Precios de los alimentos seguirían subiendo por el alza del dólar

Julio 13, 2022 - 11:55 p. m. 2022-07-13 Por:
Redacción de El País
Alzas en precios de alimentos

Carnes, pescados, lácteos, legumbres y frutas podrían tener un alza en sus precios por la alta cotización de la divisa estadounidense.

Foto: Raúl Palacios / El País

Si el precio del dólar sigue escalando como lo ha venido haciendo en la última semana, los vallecaucanos sentirán en los próximos meses un fuerte impacto en sus bolsillos.

Esto, debido a que varios alimentos básicos de la canasta familiar, como carnes, pescados, lácteos, legumbres y algunas frutas, son importados y, por tanto, se cotizan en dólares.

Además, el encarecimiento de algunas materias primas importadas, así como de fertilizantes, también traídos del exterior y que son claves para la producción agrícola, impactaría directamente los costos de los productores y llevaría a un incremento en los precios finales que pagan los consumidores.

“La devaluación del peso termina transmitiéndose a los precios, más o menos al 20% de la canasta de consumo de los hogares, cuyo precio ha subido 8,6% aproximadamente, y hace un año era de menos de 2%”, dijo Camilo Pérez, gerente de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá.

“La presión que la tasa oficial está teniendo sobre los costos de los productos que importamos ya se siente”, comentó Pérez.
Es de recordar que, según el Dane, en junio pasado el grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas tuvo una inflación mensual de 0,65% e hizo que en la inflación anual de los alimentos en el país alcanzara 23,65%.
En Cali la situación es similar. El costo de los alimentos acumula un alza de 22,56% en los últimos doce meses, con corte a junio, solo 1,09 puntos porcentuales por debajo de la cifra nacional.  

Le podría interesar: ¿Seguirá subiendo? Esto dicen los analistas sobre el histórico precio del dólar

Los alimentos que más se han encarecido en la capital del Valle en el último año son la carne de res y aves, los lácteos y algunas verduras. 
Pero, ¿qué puede venir en materia de precios durante el segundo semestre, si el dólar, que ayer dio un respiro y cayó $69, repunta en los próximos días?

Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, dijo que la clave para saberlo está en lo que ocurra con el costo de los insumos que se utilizan para producir ciertos alimentos como pollo, huevos, cerdo, tilapia y lácteos.

 “Colombia produce 73 millones de toneladas de comida al año. De los 13,8 millones que se importan (ver gráfico), más de la mitad son insumos para la producción de proteína animal. Eso significa que el maíz, el fríjol soya y la torta de soya son importados porque Colombia no produce las cantidades suficientes. En la medida en que suba la tasa de cambio, el costo de esos insumos necesarios para la producción de carne de pollo, huevos, carne de cerdo, tilapia y algo de ganadería de leche, va a ser más alto y cuando esos insumos se conviertan en el alimento de esos animales, encarecerá el costo de producción de los alimentos y eso se traslada a su valor final”, explicó el dirigente gremial.

Un dólar alto, agregó, “también afecta el costo de fertilizantes para el control de enfermedades y plagas en los cultivos, de modo que un mayor valor de estos insumos encarecería los costos de producción y el valor de los alimentos cultivados”.

Bedoya advirtió que esto no significa que subirán inmediatamente los precios de la comida, porque también esa oscilación depende de la oferta y la demanda, pero insistió en que “claramente hay una presión sobre los costos de producción (insumos importados) y eso puede generar presiones inflacionarias”.

“Esto depende de qué tan alto se cotice el dólar en las semanas que siguen, porque si se mantiene alto o sigue subiendo, claro que va a haber una presión y eso puede impactar semanas o meses adelante el costo de la comida”, concluyó Bedoya.  

Lea además: "No creo que sea el reflejo una fuga de capitales": MinHacienda de Petro por alza del Dólar

Carolina Monzón, gerente de análisis económico de Itaú, está de acuerdo con que esta transmisión del fenómeno a los precios finales no es inmediata. Asegura que podría tomar varios meses que la devaluación se convierta en inflación.  

“Podríamos ver efectos de cara a finales del tercer trimestre o principios del cuarto. Gran parte de este proceso dependerá del consumo de los hogares y de qué tanto empiecen a moderarlo con la tasa de interés más elevada”, dijo Monzón.   

Cabe resaltar que Colombia también importa alrededor de 6 millones de toneladas de alimentos terminados y listos para consumo humano, como carnes de res y de cerdo, arroz, entre otros. Al ser productos que se cotizan en dólares, su valor final sí se afecta directamente por el precio del dólar en vigencia.   

¿Qué pasa en el Valle?

Oliver Medina, coordinador de precios de la Central de Abastecimientos del Valle del Cauca, Cavasa, dice que la oferta de algunos productos de la canasta familiar ha repuntado esta semana y se han reducido sus precios, gracias a que ha mejorado el clima en algunas zonas de producción.  

Sin embargo, comentó que la oferta de algunos alimentos sigue afectada por factores como la alta cotización del dólar, el alto precio de los insumos agrícolas, la escasez de contenedores y la crisis mundial.  

“A pesar de que hay muestras de que mejora un poco la producción agrícola, aún persiste la canasta familiar más costosa de los últimos años, ya que la mayoría de los rubros que la componen, como son granos, procesados, lácteos, huevo, cárnicos y perecederos, reportan precios muy por encima de lo normal”, comentó Medina.

VER COMENTARIOS