¡Fiesta en Barranquilla! Junior celebra con su afición su octava estrella

¡Fiesta en Barranquilla! Junior celebra con su afición su octava estrella

Diciembre 17, 2018 - 08:39 a.m. Por:
Colprensa / El Universal
Junior

Junior celebra con su afición su octava estrella.

Tomado del Twitter del Junior

El Junior, luego de ser premiado en Medellín, arribó Barranquilla para celebrar su octavo título del fútbol colombiano. Llegaron al estadio Roberto Meléndez sobre la media noche, donde millares de hinchas los esperaban para festejar.

La sequía por la octava estrella por fin acabó. Junior y Barranquilla volvieron a celebrar después de siete años sin poderlo hacer y este domingo la obtuvo ante el Independiente Medellín al que superó en el global 5-4.


Pese a llegar con una ventaja de 4-1 al Atanasio Girardot, las cosas empezaron a complicarse cuando Leonardo Castro anotó el gol a pocos minutos de acabarse el primer tiempo, pero se puso a mordiscos cuando el mismo Castro anotó iniciado el segundo tiempo.

Teófilo Gutiérrez, el 'crack' puso su fútbol y su experiencia al servicio de su amado Junior

Junior era impreciso tuvo la baja de dos jugadores como Jarlan Barrera y Luis Díaz, quienes debieron salir por estar golpeados y eso parecía que le daba aliciente al Medellín, pero no fue así. Uno de los que ingresó, Yony González, anotó el gol de Junior, que acalló las gargantas del estadio Atanasio Girardot, pero los hinchas que estaban en el estadio Roberto Meléndez y en la Plaza de Soledad, se llenaron de alegría y la algarabía no cesaba en ambos sitios.

Un tercer gol del Medellín nuevamente alentó a los hinchas en el Atanasio Girardot y silenció a los que estaban en Barranquilla y sus alrededores. Los primeros alentando para que llegara un cuarto tanto que forzara los penales y los segundos empujando el reloj con el pensamiento para que avanzara y así Junior consiguiera la octava.

Cuando el árbitro dio por terminado el partido, el estadio Roberto Meléndez estalló en un solo grito de alegría. Los hinchas no se cansaban de gritar: ¡Junior! ¡Junior! Grito que contagió a toda una ciudad que salió a las calles a celebrar.

En cada municipio del Atlántico los seguidores del club salieron en caravanas a celebrar la octava estrella. En los estaderos apareció la maicena como una manera de anunciar que se adelantaba el Carnaval de Barranquilla.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad