James, hay que salir del Real Madrid

Escuchar este artículo

James, hay que salir del Madrid (Opinión)

Diciembre 20, 2019 - 03:01 p. m. Por:
Manuel Rodríguez - Especial para El País 
James Rodríguez

James Rodríguez, futbolista colombiano.

EFE / El País

De este tema se ha hablado mil veces. Hay siete mil artículos, cuatro mil columnas, y millones de opiniones sobre James y su situación en el Real Madrid, que parece un enredo interminable más que cualquier otra cosa.

Lo más impactante de todo, tal vez, es el extremismo. La facilidad con la que se va de una punta a la otra del espectro. Sobre todo en los diarios y la prensa en España. James pasa de ser el mejor volante del mundo, el instrumento más valioso de Zidane en esta temporada, a un fraude, una decepción, uno más, que no le aporta nada al club y lo único que hace es lesionarse. Este semestre la historia no ha sido distinta a lo que viene siendo desde que James llegó por primera vez al Madrid en el 2014: apenas arrancó la liga, mientras James mostró un buen nivel y jugó varios partidos como titular, se decía que había “renacido,” que era un “milagro,” que debía ser titular siempre, que era increíble que en el verano estuvo tan cerca de dejar el club, y ahora era pieza fundamental del equipo. Hoy, tan solo tres o cuatro meses después, James está lesionado y no volverá a jugar con el Madrid hasta mediados o finales de enero, y lo que es común leer es que se debe ir ya, que es lo mismo de siempre, que no es regular.

La discusión recurrente gira alrededor de su talento. Si tiene con qué, si realmente es un crack, si sigue siendo aquel de Brasil 2014, si es mejor que los jugadores que ya tiene el Madrid en esa posición. Cuando no se habla de talento, entonces el tema es compromiso y disciplina. Si está juicioso por fuera de la cancha, si entrena bien, si en los partidos marca, si no marca, si corre…

En fin, el problema es que, al final del día, todas son opiniones. Y para aclarar todo un poco, es más fácil lidiar con algo que no es una opinión, y de lo que no se ha habla suficiente: James se lesiona mucho.

En eso estamos claros, por infortunado que sea. Este semestre no ha jugado un solo partido con la selección por problemas fïsicos, y, de nuevo, actualmente está afuera hasta enero (y no es solo esta temporada; hemos sufrido toda la vida con las lesiones de James, especialmente esas que le impiden estar con la selección). Entonces, partiendo de esta realidad, el análisis es un poco diferente. Ya no es relevante el talento, ni la marca, ni si juega en la posición de él, ni si el sistema de Zidane le conviene. La discusión es otra: James, sí o sí, tiene que competir por un puesto en el Madrid, simplemente por el descomunal número de jugadores que tiene Zidane a disposición en el mediocampo y la delantera. Y vamos con otra realidad: un jugador que se lesiona tanto, que se pierde uno de cada tres partidos en la temporada, que pasa 3 o 4 meses al año en el fisioterapeuta en vez de estar demostrando en la cancha, no está en una posición para competir por un puesto. Es tan sencillo como eso.

Sea mejor o no que Isco, esté Modric tan viejo como esté, sea Valverde tan inexperimentado como quieran. No tiene nada que ver. Mientras James se lesione tanto como es el caso, así nos duela, no va a poder estar a la par del resto, meramente por que no tiene la misma cantidad de tiempo, el mismo número de partidos, para demostrar lo que tiene y lo que puede contribuir.

Y nosotros sabemos lo que tiene, sabemos que podría perfectamente ser el ‘10’ titular del Madrid, pero allá en España la historia es otra. Se le exige y se le cuestiona desmesuradamente. Y en un club como el Real Madrid, con la presión que todos llevan encima, hay que responder. Si no pregúntenle a Bale, que ha marcado más de cien goles con el club (cuatro de ellos en finales) y

aún así hoy lo chiflan. Si James juega un partido y no hace goles ni asistencias, inmediatamente hay dudas, y se empieza a hablar de Isco, de Rodrygo, de Vinicius.

Entonces, de nuevo, no tiene que ver con la capacidad de James. Ni con su talento, ni con su mentalidad. El problema está en que juega muy poco, y si cada vez que lo hace se ve forzado a producir y a demostrar y a convencer, pues la presión es demasiado grande. Tan solo falta que a Zidane se le de por mandarlo a la banca por una de sus - mayormente inentendibles - decisiones tácticas, o que el pobre James sufra una nueva lesión en la rodilla o en el gemelo, para que se vea suplente de nuevo, obligado a empezar otra vez desde cero una vez esté recuperado, y a remar contra la corriente para retomar su nivel, empezar a influir en el juego y los goles del equipo, y demostrar - demostrar, demostrar, demostrar - que es más regular que Isco, más frío que Vinicius, más brillante que Lucas Vázquez o más productivo que Kroos.

Lo cierto es que necesitamos a James para la selección. El equipo de Queiroz sin el ‘10’ ha estado lejos de donde lo queremos ver, y de donde sabemos que puede estar. Más de uno espera que la introducción de James al once titular haga que el juego de Colombia encaje.

James, entonces, debe salir. Ya parece demasiado extendida, un poco forzada, su etapa en el Madrid. Debe ir a un lugar menos exigente, un poco menos competitivo y competido en el medio del campo. Un lugar donde lo necesiten y lo puedan aprovechar más. Donde pueda desarrollar su fútbol con más tranquilidad sin las miradas dudosas y poco convencidas de los madridistas encima. Donde pueda tener un lugar un poco más asegurado, que le permita no caer tan bajo en la jerarquía de opciones del entrenador en caso de lesionarse y tener que permanecer un tiempo fuera de las canchas.

Pero ojo, no hablo de abandonar el fútbol competitivo e irse a trotar la cancha en China. Nada de eso. Al contrario: se ha rumoreado en las últimas semanas que el Arsenal y el Inter quieren a James en enero. Ambos clubes de primer nivel. Ambas buenas opciones. Para el bien de la selección y para el bien de él, James debe irse de una vez del Madrid. Ojalá para el próximo semestre. Si no, seguirá la discusión eterna de si puede ser titular, si se puede ganar el puesto, si puede ser el James de la selección... y antes de que se resuelva el debate, sin darnos cuenta, en esas se le pasarán los mejores años de su carrera (recordemos que ya tiene 28), y será demasiado tarde.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
AHORA EN PORTADA
El fin de semana fue hallado el cuerpo de una joven que había viajado a ese departamento con la promesa de un trabajo. El concejal Fernando Tamayo reitera denuncia de reclutamiento de jóvenes en el oriente de Cali.
Identifican a mujer sospechosa del rapto de Fátima, la niña de 7 años asesinada en México
Ofrecen $20 millones por información de presunto feminicida de abogada asesinada en Cartago
¿Qué opciones se estudian para trasladar los desfiles de la Feria de Cali?
Oficial del Ejército en Cali denunció presuntas intimidaciones de agentes de inteligencia
Grandes buques se alejan de Buenaventura por su baja profundidad, ¿cómo financiar el dragado?
Publicidad