Escuchar este artículo

¿Qué consecuencias tendría un paro de futbolistas en Colombia?

Octubre 18, 2019 - 12:00 a. m. Por:
Redacción de El País 
deportivo cali america de cali

Imagen del clásico 287 entre Deportivo Cali y América disputado en el estadio de Palmaseca, correspondiente a la jornada 15 de la Liga Águila II - 2019.

Fotos: José Luis Guzmán y Jorge Orozco / El País

Preocupante. Esa es la palabra que más se podría ajustar a la situación que se está viviendo entre la Dimayor —el ente que rige el balompié nacional— y Acolfutpro, la agremiación que protege los derechos de los futbolistas.

Hace más de un mes, Acolfutpro realizó un pliego de peticiones para mejorar su situación laboral a la Dimayor y a la Federación Colombiana de Fútbol, pero ambas entidades se han negado a dialogar para negociar estas propuestas.

En respuesta a esa postura, los futbolistas están dispuestos a hacer un cese de actividades que paralizaría el desarrollo de las finales de la Liga y la Copa Águila, y la disputa por el título de la Copa Colombia entre Cali y DIM.

Daniel Bocanegra, el capitán del Atlético Nacional y uno de los ‘abanderados’ de esta causa, dejó claro que este fin de semana se jugará sin problemas la fecha 18 de la Liga Águila, pero que el plazo máximo para que la Dimayor acepte el diálogo con ellos se vence el próximo lunes. “Si no, la próxima fecha sí nos paramos”, aseguró el defensor.

¿Cuáles serían las implicaciones de un paro?
Los presidentes de los clubes ven con preocupación esta situación, mostrándose en desacuerdo con el mensaje de los futbolistas de hacer un cese de actividades.

Según lo que ha estado comunicando Acolfutpro, los jugadores entrenarían de forma normal con sus equipos, pero no jugarán los partidos oficiales, algo que, visto desde la óptica de los equipos, no es legal.

“El tema es que yo no sé si ellos (los jugadores) no se han dado cuenta, pero tienen un contrato con sus empleadores, que son los clubes, no son ni la Dimayor ni la FCF”, aseguró Ignacio Martán, el presidente del Cortuluá.

“Las implicaciones de esto es que se ha creado un pánico económico por lo que pueda pasar, y yo creo que los jugadores no son conscientes de esto”, explicó el reconocido dirigente.

Hablando sobre la forma como el equipo ‘Corazón’ del Valle está sorteando la situación, Martán sostuvo: “Acá nos reunimos con los futbolistas y con un abogado y les explicamos que Cortuluá es juicioso y siempre les cumple con todo. Ellos saben eso y lo reconocen, pero manifiestan que es una postura contra la Dimayor, y la verdad es que no yo entiendo eso”.

Más fuertes fueron las palabras de José Augusto Cadena, el presidente del Cúcuta Deportivo, quien aseguró que si sus jugadores llegaran a participar del paro, serían despedidos.

“He tenido la oportunidad de hablar con varios jugadores y ellos me han manifestado que en ningún momento quieren ir a paro, pero saben que si lo hacen, sus contratos se darán por terminados de manera inmediata por justa causa”, señaló.

Para Cadena, las pérdidas económicas que dejaría un paro serían terribles.

“Esto traería unos daños y perjuicios incalculables porque la televisión dejaría de pasar diez partidos y las vallas de los patrocinadores no se verían, ¿quién asumiría este daño, el fútbol profesional o la agremiación que es la que está incitando al cese de actividades?”, cuestionó Cadena.

Sobre el tema de las taquillas, Martán indicó: “¿Cómo voy yo a sacar boletería para un partido si no tengo la certeza de que los futbolistas lo van a jugar?”.

Acolfutpro denunció amenazas

Si por el lado dirigencial del fútbol colombiano hay una postura férrea, lo mismo ocurre con la agremiación, que, incluso, denunció ayer que hay presiones por parte de los equipos para que sus futbolistas no participen de un eventual paro.

“Denunciamos ante la opinión pública y las autoridades nacionales las presiones, amenazas de despidos, vetos para volver a ser contratados y sanciones disciplinarias y económicas de las que hoy están siendo objeto nuestros asociados, por parte de algunos directivos de los clubes, como represalia por anunciar el cese de actividades ante la negativa de los presidentes de FCF y Dimayor a negociar sus peticiones”, remarcó Acolfutpro en un comunicado de prensa.

Carlos González Puche, el presidente de la agremiación, sostiene que los clubes no pueden despedir a los jugadores porque las protestas pacíficas son legales.

Iván Vélez, exfutbolista y miembro del Consejo Directivo de Acolfutpro, asegura que los equipos, a través de sus capitanes, agotarán hasta las últimas instancias las posibilidades de diálogo, mostrando que no darán su brazo a torcer, aún siendo conscientes del impacto tan grande que tendría un cese de actividades.

“Es que el fútbol profesional no solo es el jugador dentro del campo, aquí perdería la televisión, los clubes por las taquillas y hasta las señoras que venden camisetas y choricitos en las afueras del estadio (...) Nosotros solo queremos ser escuchados y concertar cosas justas como una repartición equitativa de los recursos y tener más garantías como profesionales”, expresó el recordado lateral derecho de equipos como América y Junior.

La expectativa total sobre el tema se aplazará para el lunes, donde se espera que la Dimayor y los futbolistas puedan llegar a un acuerdo que evite a toda costa un paro.

¿Qué parte tendrá que ceder más para que la pelota no se frene?

Las peticiones 

1. Negociar el calendario de las competencias y días de descanso entre partidos.

2. Concertar el estatuto del jugador y el código disciplinario de la Federación Colombiana de Fútbol.

3. Concertar la minuta única de contrato de trabajo obligatoria.

4. Garantizar el torneo profesional femenino y mejorarlo.

5. Pólizas de salud complementarias.

6. Un partido al año de la Selección Colombia en beneficio de Acolfutpro.

7. Tener participación en los derechos de televisión.

8. Entradas para partidos locales y de las Selecciones Colombia.

9. Protocolos para combatir la violencia de género y el acoso laboral.

10. Dos reuniones al año de Acolfutpro con las selecciones Colombia, masculina y femenina.

15 días hábiles de vacaciones a mitad de año es otra de las peticiones.
72 horas de recuperación entre cada partido piden  los jugadores.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS