Así se moverán los motores de la economía colombiana en el 2019

Así se moverán los motores de la economía colombiana en el 2019

Enero 06, 2019 - 03:33 p.m. Por:
Redacción de El País
Petroleo

En los meses finales del 2018 el precio internacional del petróleo entró en un ciclo de recuperación, pero todavía hay incertidumbre sobre lo que vendrá para el 2019.

Foto: Archivo EFE

Si algo es seguro en Colombia para el 2019, es que será un año de muchos contrastes en la economía debido a la fuerte influencia del entorno mundial, los apremios fiscales del Gobierno y la incertidumbre que rodeará a variables como el dólar, el petróleo y las tasas de interés del sistema financiero.

Otra variable que genera incógnitas es la inflación, ya que por cuenta del fenómeno de El Niño, podrían aumentar de manera significativa los precios de algunos alimentos, al reducirse la oferta en los mercados.

Así, y todo, los analistas estiman que el Producto Interno Bruto, PIB, volverá a crecer, aunque a un ritmo lento, aunque faltarán por lo menos dos o tres años más para alcanzar su verdadero potencial. Es decir, hacia tasas del 4% o 5%.

Se espera que la aplicación de la Ley de Financiamiento con la rebaja de las tarifas de renta corporativas (del 33% al 32% este año) permita un aumento no solo de la inversión, sino del empleo formal.

Y otra gran expectativa son las grandes obras de infraestructura (puentes, carreteras, viaductos, etc), cuyos últimos tramos en materia de contratación finalicen. Esas obras podrían dinamizar la recuperación económica en el mediano plazo.

Bajo todas estas expectativas, las cuentas y apuestas están a la orden del día para el 2019.

Le puede interesar: Inflación en Colombia fue de 3,18% durante el 2018

Petróleo, año para mejorar

En los meses finales del 2018 el precio internacional del petróleo entró en un ciclo de recuperación, pero todavía hay incertidumbre sobre lo que vendrá para el 2019, luego de los recortes de producción ordenados por la Opep.

Los analistas calculan que el precio del crudo Brent, que es de referencia para Colombia, oscilaría entre US$65 y US$70 por barril este año.

En ese sentido, el economista del Bbva, Alejandro Reyes, señala que “vemos un escenario al alza en crudo, pero moderado. Debería buscar algo en torno a los US$70 en 2019. Sin embargo, observamos mucha volatilidad por cuenta de los pronunciamientos políticos al rededor de este mercado”.

Para Colombia un ajuste en los precios es positivo, ya que permitirá dinamizar la exploración y producción de crudo lo mismo que las finanzas públicas (por cuenta del pago de impuestos), cuyo déficit fiscal mantendrá en aprietos al Gobierno este año.

En ese sentido, Daniel Velandia, director económico de Credicorp Capital estima que el crudo Brent se mantendrá en torno a los US$63 por cada barril. Hoy, ronda los US$55.

El Grupo Bolívar cree que el barril se sostendrá en US 68,8, US$1,2 más que el promedio del 2018.

Aún con el recorte de un millón de barriles diarios por parte de la Opep, la oferta de los países productores supera los 30 millones de barriles día, lo que seguirá generando volatilidad permanente en el mercado.

Tasas de interés e inflación

Uno de los motores de cualquier economía es el consumo de los hogares. Y en ese sentido, todo depende en buena medida del comportamiento de las tasas de interés de los créditos.

Sin embargo, los analistas admiten que el ciclo estable de tasas podría estar terminando por cuenta de la reactivación económica.

En es sentido se calcula que el Banco de la República podría ajustar su tasa de intervención de 4,25% (hoy) al 5% al en 2019 como parte de su política monetaria para controlar el desbordamiento de la morosidad. De ello está seguro Mario Acosta de la firma Ultraserfinco, quien le apuesta a un tasa hasta del 5%.

Sin embargo, analistas como Julio César Alonso, director del Cienfi, son más optimistas, al señalar que el Emisor bajaría su tasa al 4% al menos en el primer semestre para apoyar la reactivación económica.

Esa alza prevista tiene que ver también con el control de la inflación, ya que el fenómeno de El Niño podría alterar las metas del el Emisor.

Para el 2019 se espera un índice de precios al consumidor de entre 3,5% y 4%, luego de un 2018 donde el IPC se ubicó en 3,18%.

“El fenómeno de El Niño presionaría un alza de la inflación, dependiendo de su intensidad, a través de una menor oferta de alimentos y de mayores tarifas de energía eléctrica”, destaca por su parte Andrés Langebaek en su informe de perspectivas.

Hacia la reactivación

Aún sin conocerse la cifra oficial del Producto Interno Bruto, PIB, del 2018 lo cierto es que la reactivación es un hecho.

Todo porque en el tercer trimestre del año pasado, la economía registró un crecimiento del 2,7%, una cifra bastante esperanzadora.

Los analistas estiman que el crecimiento de todo el año rondaría el 2,8%, tras venir de desempeños por debajo del 2%.

Frente a ese devenir, Andrés Langebaek, director de Estudios Económicos del Grupo Bolívar, señala que “con cierto grado de confianza, la economía colombiana continuará mejorando su dinamismo durante 2019, impulsada, principalmente, por la presencia de tasas de interés moderadas y por una recuperación del optimismo empresarial y del consumidor”.

Subraya que “el 2018 pasará a la historia como un año de transición, ya que luego de tres años consecutivos de desaceleración, la economía colombiana inició un proceso de recuperación”.

Por ello Langebaek estima que el PIB crecería entre 3% y 3,5%.
En esa misma línea piensa Mario Acosta, jefe de estudios económicos de Ultraserfinco, al señalar que la economía se expandirá al 3,3%, pese a las amenazas.

Por su parte, Julio César Alonso, director del Centro de Economía y Finanzas de la Universidad Icesi, calcula que el PIB crecerá alrededor del 3,4%.

Sin embargo, recalca que ello se lograría a pesar de un “crecimiento moderado en un ambiente internacional muy volátil e incierto”.

El analista se refiere en especial a los efectos que podría tener la guerra comercial que libran Estados Unidos y China, especialmente en las economías emergentes como Colombia.

Y también hay riesgos por un aterrizaje económico estadounidense, que es el mayor socio comercial de Colombia y la amenaza de una nueva crisis hipotecaria global.

Entretanto, el departamento de Economía del Bancolombia, señala que en Colombia durante el 2019 “habrá un crecimiento sectorial más balanceado. El crecimiento de mediano plazo se estabilizaría en torno al potencial”.

La incertidumbre del dólar

En cuanto a perspectivas, esta es, lamentablemente, la variable con mayor incertidumbre en la economía. Esta condición proviene del hecho de que hay dos fuerzas opuestas que ejercen presión sobre ella.

Por un lado está la intención de la FED de seguir incrementando sus tasas de interés, lo que tiende a aumentar el valor del dólar. Y por el otro, el creciente déficit fiscal estadounidense que ejercerá presión adicional para acomodar las mayores necesidades de financiamiento.

Este análisis del Grupo Bolívar, pone de presente que el dólar en Colombia se mantendrá sobre los $3000 durante la mayor parte del 2019.

Asimismo, Mario Acosta de Ultraserfinco, señala que “lo anterior depende en gran medida de lo que pase con los precios del petróleo debido a la alta correlación que hay entre el petróleo y el peso colombiano”.

Con base en estas expectativas, la mayoría de los analistas sitúa el billete verde entre $3000 y $3100, con saltos si la Reserva Federal sigue elevando sus tasas de interés. Ello causaría que muchos inversionistas trasladen parte de sus capitales hacia la primera economía del planeta en busca de mayor rentabilidad, provocando menor oferta de dólares en Colombia.

A su turno, Alejandro Reyes, analista del Bbva, considera que “para el 2019 vemos un contexto con finalización del ciclo alcista de la Fed y algo de recuperación del precio del crudo, por lo que esperamos una apreciación del tipo de cambio, hasta los $3000”.

Sin embargo, Julio César Alonso, director del Cienfi, estima que el dólar podría incluso llegar a los $3.350, si las condiciones cambiarias empeoran. Pese a lo anterior, las exportaciones se beneficiarán con un dólar al alza.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad