Escuchar este artículo

¿Y las autoridades? Varios equipos de la Liga colombiana han sido blanco de los hinchas violentos

Marzo 30, 2021 - 02:27 p. m. 2021-03-30 Por:
Elpais.com.co
Fútbol colombiano

En Cartagena apareció este año una pancarta en la que se amenazaba a los jugadores del Real si no ascendían.

En menos de una semana el Deportivo Cali ha sufrido intimidaciones de un sector de su hinchada, inconforme por los malos resultados de su equipo.

El jueves 25 de marzo en el restaurante del hotel de concentración en Bucaramanga, previo al duelo por la fecha 14 de la Liga ante el equipo santandereano, varios hinchas increparon al técnico Alfredo Arias y a varios de sus colaboradores, reclamándole por los resultados adversos y ordenándole además que no tuviera en cuenta para dicho partido al juvenil Andrés Arroyo.

Dos días después, el sábado 27, de nuevo los hinchas invadieron el sitio de entrenamiento del Cali en Pance y protestaron con vehemencia ante los jugadores, llamándolos 'pechifríos' y pidiéndoles más compromiso en la cancha.

El lunes 30 de marzo, cuando el bus que transportaba a los jugadores llegaba al estadio de Palmaseca para el juego ante Pasto, otra vez los hinchas aparecieron, se atravesaron en el camino y comenzaron a agredir verbalmente a los jugadores.

Y este martes en la madrugada fue la sede administrativa la que fue objeto de ataques a piedra por parte de los hinchas.

Deportivo Cali

La sede administrativa del Deportivo Cali fue objeto de ataques de aficionados.

Ya situaciones de violencia se habían presentado recientemente, incluso con equipos de la B.

En un puente situado al frente de la Unidad Deportiva Rocky Valdez en Cartagena, apareció una pancarta con un mensaje intimidante hacia el cuadro de la heroica.

"Ascienden o los matamos", decía en la pancarta, intimidación que fue rechazada por dirigentes del fútbol nacional.

De la misma manera hace poco fue arrojado un artefacto explosivo a la sede del Deportes Quindío por hinchas inconformes, hecho que por fortuna no cobró vidas humanas.

Ante la situación que se está presentando, y más allá de los mensajes solidarios de clubes y de la misma Dimayor, preocupa el hecho de que hasta el momento no haya un pronunciamiento de las autoridades nacionales para detener esta ola de violencia.

"Hay directivos que cohonestan con esas barras, incluso antes les regalaban boletas. Y si no se actúa con mano dura, con cárcel  para los vándalos, por ejemplo, esto va a seguir así", dijo un reconocido exdirectivo del fútbol colombiano que pidió la omisión de su nombre.

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS