"A René Higuita lo conocía muy bien": Roger Milla, 30 años después del Mundial de Italia

Escuchar este artículo

"A René Higuita lo conocía muy bien": Roger Milla, 30 años después del Mundial de Italia

Junio 20, 2020 - 11:55 p. m. Por:
Francisco Henao Bolívar - Reportero de El País

Imagen de la jugada entre Roger Milla (izq.) y René Higuita durante el juego entre Camerún y Colombia en el Mundial de Italia 90.

AFP - El País

El 23 de junio de 1990 fue un día aciago para el fútbol colombiano. A la Selección que dirigía Francisco Maturana y en cuya nómina estaban Rincón, Valderrama, Fajardo, la 'Gambeta' Estrada y Leonel, entre otros, que cuatro días atrás había impresionado al mundo con el empate 1-1 ante Alemania en Milán, esta vez le tocó perder, 1-2 frente a Camerún en Nápoles, lo que significó su eliminación del Mundial de Italia.

Un veterano de 38 años en ese momento, que estaba prácticamente de salida en el fútbol y que en la selección camerunesa solo jugaba pedacitos en los segundos tiempos, Roger Milla, fue el encargado de bajar los ánimos de los colombianos con dos goles que sentenciaron el encuentro, pese al descuento de Bernardo Redín.

En ese duelo, Milla entró en el minuto 54 por Louis Mfede, y en tiempo de reposición, casi de seguido, en los minutos 106 y 109, vulneró el arco de Higuita, uno de ellos en un error de confianza del portero colombiano, acabando así la historia del seleccionado cafetero en ese Mundial.

Treinta años después, El País contactó a Roger Milla, el verdugo de Colombia, para revivir momentos de ese encuentro, cuya cita fue en el estadio San Paolo de Nápoles ante 50 mil espectadores.

¿Qué es lo que más recuerda de ese partido de hace 30 años en el Mundial de Italia?
Mucha diversión y emociones. Lo que logramos ese día no tenía precedentes y es por eso que la gente todavía lo recuerda hoy. El partido fue tenso y la multitud increíble. Tengo muy buenos momentos de este partido. Cada gol sonaba como una liberación. Por fortuna lo ganamos y avanzamos a cuartos de final.

¿Conocía el estilo de Higuita, sabía que en cualquier momento podía fallar?
Conocía bien el juego de Higuita, que era un gran portero en ese momento. Cuando yo estaba en el Montpellier, la televisión francesa transmitía sus partidos, así que los vi junto con Valderrama, que también estaba en Montpellier, era mi compañero. Para ser honesto, no esperaba que cometiera tal error. Mis entrenadores asistentes del equipo, Claude Leroy y Schnitgger, siempre me dijeron que jugara muy cerca de la zona defensiva de Colombia y que estuviera lo más cerca posible del portero, y ese día contra Higuita el éxito fue total.

¿Se enteró de que a Higuita aún se le critica por esa jugada?
Es obvio que tuvo que ser criticado porque era un partido muy importante, dos selecciones de buena técnica nos jugábamos el pase a los cuartos de final del Mundial; yo no renuncié a atacar y cuando a él le tiran el balón, voy a enfrentarlo con tan buena suerte de que falla y yo puedo definir. Pero es un error cuestionarle eso porque jugadas como esas pueden ocurrirles a todos y en cualquier momento.

¿Qué jugador de esa Selección Colombia lo impresionó?
Como siempre lo he dicho, Valderrama sigue siendo para mí un gran maestro del fútbol. Podía poner la pelota donde quería, con mucha precisión. Tuve la oportunidad de jugar con él en Montpellier, de compartir muchos momentos en la liga francesa. También estaban jugadores muy buenos como el mismo Higuita y Freddy Rincón, por lo que habían hecho en los partidos anteriores. Andrés Escobar era otro muchacho que se destacaba por su buen nivel, pero lamentablemente ya no está aquí con nosotros.

Sus dos goles llegaron en tiempo extra. ¿Los jugadores colombianos estaban cansados?
Creo que sí y era parte de la táctica de los partidos; yo entré cuando los defensores rivales ya estaban un poco cansados; gracias a Dios con mi inteligencia de juego hice la diferencia al anotar dos goles que nos dieron mucha felicidad.

Usted entró en el segundo tiempo por Louis Mfede. ¿Vio que el juego era ideal para su fútbol?
Sí, de hecho el técnico Nepomniachi me lo contó antes de la competencia. Me dijo que entraría en cualquier momento porque todavía era muy bueno técnicamente y que físicamente también venía respondiendo sin problemas. A esa altura del partido los jugadores colombianos ya estaban un poco cansados porque era un partido intenso. Yo entré y con mi frescura pude aprovechar situaciones y darle a mi país el triunfo.

¿Ha vuelto a hablar con Higuita después de ese Mundial?
Sí, claro. Es mi amigo. No olvidemos que sigue siendo parte del fútbol, una figura reconocida en todos lados. Fue un gran arquero y a pesar del paso del tiempo y de la distancia, tenemos una buena relación.

¿Qué fue lo que más le llamó la atención de esa selección colombiana?
Su determinación, esa voluntad de ganar y el buen juego que mostró en todos los partidos. Estas son cualidades que no necesariamente encontramos hoy y es una pena.

Nuestra estrella hoy es James Rodríguez, pero no juega en el Real Madrid. ¿Cree que debe cambiar de equipo?
James Rodríguez es un jugador con un enorme talento que se reveló al mundo en la Copa Mundial del 2014, siendo incluso el máximo anotador. Es una etapa difícil la que está viviendo en su carrera en este momento, pero tiene que mantenerse fuerte, no bajar los brazos en ningún momento. Y si quiere irse para lograr tiempo de juego, no le faltarán pretendientes. Cuando no estás jugando, tienes que probar otra cosa.

Hoy el mundo del fútbol se debate entre quién es mejor: Cristiano o Messi. ¿Usted por quién votaría?
No me gusta comparar jugadores que no juegan en la misma posición. Son dos jugadores muy grandes y con características diferentes que desde sus posiciones le vienen aportando demasiado a sus equipo.

¿Qué está haciendo Roger Milla hoy?
Soy embajador itinerante en la presidencia de la República y cuido de mi Fundación Corazón de África.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS