Vuelta a Cataluña: Egan Bernal ya es tercero; Nairo Quintana es quinto y Thomas De Gendt es líder

Egan ya es tercero en la Vuelta a Cataluña; Nairo es quinto y De Gendt sigue líder

Marzo 27, 2019 - 11:58 a.m. Por:
Redacción de El País 
Egan y Nairo

 Nairo Quintana y Egan Bernal durante la etapa de este miércoles en la Vuelta a Cataluña.

EFE / El País

El belga Thomas De Gendt (Lotto Soudal) salvó el liderato en las rampas de Vallter 2000, etapa reina de la Volta a Catalunya, donde Adam Yates (Mitchelton - Scott) ganó la batalla a los colombianos Egan Bernal (Sky), Miguel Ángel López (Astana) y Nairo Quintana (Movistar), así como al irlandés Dan Martin (Emirates).

Llegaron los Pirineos y los primeras espadas del pelotón no se escondieron en un final emocionante en el que Sky trabajó para Bernal, si bien fue Yates el que se impuso al esprint en el último puerto de la jornada, de categoría especial.

En el repecho final, el británico fue más rápido que Bernal y Martin, que terminaron segundo y tercero, respectivamente. Quintana fue cuarto con el mismo tiempo, mientras que López cruzó a dos segundos.

Pese al ritmo de los cinco gallos que se jugaron el triunfo, De Gendt sobrevivió. El líder cruzó la meta a 2 minutos y 21 segundos de los mejores y mantiene una renta de 27 con respecto a Yates, su más inmediato perseguidor en la general. Egan Bernal ya es tercero a 30 segundos. 

'Supermán' López: "Hablan de presión pero no sé qué es; voy día a día"

También sucumbió Alejandro Valverde, vencedor de las dos últimas ediciones de la ronda catalana, que en Vallter 2000 cedió 2 minutos y 19 segundos.

Todo ello sucedió en un día radiante en las carreteras del Pirineo catalán, ideal para que el pelotón se moviera en la etapa reina de la 99ª edición.

A diferencia del año pasado, cuando el fuerte viento obligó a la organización a suspender la ascensión a este coloso, las rampas de la estación de esquí, con un desnivel medio del 7,6%, fueron decisivas.

Antes de Vallter 2000, al gran grupo le esperaba un recorrido exigente. En el control de firmas de la salida, situado en Sant Feliu de Guíxols, Chris Froome confirmaba su presencia en el pelotón después de caer en la segunda etapa y olvidarse de la general tras ceder más de 14 minutos con respecto a los favoritos.

Este miércoles el británico se dejó ir y perdió 26 minutos y 55 segundos, confirmando que la Volta es un buen escenario para entrenar con vistas al Tour de Francia, su gran objetivo.

La fuga inocente del día llegó en los primeros kilómetros de la etapa coincidiendo con el primer alto (La Ganga), de tercera categoría. Un total de once actores secundarios, entre los que destacaban los españoles Óscar Cabedo (Burgos - BH), Álvaro Cuadros (Caja Rural) y Sergi Samitier (Euskadi - Murias), se animaron a mover la carrera.

La escapada se redujo a seis ciclistas en los últimos 50 kilómetros y superaron el Oix y Rocabruna, los dos primeros pasos pirenaicos de la jornada, ambos de primera categoría, con una ventaja cercana a los 4 minutos.

La batalla, sin embargo, se vivía en el pelotón. La carretera se endurecía y el avispero empezaba a moverse con Movistar, Lotto Soudal y Sky marcando el ritmo de crucero.

En el equipo español, el costarricense Andrey Amador resbaló en la entrada a la localidad de Camprodon, a 20 kilómetros de meta, y se quedó rezagado del gran grupo sin poder ayudar a sus líderes de equipo en el momento decisivo.

Con el último fugado (Pieter Weening, Roompot - Charles) neutralizado a 9 kilómetros de meta, empezaba la batalla. El Sky, con un generoso Iván Sosa, imponía un ritmo infernal que reducía el grupo de los favoritos. Sufrían De Gendt y Valverde, que quedaban rezagados poco antes de que Bernal clavara el primer puñal.

Solo Quintana siguió el ritmo de su compatriota que rompía la etapa. A 4 kilómetros Adam Yates, sin casi hacer ruido, se unía al festival colombiano. También Miguel Ángel López y Dan Martin tenían piernas para entrar en la terna.

Todos ellos, excepto Nairo, probaron suerte en los últimos 3 kilómetros. El colombiano, que ya ganó en Vallter 2000 en 2013, mostró su sangre fría en los últimos tres kilómetros y, si bien no pudo batir a sus rivales en la rampa final, terminó cuarto con el mismo tiempo que Yates.

Tras una jornada que no defraudó, la Volta afrontará este jueves el último final en alto. Será una etapa clásica y corta, de 150,3 kilómetros, con inicio en Llanars (Girona) y final en la estación de esquí de La Molina, donde Alejandro Valverde ha reinado en las últimas dos ediciones.

El último repecho a meta, corto y explosivo, es ideal para que el murciano imponga su ley. Antes, sin embargo, deberá sortear el Coll de Coubet, de primera categoría, y el Port de la Creueta, el último alto especial de la presente edición de la carrera. Una vez superado este coloso, el pelotón ascenderá a la cumbre final por partida doble.

Si De Gendt es capaz de mantenerse sólido en La Molina, tendrá más cerca el triunfo final y hará buena la aventura en solitario que completó en la primera etapa.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad