¿Para preocuparse? Colombia se 'rajó' en la primera fecha de la Copa Libertadores

Escuchar este artículo

¿Para preocuparse? Colombia se 'rajó' en la primera fecha de la Copa Libertadores

Marzo 05, 2020 - 05:50 p. m. Por:
Redacción de El País
América de Cali

América cayó en casa frente al Gremio.

Bernardo Peña/ El País

No ganamos, pero competimos. Esa fue la premisa que utilizaron Alexandre Guimaraes y Julio Avelino Comesaña, técnicos de América y Junior, para explicar lo que fueron las derrotas de sus equipos ante Gremio y Flamengo en casa en el inicio de la fase de grupos de la Copa Libertadores 2020.

“Creo que hicimos un buen partido. Fuimos extremadamente competitivos”, dijo Guimaraes tras el 2-0 que le propinó el equipo de Porto Alegre en el Pascual Guerrero.

Comesaña, luego de la derrota 2-1 ante el actual campeón en Barranquilla, tuvo un discurso similar: “Me voy tranquilo. Era normal que perdiéramos contra el Flamengo, sería ridículo pensar que hoy somos mejores que ellos”.

Para terminar de completar una difícil semana para el fútbol colombiano en el exterior, el Independiente Medellín, tercer equipo nacional en la Copa, cayó derrotado en el Atanasio Girardot (3-1) frente al Libertad de Paraguay.

A eso hay que sumarle la eliminación del Deportes Tolima en la fase previa de la Libertadores (cayó ante Inter de Brasil).

Es más, Colombia no marca diferencia en el torneo de clubes más importante de Suramérica desde el 2016, cuando el Atlético Nacional de Reinaldo Rueda se quedó con el título tras derrotar en la final al encopetado Independiente del Valle.

Bajo ese panorama, ¿cuál es la realidad actual del fútbol colombiano? ¿Cómo se explica este triste comienzo?

La realidad económica pesa

Uno de los puntos clave a tener en cuenta para empezar a hacer un análisis de lo que ocurre con los clubes colombianos tiene que ver con el dinero.

En este momento, los clubes brasileños y dos de los históricos de Argentina (River Plate y Boca Juniors) son las únicas escuadras que pueden invertir grandes cantidades de dinero para aspirar al trono de la Copa.

Por ejemplo, el año pasado disputaron el título Flamengo y River, cuyas nóminas están tazadas en 164 y 150 millones de dólares, respectivamente.

Un presupuesto más modesto es el que tienen los clubes colombianos. Junior vale 26,7 millones, América 22,1 y el Medellín 15,5.
¿Cómo competir, entonces, frente a esas grandes potencias, no solo deportivas, sino económicas?

Las derrotas de los clubes nacionales avivaron la polémica ayer por las redes sociales.

Eduardo Luis López, narrador del canal Win Sports, optó por defender a los equipos argumentando que, a pesar de no sumar de a tres, “hicieron muy buenos partidos”.

“Perder duele, pero duele más que haya gente que celebre nuestras propias derrotas”, indicó el relator.

“Para mí, América no fue tan malo ante Gremio, que por inversión era mucho más. Y lo mismo Junior, que compitió frente al mejor equipo de todos. Además, el Medellín no mereció perder ante Libertad. Tenemos que apoyar más a nuestro fútbol”, remarcó López.

Diego Barragán, entrenador vallecaucano y ex PF de la Selección Colombia, apoyó esta idea.

“A mí no me preocupa este arranque. Mire que con Nacional en el 89 tuvimos un arranque muy flojo en la Libertadores y luego alzamos el título. Esto apenas está empezando y los equipos van tomando fuerza a medida que avanza la competencia”.

Una visión bien distinta fue la que dio Iván Ramiro Córdoba, exfutbolista campeón de la Copa América del 2001 con Colombia y de un exitoso trasegar en equipos como San Lorenzo de Almagro y el Inter de Milán.

“Yo soy muy sincero, y en general me parece que nuestro nivel no está como para que tengamos grandes aspiraciones”, sentenció en una entrevista con el canal Espn.

“Hay que darle una revisada a nuestro fútbol porque no podemos seguir así. Con la calidad de los jugadores que tenemos podemos aspirar a más. Esto es responsabilidad de todo un sistema que no está funcionando bien y produce que los equipos no estén llegando bien preparados a estos torneos”, concluyó.

Los problemas del fútbol colombiana

Lo que no desconoció Diego Barragán es que muchas cosas en el balompié nacional no funcionan de la mejor manera.

“Pienso que hay un torneo mal hecho y que es injusto desde lo deportivo porque se corona a un campeón cada cuatro meses y así cualquiera puede ganar sin que eso refleje la realidad futbolística”, argumentó.

Por otro lado, Juan Carlos Osorio, el técnico del Atlético Nacional, se ha caracterizado por ser un constante crítico del campeonato.

Para él, una de las principales dificultades tiene que ver con el apretado calendario, que hace que los equipos no tengan muchas jornadas de entrenamiento.

“Se acumulan demasiados partidos en muy pocos días y la consecuencia es que se renuncia al entrenamiento. Si algo le hace falta a nuestro fútbol, es entrenar situaciones reales y análogas del juego”, apuntó.

Finalmente, otra de las críticas que ha recibido el actual campeonato está relacionada con la decisión de la Dimayor de dejar los bancos de suplentes solo con cinco futbolistas, algo que ha generado fuertes reacciones, no solo en algunos dirigentes, sino también en casi todos los entrenadores.

De todas maneras, como apuntó Diego Barragán, la Copa apenas está comenzando, y América, Junior y Medellín todavía tienen opciones para recomponer el camino.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS