France Football canceló la entrega del premio del Balón de Oro, ¿quién lo merecía? (Opinión)

Escuchar este artículo

France Football canceló la entrega del premio del Balón de Oro, ¿quién lo merecía? (Opinión)

Julio 28, 2020 - 12:54 p. m. Por:
Manuel Rodríguez - columnista invitado

La semana pasada, France Football anunció que se cancela la entrega del premio del Balón de Oro 2020, debido a los parones que ha habido en la presente temporada; una decisión ciertamente controversial, pues aunque no hubo Copa América ni Eurocopa, la temporada mal que bien sí se jugó completa, sí se jugará la Champions, y la campaña 2020/2021 empezará en septiembre con normalidad. Queda el debate de quién hubiera merecido el premio. Si imagináramos por un momento que sí se dará, ¿Quién ha sido el mejor jugador de la temporada?

Para que el ejercicio sea un poco más interesante, saquemos de entrada de la lista a Cristiano y Messi. Igual, es debatible si alguno de los dos merece ganar. A Cristiano, por un lado, se le ha cuestionado mucho su nivel a lo largo del año. A pesar de sus 30 goles en la Serie A (lo que sería un temporadón para cualquier otro jugador), sus detractores reclaman que 12 de esos tantos fueron de penal, y que ha tenido demasiados partidos a un muy bajo nivel, sin ser influyente ni decisivo. Además, la Juve no va bien (más allá de que seguramente ganará la liga), no consiguió ni la Supercopa Italiana, ni la Coppa Italia, y hoy por hoy nadie lo pone como candidato para la Champions.

El caso de Messi es muy parecido. Se habla de ‘su peor temporada en años’ y del ‘peor Messi de la historia’, y, bueno, en La Liga fue el ‘pichichi’ con 25 goles y rompió el récord histórico de mayor número de asistencias en una misma temporada en España, con 21. Nos ayuda a dimensionar un poco a lo que nos ha acostumbrado Messi, y el nivel que se le exige. Igual, la realidad es que está en un equipo que no lo potencia, más bien lo desmejora. El Barcelona de hoy —lento, inofensivo, sin ideas ni fútbol— se traduce en un bajo nivel de Messi. Y, números individuales aparte, a Lionel lo perjudica el hecho de que su equipo seguramente cierre la temporada sin títulos. Nadie gana el Balón de Oro sin haber ganado un solo torneo en el año.

Así que bien, ¿quién nos queda?

El primero que hay que nombrar es Robert Lewandowski, el delantero más fulminante de Europa hoy en día. Marcó 34 goles en 31 partidos de Bundesliga, y apareció siempre, enchufado, infalible, imparable. Su nivel explica gran parte de la temporada del Bayern, que aplastó a todos en Alemania y no perdió ni un partido desde enero. Hace rato que el polaco hacía méritos para que se le diera un reconocimiento grande, pero tal vez le hacía falta aparecer un poco más en partidos importantes, o simplemente necesitaba una temporada algo pobre de Messi y Cristiano.

El siguiente en la lista es Kevin De Bruyne. El belga es, hace ya algunos años, el mejor diez del mundo. Es el motor de un Manchester City impecable, y, detrás de Messi, es tal vez el jugador más desequilibrante del mundo. Se ha convertido en un ‘todocampista’ temible, una auténtica máquina degenerar peligro. Tiene un fusil en ambas piernas y una visión de juego descomunal. Lleva ya 19 asistencias en la Premier; y en la Champions, en marzo, él sólo le remontó al Madrid para consumar la victoria del City 1-2 en el Bernabéu (hizo gol y asistencia esa noche). El belga es hoy el mejor jugador del conjunto de Guardiola, que últimamente es incluso cada vez más dependiente de él.

Seguimos con Karim Benzemá. Es el único que actualmente le pelea a Lewandowski el rótulo de mejor ‘9’ del mundo. El francés ha explotado tras la salida de Cristiano (aunque tuvo un ‘delay’ de una temporada), y hoy es el faro del Madrid más práctico del siglo. Pone el toque de calidad en ofensiva, de audacia, de elegancia. Le pone la pausa a la velocidad, el cerebro al vértigo, el freno —necesario— a la montaña rusa que muchas veces es el ataque del Madrid. Se divierte jugando porque se sabe técnicamente superior al resto, y frente al arco no falla. A él se le debe atribuir gran parte de la impresionante racha del Madrid post-parón, y de la consecución del título.

Por último, Sergio Ramos. ¿Sergio Ramos? Sergio Ramos. Junto con Van Dijk, es indiscutiblemente el mejor central del mundo hoy en día, tiene una fuerza física y emocional imponente, y su personalidad es el propulsor principal de la mejor defensa de Europa. Entre él y Benzema ganaron La Liga. Además, por si fuera poco lo que hace en defensa, este año fue el segundo goleador del equipo, convirtiendo penales (e incluso tiros libres) cuando había que hacerlo. Cobró 11, los 11 fueron adentro. Es difícil que se le dé el premio a un defensor, pero si alguno ha hecho méritos suficientes, es el Ramos del 2020.

Cabe mencionar que es muy difícil incluir a Neymar o a Mbappe (que siempre deben ser considerados) por la conclusión prematura de la temporada del PSG —a menos, claro, de que ganen la Champions— . Y no podemos ignorar el año de Mané, de Van Dijk o de Salah. El Liverpool se ha vuelto en gran medida irrelevante dentro del fútbol europeo, por haber ya ganado la Premier y haber quedado afuera de la Champions. Pero sigue siendo el mejor equipo del mundo, y cuando está en su día, juega un fútbol que no juega nadie. Sin embargo, tal es la importancia de la Champions que el haber quedado fuera despojó a cualquier jugador de Klopp de alguna posibilidad de llevarse el premio individual.

¿Quién más cabría en la lista? Podríamos agregar tal vez a Dybala, o a Müller o Kimmich. O, —¿por qué no?— a algún jugador del Atalanta. La FIFA determinó hace poco que el Premio ‘The Best’ sí se otorgará, en una ceremonia que se llevará a cabo a finales de agosto. En cuanto al Balón de Oro, sin embargo, el premio original, el de más mística y prestigio, nos quedará siempre la duda; en una temporada en la que, por primera vez en 12 años, tal vez los favoritos no eran Messi y Cristiano.

@manrodllo

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS