Escuchar este artículo

Bayern de Múnich ganó a Al-Ahly egipcio y será rival de Tigres en final del Mundial de Clubes

Febrero 08, 2021 - 04:05 p. m. 2021-02-08 Por:
Agencia AFP
Robert Lewandowski

Robert Lewandowski, delantero polaco del Bayern Múnich.

AFP - El País

El Bayern de Múnich, vigente campeón de la Liga de Campeones de la UEFA, se impuso este lunes a su homólogo africano, el Al-Ahly de Egipto (2-0), logrando el boleto para la final del Mundial de Clubes de Catar, donde se enfrentará el jueves a Tigres de México.

El Bayern, que busca el pleno de títulos en juego el curso 2020 (Champions, Bundesliga, Copa alemana, Supercopa de Alemania, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes) está ya a un paso coronar su exitosa temporada.

Para ello deberá superar el jueves a la revelación del torneo, el Tigres de México, que derrotó al Palmeiras en la otra semifinal.

Sólo el Barcelona de Pep Guardiola en 2009 se había llevado todos los títulos nacionales e internacionales por los que compitió.

El Al-Ahly, por su parte, será el rival del Palmeiras el jueves en el partido por el tercer puesto de la cita mundialista.

Los dos goles del partido disputado en el estadio Ahmad bin Ali fueron obra del delantero polaco Robert Lewandowski (17, 86).

"Fue un muy buen partido y estamos preparados para la final", afirmó el astro polaco, que suma 29 goles en 27 partidos con su club esta temporada.

"Queremos asegurar otro título, el sexto en esta temporada. Esto es un Mundial de Clubes, lo que siempre es algo especial", añadió Lewandowski.

El delantero, jugador FIFA del año en 2020, abrió el marcador al culminar una jugada hilvanada dentro del área egipcia, y sentenció en los minutos finales al enviar al fondo de las redes con un remate de cabeza un centro de Leroy Sané desde la línea de fondo.

Con dos goles, el ariete polaco pugnará en la final por ser el máximo goleador del torneo con el francés de Tigres André-Pierre Gignac, que suma tres dianas.

Los pupilos de Hansi Flick gozaron de más y mejores ocasiones que el equipo norteafricano, verdugo del Al Duhail local en cuartos de final, y que llegaba al choque tras 32 partidos consecutivos sin perder entre todas las competiciones de la mano de su entrenador nacido en Sudáfrica Pitso Mosimane.

En el inicio del segundo acto los 'Diablos Rojos' africanos ganaron en confianza y se acercaron al arco defendido por Manuel Neuer. El Bayern acusó por momentos el cansancio luego de una espera de siete horas por un retraso en su vuelo a causa de la nieve caída sobre Berlín.

Pero el casi 70% de posesión del balón refleja la superioridad bávara. Los 12.000 espectadores presentes en el estadio, rigurosamente sometidos a test, con mascarilla, y repartidos por el conjunto de las tribunas, vieron cómo el Bayern realizó 23 disparos, mientras que su rival sólo pudo colocar dos entre los palos de Manuel Neuer.

Flick no veía el choque en riesgo, y pensando quizá en la final ante Tigres, sacó del terreno de juego a Thomas Müller y a Serge Gnabry, autor del pase de gol en el primero de Lewandowski.

Una cifra explica por qué todos los Mundiales de Clubes desde 2013 han ido a manos del equipo europeo: el valor total de la plantilla del Bayern está estimado en 879 millones de euros (más de 1000 millones de dólares), por los 25,5 millones de la del Al-Ahly.

Obtén acceso total por $4.700/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS