Escuchar este artículo

Sin claro favorito, semifinalistas del US Open buscan su primer Grand Slam

Septiembre 10, 2020 - 03:25 p. m. Por:
Elpais.com.co
Dominic Thiem

Dominic Thiem, tenista.

AFP / El País

Dominic Thiem contra Danill Medvedev y Alexander Zverev contra Pablo Carreño, cuatro candidatos sin un claro favorito competirán el viernes en las semifinales del Abierto de Estados Unidos, las primeras de un Grand Slam desde 2004 sin el 'Big Three' del tenis mundial.

Este insólito US Open marcado por la pandemia de coronavirus, al que no viajaron el campeón defensor, Rafael Nadal, ni el suizo Roger Federer, se abrió de par en par a la competencia con la descalificación de Novak Djokovic por golpear accidentalmente a una jueza de línea con una pelota en los octavos de final.

La súbida salida del número uno mundial derivó en que, por primera vez desde Roland Garros en 2004, se jugarán unas semifinales de un Grand Slam sin la presencia de los tres gigantes.

"No hay un Roger, Rafa o Novak, pero hay un Daniil, Sascha (Zverev) y Pablo", recalcó el austriaco Thiem. "Hay otros tres jugadores increíbles. Cada uno de nosotros merece este primer gran título".

El tenista que se corone campeón el domingo será también el primero fuera del 'Big Three' que levante un torneo 'Major' desde el suizo Stan Wawrinka en el US Open de 2016, una oportunidad de oro para la próxima generación de estrellas de este deporte.

Tanto Thiem, segundo sembrado, como el ruso Medvedev (3) ya saben lo que es jugar grandes finales en los últimos años.

Thiem, de 27 años, perdió una ante Djokovic (Abierto de Australia en 2020) y dos ante Nadal (Roland Garros en 2018 y 2019), mientras que Medvedev, de 24 años, cayó ante el español en la final del último US Open.

Ahora, ambos quieren imponer su experiencia así como el demoledor estado de forma que han exhibido hasta ahora en Flushing Meadows.

Para el alemán Zverev (quinto sembrado) y el español Carreño (20) es una nueva ocasión de superar la barrera de semifinales, en la que cayeron en el Abierto de Australia de 2020 y el US Open de 2017, respectivamente.

"Es diferente", dijo Zverev sobre las ausencias. "Tendremos un nuevo campeón de Grand Slam. Esto es lo único que sabemos con seguridad".

"No sabemos quién es, pero hay muchos tipos que lo quieren (...) Sé que todos los jóvenes están hambrientos de conseguirlo, y va a ser interesante", recalcó el alemán, de 23 años.

La edad del ganador también reflejará la longevidad de la tiranía de Djokovic, Nadal y Federer, ya que por primera vez habrá un campeón de Grand Slam nacido en la década de 1990.

"Será muy difícil"

"Es importante para el tenis que empiecen a haber nuevos ganadores de Grand Slams. Y ojalá este sea yo", dijo con una sonrisa Carreño.

El español, el veterano del grupo con 29 años, se benefició de la descalificación de Djokovic del domingo pero después legitimó su presencia entre los cuatro mejores con una épica victoria en cuartos ante el emergente Denis Shapovalov.

"Si he podido repetirlo, si vuelvo a estar en semifinales, es porque tengo el nivel", subrayó. "Es muy importante para mí, para mi confianza, para seguir trabajando muy duro".

La otra semifinal entre Thiem y Medvedev lleva la marca de un posible clásico del futuro en el tenis. Ambos son jugadores agresivos con potentes servicios y golpes de fondo. También tienen fuertes juegos defensivos y les gusta desgastar a los oponentes durante largos puntos.

Medvedev "se acerca mucho a los tres grandes en el sentido de que puede jugar a su nivel, su máximo nivel, sin importar por cuánto tiempo. Quiero decir, cuatro, cinco, seis horas", dijo Thiem. "Será muy, muy difícil".

El ruso, que no ha cedido un solo set en sus cinco primeros partidos en Flushing Meadows, espera que los aprendizajes del torneo del año pasado, en el que puso al límite a Nadal en una final de cinco sets y casi cinco horas, le den un punto de ventaja en esta igualada recta final en Nueva York.

"Por supuesto que la experiencia juega un gran papel. El hecho de que ya estuve una vez en la semifinal del US Open ayuda mucho", señaló. "La misma cancha, las mismas condiciones, ahora sin público. Creo que me ayudará un poco, sí".

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS