75 años de Univalle, una de tres mejores universidades del país

Escuchar este artículo

75 años de Univalle, una de tres mejores universidades del país

Junio 14, 2020 - 08:00 a. m. Por:
Leidy Tatiana Oliveros - Reportera de El País

La Universidad del Valle le apuesta para el 2021 y 2022 construir un edificio de aulas en ciudad universitaria. También, la segunda etapa del bloque de aulas de la sede Palmira y en Buenaventura un centro deportivo.

Archivo/ El País

Cali hace 75 años era una ciudad pequeña. Tan pequeña que casi nadie de los cerca de 200.000 habitantes veía posible la construcción de una universidad para la formación de los jóvenes.

Por el clima trópico del municipio y por pensar que era una tierra solo para comerciantes, los caleños no creían pertinente una institución de educación superior.

Fue un hombre visionario, oriundo de La Unión, Valle, quien decidió apostar por la construcción de la primera institución de educación superior para el departamento. Don Tulio Ramírez, con formación de académico y concejal en Cali, quiso luchar contra todo pronóstico hasta lograr conseguir la aprobación para hacer realidad la universidad. ¡Lo consiguió el 11 de junio de 1945!

Ya han pasado 75 años desde que la Asamblea Departamental aprobó la creación de la Universidad del Valle, reconocida hoy como una de las mejores de Colombia y de las más representativas de la región.

Para entonces en la institución, nombrada Universidad Industrial del Valle, en una casa ubicada en la Calle 13 con Carrera 9, conocida como la ‘calle del pecado’, iniciaron las primeras clases. Luego debió trasladarse donde se ubica actualmente el Colegio Santa Librada, antiguo claustro San Agustín y tiempo después se conformó el campus de San Fernando, (detrás del Hospital Universitario del Valle).

Poco a poco fue expandiéndose tanto que, inclusive, se alquilaron algunas casas alrededor porque el campus en San Fernando no alcanzaba a cubrir todos los programas. Así lo recuerda Silvio Delvasto Arjona, decano de la Facultad de Ingeniería y miembro del Consejo Superior, quien ingresó a la universidad en 1965 como estudiante y después de egresado se vinculó como docente. Lleva 47 años contribuyendo con la formación de los estudiantes.

Univalle en sus primeros años empezó formando ingenieros, químicos, enfermeras y técnicos de comercio. Luego amplió su oferta académica y creó la Facultad de Medicina y la de Ingeniería y Ciencias.
En 1954 pasó de ser la Universidad Industrial del Valle a tomar el nombre de Universidad del Valle.

Años después, en 1971, se construyó en 100 hectáreas, la ciudadela universitaria sede Meléndez, ubicada al sur de la ciudad. Ahí siguió la formación de jóvenes con una oferta amplia de programas académicos de pregrado. No solo eran caleños los que ingresaban, sino también jóvenes de otras ciudades del departamento que con ansias deseaban ser parte de esta institución.

Y es que justamente, “la Universidad del Valle se creó para atender las necesidades de formación de aquellos sectores sociales que no podían enviar sus hijos a estudiar a Bogotá u otras ciudades, se vuelve un proyecto de construcción de vida, bienestar para las familias vallecaucanas y de Colombia”, afirma Alonso Valencia, historiador, y profesor titular de Univalle, quien dice sentirse afortunado de haberse formado académicamente en esta institución y además, orgulloso de pertenecer hace más de 40 años a una de las universidades más importantes de Colombia.

Es el mismo sentimiento que manifiesta el rector actual, Edgar Varela Barrios, quien ingresó a la universidad como estudiante en los años 70 y recuerda que fue una experiencia maravillosa.

“Poder llegar a compartir el segundo campus más grande de todo el
suroccidente colombiano, con instalaciones magníficas, con una biblioteca muy bien dotada, para un joven es muy positivo”, expresa el rector Varela, al tiempo que confiesa que las zonas verdes, lagos y ambiente campestre de la sede Meléndez lo sorprendieron.

Sin embargo, la calidad académica fue lo que definitivamente lo cautivó. Entró a estudiar filosofía. Recuerda que la mayoría de los profesores que le daban clases eran de Europa, Estados Unidos, Canadá, también colombianos con formación doctoral de muy alto nivel.

“Univalle siempre ha tenido la excelencia académica, incluso, fue la primera universidad colombiana en tener un programa de formación doctoral para sus profesores cuando no se tenían doctorados en el país, y la mayoría de sus docentes recibieron becas para estudiar en Estados Unidos con el apoyo de fundaciones norteamericanas”, acota Varela, quien tiene un doctorado en Administración.

La formación académica, sin duda, ha sido lo más importante de la Universidad. Año tras año, ha ido forjando su calidad, diversificando su oferta hasta tener actualmente 9 grandes facultades. Y los esfuerzos en materia de generación de nuevo conocimiento la han consolidado como una institución con vocación de investigación.

Así, a lo largo de su exitosa trayectoria, este centro educativo ha egresado a más de 110.000 profesionales y ha hecho incontables aportes a la región y al país en todos los campos, tanto en lo social, como en lo tecnológico, científico, político y cultural.

Entre los aportes y contribución al desarrollo de la región, el rector Edgar Varela, destaca a los egresados, quienes desde su campo de experticia han influido en la región. “Muchos de los alcaldes, concejales, empresarios, son egresados de la institución. Siempre hemos tenido una capacidad grande de formar nuevos liderazgos en los sectores empresarial, social y en lo público”.

Además, “el apoyo de la ingeniería a la empresa y al sector industrial y agroindustrial del Valle del Cauca, muchos de los gerentes son egresados; igualmente, las facultades de ingenierías tienen una relación estrecha y cooperativa con el sector empresarial”, añade Varela.

En el campo de la salud también han sido incontables los aportes, entre los más destacados está la creación del Hospital Universitario del Valle, el cual fue una solicitud de la propia Facultad de Salud de Univalle.

Y aunque los desafíos en todos estos años han sido bastantes, los retos han aumentado durante este tiempo de emergencia sanitaria, pues debieron reinventarse también para continuar brindando la formación a sus estudiantes y especialmente, garantizarla a quienes tenían problemas de conectividad. Y sus aportes valiosos siguen durante la pandemia: no solo han contribuido con investigaciones, con el laboratorio de microbiología que analiza muestras de Covid sino con su capital humano. Epidemiólogos que asesoran a la Alcaldía de Cali y están detrás de las estrategias de promoción y prevención de esta pandemia son docentes de Univalle.

Cabe recordar que más del 45 % del profesorado de Univalle cuenta conformación doctoral. De hecho, el rector Varela considera que “la capacidad de tener profesores de primer nivel es lo que explica el liderazgo de Univalle en investigación pertinente, que es investigación articulada a la solución de problemas con la industria, Gobierno, comunidades y eso ha significado que la universidad sea un motor del desarrollo de la región”, asegura.

Esta alma máter ha ido forjando su historia y el desarrollo de la región año tras año hasta convertirse en un gran patrimonio científico, académico y cultural del suroccidente colombiano.

Ya son 75 años que Univalle ha hecho historia, y esto debe celebrarse, aunque no se pudo con las actividades programadas, estas sí se realizarán el primer semestre del próximo año. Eso sí, el hecho mereció una transmisión por el canal Telepacífico con el saludo del presidente Iván Duque, ministros y docentes que exaltaron la trayectoria de la universidad, “que no ha sido solo mi casa, sino la de miles de jóvenes, y es el alma máter de todos los vallecaucanos”, concluye el rector Edgar Varela.

Además de la sede Meléndez y San Fernando en Cal, Univalle tiene sedes regionales: Yumbo, Palmira, Zarzal, Cartago, Caicedonia, Tuluá, Buga, Buenaventura y Santander de Quilichao.

Archivo y Especial para El País

Su creación

El 11 de junio de 1945 la Asamblea Departamental aprobó crear la primera universidad para el Valle. En agosto se nombra a Tulio Ramírez, impulsador del proyecto, como rector de la institución. En septiembre inicia labores como Universidad Industrial del Valle y en 1954 toma el nombre actual.

Acreditada

En 1950 se crea la Facultad de Medicina, hoy Facultad de Salud, una de las más prestigiosas de Colombia y Latinoamérica. En 1971 se inaugura la sede de Meléndez. En 2004 y en 2014 la Universidad obtiene la Acreditación de Alta Calidad con vigencia de 10 años que rige actualmente hasta 2024.

Formación doctoral

La Universidad del Valle es un centro educativo de los más prestigiosos en Colombia.

Archivo y Especial para El País

Desde 1991 la Universidad del Valle comenzó a crear programas de maestría y doctorado. Esta fue la primera universidad colombiana en tener un programa de formación doctoral para sus profesores. A partir del 2000 se empezaron a tener los primeros egresados de programas de doctorado.

Calidad académica

Univalle ha sido reconocida por su excelencia académica. Desde sus inicios, muchos de los profesores que dictaban clases eran extranjeros y colombianos con formación doctoral.

Actualmente, más del 45 % de docentes de la institución cuenta con formación doctoral.

Aporte a la región

Durante la larga trayectoria, la universidad ha egresado más de 110.000 profesionales, quienes desde su campo de experticia han influido en la región. Univalle lleva 4 años consecutivos como la tercera mejor universidad en investigación en Colombia de acuerdo con el ranking U-Sapiens.

Desafíos

La Universidad del Valle siempre ha tenido un desafío financiero, “tenemos unos recursos importantes, pero tienen que acrecentarse y en esto hemos venido trabajando, hemos contado con el apoyo del Gobierno Nacional, y de la Gobernación, nos gustaría que hubiera más apoyo de las Alcaldías”.

Así lo afirma el rector Edgar Varela, quien, además, cuenta que lo más difícil de su cargo ha sido manejar los temas de orden público, “las confrontaciones con la fuerza pública en el campus Meléndez que espero la universidad algún día pueda superar. He actuado con firmeza y diálogo para que hechos de violencia no se repitan. Es un desafío que no hemos resuelto aún cuando la mayoría rechaza la violencia y busca que el campus sea espacio
de paz”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS