Escuchar este artículo

Análisis: ¿El estado físico pasará factura en el Tour de Francia?

Agosto 26, 2020 - 12:05 a. m. 2020-08-26 Por:
Redacción de El País
Tour

Los ciclistas afrontarán una carrera de tres semanas sin haber llegado en sus mejores condiciones físicas por los cinco meses de confinamiento que tuvieron, debido a la pandemia del coronavirus. Eso podría afectar el nivel del Tour.

AFP / El País

El retiro de Egan Bernal del reciente Critérium Dauphiné, sumado a los problemas físicos que tuvieron otros pedalistas en diferentes carreras que se cumplieron hace poco, además de la baja forma de otros grandes como Chris Froome, Mikel Landa y Geraint Thomas, hacen pensar que al Tour de Francia el grupo de corredores llegará con un alto déficit en cuanto a la preparación.

Los casi cinco meses de confinamiento por el coronavirus pegaron durísimo, y aunque se programaron diferentes carreras en Europa para que los ciclistas fueran soltando y encontrando la forma, no cabe duda de que una competencia tan dura de tres semanas como el Tour, con grandes puertos de montaña para encarar, podría pasarles factura a los ciclistas internacionales.

“Hay un tema con los deportistas de alto rendimiento que es la especificidad; no es lo mismo trabajar en un espacio cerrado que en campo abierto, tampoco es lo mismo una carrera virtual o hacer rodillo en casa que hacer kilometraje en carretera; por eso creo que les va a pasar factura este tiempo que tuvieron que estar en sus casas”, dice el licenciado en educación física Hernando Arias.

Agrega el profesional que “se debieron haber recortado las distancias de las etapas, haber hecho un Tour más corto teniendo en cuenta el tiempo que los ciclistas tuvieron que estar encerrados en sus casas; estoy preocupado por el rendimiento de los colombianos porque acá hubo más tiempo de confinamiento que en otros países”.

Le puede interesar: ¿Se viste de azul? Diario inglés dice que James Rodríguez está cerca de fichar por el Everton

Entre tanto, Luis Alfonso Cely, entrenador del equipo ‘Colombia tierra de atletas’ que está en Europa para participar en el Giro de Italia Sub 23, considera que los ciclistas necesitan un tiempo considerable para llegar en un óptimo nivel a una carrera como el Tour de Francia.

“La pandemia y el calendario no dieron la oportunidad de que todos llegaran en buenas condiciones a este Tour. Pero me parece que les va a costar más a los ciclistas mayores de 30 años. La decisión del Ineos de llevar a Carapaz al Tour por encima de Thomas y de Froome es porque los jóvenes se pueden poner a punto más rápido que los veteranos”, señaló Cely.

Expresó que “los que no lleguen cien por ciento al Tour en cuanto a sus condiciones físicas, en la misma competencia podrán ir recuperando su nivel, mirarán en qué etapas se pueden dosificar y en cuál pueden apretar un poco más el paso”.

Por último, Cely manifestó que “es una incógnita ver cómo responderán los ciclistas en esas etapas montañosas; por eso, el Ineos decidió prescindir de Thomas y de Froome, porque quieren un equipo fuerte y consideran que con Carapaz y Egan tienen material para dar la pelea”.
Entre tanto, Carlos Mario Jaramillo, quien corrió el Tour de Francia en seis ocasiones y hoy es entrenador, no duda en que la larga inactividad que tuvieron los ciclistas por el coronavirus podrá ser un impedimento para que muchos brillen en la carrera gala.

“Yo estoy seguro de que a muchos les va a pasar factura porque no es lo mismo montar de manera virtual que hacerlo en campo abierto. Y ya vimos en las diferentes carreras que se corrieron hace poco que muchos ciclistas tuvieron problemas físicos. Ahora viene una competencia muy dura de tres semanas que no va a perdona nada”, sentenció Jaramillo.

Manifestó el exciclista que “el Tour de entrada va a tener mucha montaña y eso va a ser muy duro para todos; si el Ineos decidió dejar por fuera a dos hombres experimentados como Thomas y Froome, fue porque no los veía bien físicamente, por eso se la están jugando por otro lado, con Egan y con Carapaz, que seguro van a llegar en mejores condiciones al Tour”.

Como dice el dicho, lo hecho, hecho está. Los ciclistas ya están en Niza para la carrera que comenzará el sábado 29 de agosto.

Roglic, en duda

Uno de los grandes favoritos para el triunfo en el Tour de Francia, el esloveno Primoz Roglic, está en duda para tomar la salida debido a que no se encuentra recuperado totalmente de una aparatosa caída que sufrió en el reciente Criterium Dauphiné.

Su esposa, Lora Klinc, no lo da como fijo para correr desde el sábado por las consecuencias de la caída.

El accidente dejó todo en espera por un tiempo. La pregunta más importante en este momento es si Primož realmente comenzará. “Todos queremos eso, pero estamos esperando la confirmación. Estoy esperando ansiosamente lo que sucederá”, dijo Klinc.

Roglic es la carta fuerte del Jumbo para derrotar a Egan.

Bora, con un positivo

El equipo Bora-Hansgrohe anunció que no tomaría la salida de la Bretagne Classic, en Plouay (oeste de Francia), debido a que uno de sus corredores dio positivo por coronavirus.

Los ciclistas participantes habían dado todos negativo seis días antes de la carrera, pero uno de ellos recibió ayer el resultado positivo de su test realizado tres días antes de la carrera, explicó la formación alemana, que estará presente —con otros corredores— en el Tour de Francia.

“El equipo no puede participar en la carrera. Todos los miembros del equipo que estuvieron en contacto directo con el corredor serán aislados conforme a las consignas oficiales”, declaró Jan-Niklas Droste, responsable médico, en un comunicado del equipo.

Obtén acceso total por $4.700/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS