La increíble historia de Liza Estefany van der Most, la colombiana que juega en la selección holandesa de fútbol

Escuchar este artículo

La increíble historia de Liza Estefany van der Most, la colombiana que juega en la selección holandesa de fútbol

Septiembre 18, 2019 - 07:11 p.m. Por:
Juan Carlos Pamo Sánchez, reportero de El País
Liza van der Most

Liza van der Most nació en Bogotá, pero desde muy niña la adoptaron y por eso se fue a vivir a Holanda.

El fútbol femenino internacional vivió hace pocos meses la gran fiesta con el Mundial de mayores de la Fifa que se celebró en Francia y en donde Estados Unidos se llevó el título derrotando en la final a Holanda.

Fue una cita que rompió récords de asistencia en los estadios franceses y de audiencia en la televisión internacional, ya que cada vez más va en ascenso de seguidores.

De ese sorprendente cuadro holandés que se quedó con el subcampeonato mundial hizo parte Liza Estefany van der Most, lateral derecha de 25 años, que aunque no tuvo actividad durante la cita orbital, festejó la notable campaña de la escuadra 'naranja'.

Liza, futbolista de origen colombiano, que fue adoptada en Bogotá desde los siete meses de vida, es hoy por hoy una de las figuras del Ajax de Ámsterdam y con una amplia carrera en Holanda.

Ella nació en un hospital de la capital de la República y antes de completar su primer año de vida se marchó con su nueva familia rumbo a Papendrecht, una población de solo 32 mil habitantes ubicada al oeste de Holanda.

Allí cambió su vida. Tal vez sin darse cuenta, el destino le deparó un mejor futuro no solo en lo personal, sino en lo profesional. Siendo muy niña tuvo su primera experiencia con guayos y balones, comenzó a jugar al fútbol en el VV Papendrecht, un club aficionado de su ciudad.

Unos años después, ya a los 11, quería explorar nuevas situaciones en el fútbol, y en otro equipo aficionado, SteDoCo, pudo vivir su primera experiencia con el balompié femenino.

Con el paso del tiempo y gracias a su talento, Liza comenzó a ver que el fútbol podría convertirse en una profesión y un estilo de vida. A los 15 años fue incluida en un proyecto de la federación holandesa para promover nuevos talentos.

Pero las cosas positivas para la lateral seguirían apareciendo en el camino. En 2012 se mudó al Ajax, una inmejorable oportunidad que no podía desaprovechar. Allí, en uno de los equipos más populares no solo de Holanda, sino de Europa en el fútbol femenino, se consolidó y eso la llevó a ser tenida en cuenta para la selección nacional. Debutó el 20 de agosto de 2014 contra Brasil.

Fue campeona de la Eurocopa Femenina y tuvo presencia siempre en las clasificatorias al Mundial de Francia. Con el Ajax rompió el récord de la jugadora con más presencias en el equipo, 167 partidos, todo un hecho histórico.

Charlamos con Liza para conocer su vida y de su carrera futbolística.

¿Qué ha representado para usted el fútbol en su vida?
Ha sido una experiencia maravillosa. Comencé a practicar el fútbol desde que tenía cuatro o cinco años. Desde esa edad siempre tuve muy claro que quería ser futbolista. Ha sido una vivencia espectacular, me encanta el fútbol.

Liza van der Most

Liza van der Most nació en Bogotá, pero se crió en Holanda.

Tomada de Instagram

¿Qué sabe de su origen colombiano?
Debo decir que yo no nací en Cali sino en Bogotá. Allí fui adoptada siendo muy pequeña por una buena familia; tengo que confesar que me encanta lo que es Colombia, conozco algunas cosas del país.

¿Ha tenido la posibilidad de visitar Colombia?
Sí, estuve una vez, regresé a Colombia cuando tenía 20 años.

¿Ha intentado buscar a sus padres biológicos?
Claro, yo conozco a mis padres biológicos, me encontré con ellos cuando fui hasta allá. Fue una situación muy especial poder reencontrarme con cosas de mi pasado. Esa fue la razón principal para ir a Colombia hace algunos años.

¿Qué cosas le gustan de Colombia?
Me fascina la música por su sabor, me encanta la comida, su gente me parece muy cálida y sin duda es un país demasiado agradable.

¿Cómo califica la experiencia de poder estar en la selección nacional de Holanda?
Me siento muy orgullosa de poder integrar el equipo nacional. Además, han sido ya varios años de estar integrando la selección holandesa y el subtítulo en la Copa del Mundo fue sin duda algo lindo. Para mí fue lo mejor que me ha podido pasar en mi carrera.

Cómo es el fútbol femenino en Europa?
Definitivamente no es el mismo trato entre el fútbol masculino y el femenino. Hay que dar algunos pasos para que haya igualdad entre las dos modalidades, que tengan los mismos privilegios, las mujeres no tenemos el mismo trato, sobre todo en lo económico, a nivel de ligas si las comparamos con las masculinas. Acá en Europa hay varios países que siguen en proceso de crecimiento de sus ligas, a excepción de España o Inglaterra, donde sus futbolistas son bien remuneradas.

¿Admira a alguna jugadora en especial?
Yo juego en un alto nivel y debo decir que he tenido la posibilidad de compartir con muy buenas jugadoras. Me tocaría nombrar a muchas futbolistas de grandes condiciones, pero en especial soy admiradora de Lucy Bronze, la inglesa que acaba de ser elegida como mejor jugadora del año en Europa.

¿Conoce algo del creciente fútbol femenino de Colombia?
Muy poco. Sé que la selección colombiana ha logrado triunfos a nivel internacional, pero seguro van a crecer mucho más. A veces sigo partidos por internet. Quiero contarles que apoyo a la Fundación Cultural y Deportiva Integrarte, un proyecto social creado para niñas de los barrios desfavorecidos de Bogotá. La idea es ofrecerles la oportunidad de una vida mejor a través de espacios culturales y deportivos.

¿Usted, por ser de raza negra, ha sentido algún tipo de discriminación?
Nunca lo he sentido, me siento orgullosa de ser de raza negra, de ser colombiana y la gente de mi país me ha tratado con mucho respeto. Cuando la gente me pregunta que dónde nací, siempre respondo que en Colombia y es algo que lo expreso públicamente.

¿Cómo es su familia adoptiva?
Tengo una familia hermosa, un poco numerosa, tengo dos hermanas y un hermano, nunca me he sentido diferente a ellos, soy muy feliz. Mis padres adoptivos son fisioterapeutas acá en Holanda.

Estudia para chef, ¿es otra de sus pasiones?
Me encanta todo lo relacionado con la cocina y la gastronomía. Lastimosamente me tocó posponer los estudios para dedicarme solamente a mi carrera como futbolista profesional.

¿Qué viene para usted en cuanto a competencias?
Ahora estaré enfocada en la disputa de la liga holandesa con el Ajax y estar pendiente si soy convocada a los próximos juegos con la selección nacional.

¿Cómo se define como jugadora?
Soy de perfil derecho, rápida, fuerte como defensora a la hora de encarar a las rivales.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad