos con ellos del consumo de alcohol o de sustancias psicoactivas.

Capacítelo en delitos informáticos. Que sepan cuáles son las acciones que pueden cometer o que les cometen que resultan siendo delitos.

Los colegios deben considerar como una inversión y no un gasto
la contratación de expertos o fundaciones que les generen campañas de prevención constantes, por uno o dos años, contra flagelos como este.

Recuerde que el mayor riesgo de estos retos es su viralización irresponsable. Antes de enviar un video de estos cuestiónese si vale la pena reenviarlo. Pregúntele a un experto o al colegio, haga una consulta directa si es verdad o no lo que se dice sobre estos retos. Los centros educativos generalmente cuentan con profesionales especializados en estos fenómenos.

En los colegios, que el cuerpo docente esté más pendientes de qué están realizando los estudiantes en las horas de descanso.

Enséñele al niño que el hecho de que un video de reto sea viral no quiere decir que él tenga que hacer lo que en este hacen otros chicos.

¿Por qué se arriesgan?

Salomé Domínguez Martínez, coordinadora del Learning Support Center y psicóloga del Bachillerato del New Cambridge School Cali, explica cuatro razones por las que los menores realizan esta clase de retos:

1. El lóbulo frontal del cerebro de los niños y de los adolescentes no está funcionando completamente “y esa parte es la que nos permite tomar decisiones racionales, conscientes. Por eso este tipo de videos ‘pegan’ en esta etapa, porque ellos no logran prever mucho las consecuencias de sus actos”.

2. Durante la adolescencia los chicos quieren distanciarse de las costumbres familiares, quieren adquirir su independencia, pero esta no es del todo independiente, ya que empiezan a tener conductas solo para encajar con sus pares y para ello deben tener ciertas acciones, actividades, ritos, que les permitan encajar en la misma lógica que ellos funcionan. Entonces hacen esos comportamientos de imitación.

3. Desean imitar a sus ídolos como a algunos instagramers, influencers
y youtubers.

4. Son nativos cibernéticos y su concepto o idea de qué es la vida pública
y qué es la vida privada está desdibujado. Lo que para otras generaciones como las de los 70, 80, 90 era vida privada, ellos no lo conciben así.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS