¡Cómo olvidarlo! El día que Freddy Rincón anotó el gol más gritado por los colombianos

Escuchar este artículo

¡Cómo olvidarlo! El día que Freddy Rincón anotó el gol más gritado por los colombianos

Abril 08, 2020 - 04:25 p. m. Por:
Francisco Henao Bolívar, reportero de El País

Freddy Rincón anotó el histórico gol ante Alemania en Italia 90.

Archivo / El País

A los 88 minutos Colombia recibió un verdadero mazazo con ese gol de Pierre Littbarski en el partido del 19 de junio que se jugó por el Grupo D del Mundial de Italia 90, y ante 72.510 espectadores en el estadio Giuseppe Meazza de Milán.

Todo el mundo hablaba de injusticia en el resultado por el partido casi que perfecto que jugaron los dirigidos por Francisco Maturana ante el equipo que a la postre se coronaría campeón del mundo.

En esos 2 minutos que quedaban de partido, lo que le sobraba a Colombia era fe. Desde la pista atlética Diego Barragán, entonces preparador físico del equipo, no dejaba de alentar a sus jugadores, mientras que Pacho Maturana parecía imperturbable, una postal que siempre lo caracterizó en el fútbol.

Hasta que llegó la gran obra maestra, la jugada que le devolvió la condición de justicia al resultado y que llevó de inmediato a Colombia - por primera vez - a los octavos de final de un Mundial.

Leonel Álvarez recuperó el balón en terreno propio, se la dio al 'Bendito' Fajardo, este maniobró y se la entregó al 'Pibe' Valderrama, tocó de una para Rincón, el de Buenaventra descargó en Fajardo, quien no dudó en dársela de nuevo al 'Pibe'. El crack samario se la filtró a Rincón que iba en velocidad pura por derecha”, quedó solo frente a Bodo Ilgner. y con un remate sutil por entre las piernas, Rincón puso el 1-1.

Otro carrerón de locura para celebrar, el abrazo de todos los jugadores en el rincón del tiro de esquina, y el grito emocionado de todo un país que a todo pulmón celebró esa conquista.

"¿Que si me acuerdo de ese gol? jejeje, qué colombiano no se acuerda y qué colombiano no lo celebró... fue una locura, algo muy grande para nosotros por el rival que teníamos al frente", rememora Rincón desde su sitio de cuarentena en Cali.

Rincón dice que ese día presintió que algo bueno podía pasar. "Desde por la mañana, en la concentración de Villa Palaviccini, todos estábamos muy contentos, sabíamos y hablábamos de que a los alemanes había que quitarles el balón. Ya cuando íbamos en el bus para el estadio, yo me hice en una de las bancas de atrás porque allá es donde se hacen los más alegres, los de la recocha".

Sobre el partido, el espigado exvolante de Santa Fe, América y varios equipos internacionales, dijo que salió como lo habían pensado.

"Nos faltó fue eficacia, manejamos el balón y les llegábamos con facilidad, pero no la metíamos; hasta que llegó el gol de ellos terminando el partido que nos 'bajoneó' un poco", dice.

- Pero llegó luego el golazo suyo para el 1-1.
"Sí, nunca perdimos la fe. Recuperamos el balón y los desconcertamos porque se lo tocamos varias veces. El balón lo tenía el 'Pibe' y yo comencé a correr por la derecha; cuando el mono me la tira, me deja mano a mano con Ilgner. Ahí uno no piensa en más nada sino en patear el arco eso hice yo y por fortuna se le pasó por entre las piernas".

- Ese gol lo gritó toda Colombia...
"Imagínese, perdíamos 1-0, faltaban dos minutos y era injusto porque estábamos jugando bien. Viene ese gol que hasta yo grité con toda mi alma. Y era el grito también del pueblo colombiano. Cuando recibí el balón y vi que el arquero me salió, dije: a Santa Rosa o al charco, y por fortuna fue a Santa Rosa (risas)".

Rincón recuerda que cuando regresaron a la concentración, la señora que hacía el aseo preguntó que quién era el número 18.

"Yo hablaba con ella en la concentración, pero la señora no sabía qué numero utilizaba cada jugador. Cuando le dijeron que era yo, no paraba de abrazarme (risas)".

Rincón dice que guarda en su memoria y en su videoteca esta jugada que ha sido una de las grandes de Colombia en los mundiales.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS