¡Se vale soñar! Colombia le apuesta a ser la sede del Mundial Femenino del 2023

Escuchar este artículo

¡Se vale soñar! Colombia le apuesta a ser la sede del Mundial Femenino del 2023

Junio 24, 2020 - 12:05 a. m. Por:
Redacción de El País

Colombia quiere organizar el Mundial Femenino del 2023.

Colprensa - El País

Este jueves podría ser un día histórico para el fútbol colombiano. El Consejo Directivo de la Fifa se reúne para decidir la sede del Mundial Femenino de 2023 donde Colombia compite por organizar el evento orbital junto a la candidatura conjunta que han presentado Nueva Zelanda y Australia.

La propuesta de nuestro país no fue bien calificada tras la visita de la Fifa a los estadios colombianos, un hecho que produjo un reclamo por parte de la Federación Colombiana de Fútbol y de la Conmebol.

“Nosotros vamos hasta el final en la candidatura del Mundial Femenino 2023”. Así, tajante, respondió el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurún, a la pregunta de si ante la crisis económica que ha generado la pandemia por el coronavirus han pensado en desistir de la postulación, tal como lo hizo el pasado 9 de junio Brasil y lo emuló Japón.

¿Pero qué tan factible que Colombia logre quedarse con esa enorme distinción y responsabilidad?

Carolina Pineda, jugadora de Selección Colombia y América, considera que “la decisión de la sede será un tema político. Acá se han hecho eventos internacionales y todos con éxito. Esperemos que nuestra candidatura tenga los votos suficientes para ganar”.

Por su parte, Nathalia Prieto, periodista que cubre el fútbol femenino en nuestro país, indicó que “nunca se ha hecho un mundial en este continente, esto puede beneficiar no sólo a nuestro país, también a la región a la hora de la selección de la sede. Estoy segura que el Mundial nos cambiaría para bien”.

Así es la candidatura de Colombia

La propuesta de nuestro país incluye once estadios en once ciudades diferentes. Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Cartagena, Pereira, Armenia, Manizales, Bucaramanga, Manizales y Cúcuta fueron las sedes postuladas por la Federación Colombiana de Fútbol.

Bogotá sería la ciudad de la inauguración y final del evento.
Colombia tendría ventaja gracias al respaldo político, no solo de Conmebol y Concacaf, sino de Uefa. La confederación europea daría el apoyo necesario para que el Mundial sea realizado en Suramérica.

Oceanía confía en tener la sede

La Federación de Fútbol de Australia (FFA) y la Asociación de Fútbol de Nueva Zelanda (NZF) decidieron presentar candidatura conjunta desde diciembre pasado.

La propuesta incluye trece estadios en doce ciudades diferentes y tras la visita de inspección de la Fifa recibió la calificación más alta.
El máximo organismo del fútbol mundial calificó la propuesta de los dos países con un 4.1 (sobre 5), siendo la favorita para quedarse con la sede.
Tanto australianas como neozelandesas han sido protagonistas de los mundiales femeninos, por eso esta disciplina es altamente popular en esos dos países.

¿Cómo será la votación?

Un total de 36 federaciones y un representante de la Fifa integran el Consejo del ente rector del fútbol mundial. Sin embargo, por conflicto de intereses, ni Colombia ni Nueva Zelanda harán parte de la votación que se llevará a cabo mañana a través de una videoconferencia.

El sistema de escogencia será de mayoría simple, con lo cual se necesita el 50%+1 del apoyo para ganar.

Así las cosas, serán 18 los votos mínimos necesarios para que una candidatura se haga realidad.
La participación confederación es así: Uefa (9), Asia (7), África (7), Conmebol (5), Concacaf (5), Oceanía (3) y Fifa (1).

Criterios de elección

e acuerdo con la visita de la Fifa realizada a las sedes candidatas se han establecido los criterios que desde el punto de vista técnico se deberían tener en cuenta para la escogencia del país que vaya a organizar el Mundial Femenino 2023, que reunirá por primera vez a 32 selecciones nacionales.

El 70% depende de la infraestructura y el 30% lo dan los aspectos comerciales de cada candidatura.

35% corresponde a estadios ,instalaciones y sedes deportivas en general. 15% por instalaciones para equipos y árbitros.
10% de alojamientos. 5% por la evaluación del IBC o Centro Internacional de Medios de Comunicación. 5%, otros aspectos.

Otra mirada

  • El optimismo y la postura de la Federación son contrarios a los de mucha gente vinculada al fútbol femenino que considera que, antes de organizar un evento de tal magnitud, los dirigentes locales deberían pensar en estructurar esta disciplina desde las bases. Los campeonatos profesionales se han hecho con muchas dificultades y pocas garantías laborales para las jugadoras.
  • Liliana Zapata, una las pioneras de esta disciplina, aseguró que “una Copa Mundo cuesta mucho dinero y acá no hay una infraestructura sólida: “Quisiera que ese dinero que se está presupuestando lo invirtiéramos en nuestras necesidades básicas, como hacer torneos en varias categorías aficionadas y apalancar mejor la Liga profesional”.
Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS