¿Llegó su momento? Luis Fernando Muriel quiere consolidarse en la Selección Colombia

Escuchar

¿Llegó su momento? Luis Fernando Muriel quiere consolidarse en la Selección Colombia

Septiembre 09, 2019 - 11:55 p.m. Por:
Redacción de El País
Luis Fernando Muriel

Luis Fernando Muriel ante Argentina por la Copa América de Brasil 2019.

Colprensa

Luis Fernando Muriel va de nuevo. Lo hace ya con naturalidad, igual a esos boxeadores aturdidos usando las cuerdas del ring como impulso para seguir luchando.

Luchar y perseverar. Esa ha sido la historia del delantero de Santo Tomás para ganarse el lugar en la Selección Colombia, donde nunca la tuvo sencilla. 

El pasado viernes, el hoy delantero del Atalanta de Italia se destapó con dos goles a Brasil en un partido amistoso solo de nombre, porque ambas escuadras jugaron como si hubiera en disputa algo más allá que un simple ensayo de fichas por parte de los entrenadores.

En el Hard Rock Stadium de Miami, el futbolista de 28 años anotó antes del final del primer tiempo con un remate certero de penal —engañando al portero— y luego con un fierrazo en el área a pase de Duván Zapata, su fórmula de gol en la Serie A.

Los tantos reivindicaron una lucha quizá conocida por muchos y, a la vez, solo por él.

“Mi momento ha llegado”, dijo Muriel hace dos días en una rueda de prensa en La Florida estadounidense. Esta noche, de seguro, el técnico portugués Carlos Queiroz lo incluirá en la nómina titular para el juego ante Venezuela en Tampa.

Los desencuentros
Su primer golpe al corazón con Colombia llegó el 2 de junio del 2014, cuando José Pékerman, entrenador del combinado nacional en ese momento, le comunicó que no iría al Mundial de Brasil.

En una rueda de prensa gris, un lunes en Cardales, Argentina —donde estaba concentrado el equipo—, Pékerman anunció a Muriel, Falcao y Amaranto como los descartados para la cita orbital.

“Lucho es un gran jugador, seguro nos dará satisfacciones a futuro”, explicó el DT argentino.

Con Pékerman, tiempo después, Muriel se iba a convertir en un habitual convocado, pero con pocos minutos. Cuando los tenía, además, fue usado más como un extremo que como un delantero. De todas maneras, Luis Fernando iba con fuerza hacia adelante cuando le tocaba.

Unas veces parecía ya acostumbrado a la banda, a hacer esa exigente doble función (atacar y regresar para armar una línea de cuatro en el medio), pero en otras ocasiones, su desconexión con el resto del equipo era abismal.

Lo siguiente fue el fallo de un penal clave ante Argentina en la Copa América de Chile 2015, la no convocatoria para la Copa América Centenario de los Estados Unidos y la disputa de algunos minutos (91) en el Mundial de Rusia 2018, donde Colombia fue eliminada en octavos de final ante Inglaterra.

La nueva era
La salida de Pékerman de la Selección Colombia y la llegada del portugués Carlos Queiroz significó un cambio importante para el equipo y para Muriel.

El fútbol frontal y ofensivo que quiere instalar el europeo ha beneficiado a Luis Fernando, que en Italia tuvo un muy buen cierre de temporada pasada con la Fiorentina.

En esta nueva era, de todas formas, al costeño le tocó vivir otro estrellón contra las cuerdas del ring: se lesionó en plena Copa América de Brasil en el partido inaugural ante Argentina.

Pero Muriel, acostumbrado a esos ganchos de la vida, se recuperó pronto para volver a jugar con Colombia y para estar bien de cara al reto de comandar el ataque del Atalanta esta temporada junto a Duván Zapata. La prensa italiana, incluso, ya lo ha elogiado.

“Tras su lesión en la Copa se fue a Colombia a entrenar. Quienes lo conocen admiten que ha luchado mucho”, escribió La Gazzetta Dello Sport.
“Llevo años trabajando en silencio, pero no con esta confianza de ahora”, reconoció al atacante en la previa de un partido difícil ante los venezolanos. —Para nosotros y para ellos, este partido nunca es amistoso—, acotó.

Que se aliste Wuilker Faríñez, candado vinotinto. Y que también lo hagan las cámaras y las gargantas de los narradores. En el Raymond James Stadium de Tampa, Muriel va de nuevo.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad