¿Se 'quemó' Diego 'Cholo' Simeone en el Atlético de Madrid? (Opinión)

Escuchar este artículo

¿Se 'quemó' Diego 'Cholo' Simeone en el Atlético de Madrid? (Opinión)

Febrero 12, 2020 - 09:28 p. m. Por:
Manuel Rodríguez - Columnista invitado
Diego Simeone

Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid.

EFE / El País

No es fácil decirlo. Por lo que ha hecho Simeone por el Atlético de Madrid, que no hace falta explicar ni argumentar. Lo que el Atlético es hoy se lo debe al ‘Cholo’, quien es seguramente el entrenador más importante de la historia del club. Y sin embargo, las cosas como son, el equipo colchonero acaba de pasar por su peor etapa en toda la era de Simeone. Antes de ganarle al Granada el fin de semana, llevaba cinco partidos seguidos sin victorias, igualando su peor racha desde la llegada del argentino (también tuvo cinco partidos seguidos sin ganar en el 2014). Si a eso le sumamos que tiene la peor cifra goleadora de su historia en La Liga (23 goles en 23 juegos), y un funcionamiento alarmantemente pobre, hay razón para preocuparse.

Bastante culpa tiene la directiva, que manejó de forma nefasta el mercado de pases del verano pasado. Particularmente, ¿cómo pudo ser que se fue Griezmann, la más grande figura del club, su mayor arma ofensiva de lejos, y no lo reemplazaron? Que quede claro, Joao Felix no es el reemplazo de Griezmann. Se sabía desde que se hizo la compra del portugués. A Joao Felix se le fichó por su potencial, es una inversión para el futuro, pero no tiene el nivel para reemplazar hoy al francés.

En junio, además, se fue también Godín, el corazón y símbolo de la última línea del equipo, y se fueron Juanfran y Filipe Luis. Y más allá de que a estos sí se les trajo reemplazo (aunque también es debatible), el ‘Cholo’ se quedó sin su defensa. Salieron tres de los cuatro titulares, y así es muy difícil mantener cualquier nivel de consistencia.

Ahora bien, más allá del pobre negocio del verano, la decadencia del Atlético trasciende esta temporada. Desde La Liga 2015/16, donde quedó apenas a tres puntos del campeón —Barcelona—, ha terminado siempre más de 10 puntos detrás del primer clasificado. Es decir, ya no compite como lo hacía (recordemos que en la 13/14 fue campeón). Y en la Champions ha pasado igual. En las últimas dos ediciones ha sido incapaz de superar los octavos de final: hace dos años quedó afuera en grupos —aunque luego ganó la Europa League, lo cual apaciguó la catástrofe— y el año pasado cayó eliminado contra la Juventus en octavos, tras una derrota por 3-0 en Turín donde se vio realmente mal. En ese momento llovieron las críticas.

Y preocupa, más que todo, que esta temporada las cosas han empeorado. Es un equipo que no juega, defiende, no genera opciones de gol y le cuesta armar fútbol. La gran mayoría de jugadores están a un nivel inquietantemente bajo. Lemar nunca rindió, ni rindió Vitolo. Saúl y Koke son irreconocibles. Correa nunca terminó de explotar, Joao Félix aún no es lo que se esperaba, y Diego Costa va de lesión en lesión. En La Liga actual, ya van 13 puntos detrás del Madrid, el líder.

Entonces, antes de una victoria —sufrida— contra el Granada, eran cinco partidos sin ganar, cuatro de ellos sin marcar gol, y una eliminación auténticamente embarazosa en Copa del Rey frente al Leonesa, de tercera división. Y ahora, el futuro no es nada prometedor: en la Champions debe enfrentar nada más y nada menos que al Liverpool, el mejor equipo de Europa.

Seguro es muy pronto para hablar de una posible salida del ‘Cholo’. Primero porque es el ‘Cholo’, y segundo, porque, al final del día, el Atlético no ha perdido nada, más allá de la eliminación de Copa del Rey. Puede mejorar en La Liga, y —es fútbol— podríamos ser testigos de lo imposible en la Champions. Pero como van las cosas, lo más probable es que vengan cambios importantes en el verano, le guste o no al ‘Cholismo’ de Madrid.

Hay entrenadores de primer nivel disponibles en el mercado (caso Allegri, caso Pochettino), y, si bien lo que le ha dado Simeone a este club pesa mucho más que un mal semestre, o una mala temporada (o dos o tres), tiene mérito entender cuándo es hora de cerrar una etapa.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad