Escuchar este artículo

Dominic Thiem y Alexander Zverev se medirán este domingo por el título del US Open

Septiembre 11, 2020 - 10:20 p. m. Por:
Agencia AFP
Dominic Thiem

Dominic Thiem, tenista austriaco.

AFP - El País

El tenista austriaco Dominic Thiem y el alemán Alexander Zverev se citaron en la final del Abierto de Estados Unidos después de derrotar este viernes en las semifinales al ruso Daniil Medvedev y al español Pablo Carreño.

La del domingo será la cuarta final de Grand Slam para Thiem y la primera de Zverev y, sea quien sea el ganador, levantara por primera vez un título 'Major', el primero que han dejado libre Djokovic, Nadal y Federer desde 2016.

Zverev, que con 23 años se convirtió en el finalista más joven de un Grand Slam desde Djokovic en 2010, y Thiem avanzaron a la final en duelos de diferente intensidad.

El alemán tuvo que protagonizar una inédita remontada de dos sets en contra ante Carreño mientras que Thiem fue capaz de batir a Medvedev en solo tres mangas.

Thiem (2º sembrado) se impuso a Medvedev (3º) por 6-2, 7-6 (9/7) y 7-6 (7/5) en dos horas y 55 minutos de juego.

La derrota impidió que Medvedev volviera a una final del US Open tras la que perdió ante Nadal en 2019.

Al final del choque, Thiem dejó claro que el contundente marcador no reflejó la dificultad de la batalla ante Medvedev.

"Fue todo menos rutinario. En el primer set tuve un poco de suerte y después hubo un gran tenis de los dos (...) En el segundo y tercer set jugué mi mejor tenis", señaló. "Fueron unas gran semifinales".

El austriaco sostuvo que le resultó clave su mayor experiencia en las fases finales de Grand Slam, en las que ha perdido dos finales ante Rafa Nadal en Roland Garros (2018 y 2019) y la del pasado Abierto de Australia (2020) ante Djokovic.

"Definitivamente. Perdí grandes partidos (...) Para esto he trabajado todo el parón, para ganar a estos grandes jugadores", afirmó.

Thiem también bromeó con lo que hará en el caso de perder la final del domingo ante Zverev, con quien dijo que le une una "gran amistad y rivalidad".

"Si gano, tendré mi primera victoria (Grand Slam), y si no, probablemente tendré que llamar a Andy Murray para saber cómo es estar 0-4", dijo Thiem.

Con una épica remontada, Zverev derrotó en la otra semifinal a Carreño por 3-6, 2-6, 6-3, 6-4 y 6-3 en tres horas y 22 minutos de juego.

Zverev es el primer alemán en la final del US Open desde Michael Stich en 1994 y el domingo tratará de suceder en el palmarés a Boris Becker, último ganador germano en 1989.

En un dramático giro de guión, Zverev pasó de bordear una humillante derrota a levantar por primera vez en su carrera un 2-0 en contra y clasificar a su primera final de Grand Slam.

"Veía el marcador, dos sets en contra, y era increíble. Estaba en una semifinal donde se suponía que era el favorito y pensaba que no hay forma de que esté jugando tan mal", recordó. "Necesitaba jugar mejor, comenzar algo nuevo. Pensé: " Ok, voy a ir set por set, veremos hasta dónde puedo llegar . "No podría ser más feliz pero todavía hay un paso más que dar", recalcó el alemán, cuyo mejor resultado hasta ahora en un 'Major' eran las semifinales del Abierto de Australia a principios de año.
"Obviamente estuvo muy cerca. Pablo merecía estar en la final tanto como yo", le reconoció.

Para Carreño, que nunca había dejado escapar un 2-0 en contra en 10 partidos de Grand Slam, fue una cruel segunda eliminación en semifinales del US Open, donde también perdió en la edición de 2017 ante el sudafricano Kevin Anderson. " Hoy me siento peor seguro (que en 2017) porque entonces era mi primer semifinal y estaba muy contento. Pero ahora no es suficiente con llegar a semifinales", dijo Carreño, abatido.

El español tuvo un excepcional arranque de partido, imponiéndose con una paciente estrategia de alargar los puntos desde el fondo de la pista y aguardar que la ansiedad inicial de Medvedev precipitara sus fallos.

El alemán, errático en su mejor arma, el servicio, comenzó una imparable sucesión de errores no forzados que le pusieron en bandeja el primer set a Carreño.

El español mantuvo el pie en el acelerador en la reanudación con tres 'breaks' consecutivos que le dieron ventaja de 5-0 y dejaron desquiciado al alemán.

Pero Medvedev consiguió concentrarse en el juego y recuperó la efectividad en su letal servicio, sumando un total de 24 'aces' en el partido por 4 de su rival.

En el cuarto set, la presión comenzó a caer del lado del español, quien era ahora el protagonista de los errores frente a un lanzado Medvedev, que terminó culminando su primera remontada 2-0 en los siete partidos en que se ha visto en esa situación.

Carreño, 20º sembrado del torneo, se marcha de Nueva York tras una sorprendente trayectoria en la que superó los octavos de final con la descalificación de Novak Djokovic y los cuartos con una exhibición ante el emergente Denis Shapovalov (17º de ATP).

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS