Escuchar este artículo

Red de Bibliotecas Públicas de Cali llega a 30 años de funcionamiento y reconocimientos

Enero 02, 2020 - 11:45 p. m. Por:
Juan Fernando Merino, especial para El País
Biblioteca Centenario

El edificio  de la Biblioteca del Centenario fue remodelado hace pocos años  y cuenta con nuevos espacios para la lectura.

José Luis Guzmán / El País

Un balance de lujo es el que puede presentar para el recién terminado año 2019 la Red de Bibliotecas Públicas de Cali, con un Premio Mundial, la realización de numerosos eventos culturales a nivel local, nacional e internacional, una Certificación de Calidad y la construcción y finalización de varias sedes nuevas, para ajustar 64 —entre ellas 16 en zonas rurales del municipio y 3 en estaciones del MÍO—. Así se consolidó como la red de bibliotecas municipales de Colombia con mayor número de sedes.

El premio en cuestión fue el recibido por la Biblioteca Pública Daniel Guillard, en el oriente de Cali, seleccionada por la Federación Internacional de Asociaciones Bibliotecarias (IFLA) como Mejor Biblioteca Verde del Mundo 2019 entre participantes de 34 países.

Los jurados recalcaron que la iniciativa que allí se lleva a cabo “involucra a todas las edades y a toda la comunidad en la generación de conciencia sobre la sostenibilidad y la práctica verde con impacto visible”.

Lea también: Orlando Cajamarca, director de Esquina Latina, homenajeado con el Premio Vida y Obra 2019

A esto convendría añadir que en los cinco años desde la creación del Premio Nacional de Bibliotecas Andrés Samper Ortega, tres veces ha recaído en espacios de la Red: en el 2014 en el Centro Cultural y Biblioteca Desepaz, en el 2017 en la Biblioteca del Deporte y la Recreación, y en el 2018 en el Centro Cultural de la Comuna 1, situado en el barrio Brisas de Mayo.

También muy significativo para la Red de Bibliotecas —que ha recibido la apuesta resuelta y vigorosa para su fortalecimiento durante el pasado par de décadas, de parte de la Secretaría de Cultura de Santiago de Cali, la Alcaldía Municipal y el Ministerio de Cultura— fue la celebración de su cumpleaños 30 en el 2019, una coyuntura que se festejó con la exposición retrospectiva ‘Las bibliotecas cuentan’, que se exhibió al público durante la pasada Feria Internacional del Libro de Cali.

Por si todo lo anterior fuera poco, la Red recibió recientemente la Certificación de Calidad ISO 9001, que se aplica a los sistemas de gestión de calidad de las empresas e instituciones para garantizar mejores productos y servicios, y que incluye pautas y exigencias que la Organización Internacional para la Estandarización (ISO) contempla para otorgar la certificación.

Todos estos reconocimientos nacionales e internacionales, la satisfacción de la comunidad y la presencia creciente de la entidad como fuerza viva de la ciudad, han sido posibles gracias al equipo humano talentoso, comprometido y con formación especializada con que cuenta la Red, tanto el equipo técnico —que se encarga entre otras cosas de la orientación estratégica de la entidad—, el operativo —que hace lecturas del territorio para que los servicios a la comunidad sean acordes con las necesidades de cada territorio— y el equipo bibliotecario propiamente dicho, que atiende todos los servicios que presta la Red.

Es importante resaltar que al frente de las bibliotecas premiadas y de las demás se encuentran talentosos profesionales con una preparación específica para ejercer cabalmente el exigente oficio del bibliotecario público.

Al margen de décadas de expansión, de reconocimientos de diversa índole y de la importante inversión en la construcción y mantenimiento de nuevas sedes, conviene hacer un alto en el camino para recordar, así sea someramente, la serie de hitos y de emprendimientos personales, comunitarios y gubernamentales que han propiciado que la Red de Bibliotecas Públicas de Cali se encuentre en la actualidad en un punto encomiable y con estupendas perspectivas de cara al futuro.

Los inicios

A finales de los años ochenta, en medio de uno de los periodos más difíciles en la historia de la ciudad, surgieron las dos primeras iniciativas populares que buscaban una respuesta a la necesidad de información y oferta cultural en los barrios: la Biblioteca comunitaria Isaías Gamboa del Barrio Berlín y la Biblioteca Comunitaria del Barrio Obrero. Se sumaban así a la Biblioteca Patrimonial del Centenario, la primera biblioteca pública municipal en abrir sus puertas en Colombia —el 20 de julio de 1910— y a la Biblioteca Departamental Jorge Garcés Borrero, creada en 1953 e inaugurada el 13 de junio de 1954.

En los años siguientes a la creación de esas dos primeras bibliotecas comunitarias, la ciudadanía convocó al Estado para apoyar otras iniciativas similares. Fue así como se estableció una primera alianza, de la cual surgieron 33 proyectos de bibliotecas comunitarias en Cali.

Hacia el año 1996, una reforma administrativa estableció la Dirección de Cultura del Municipio, que debía fomentar, coordinar y asignar presupuesto a las bibliotecas. Cinco años más tarde, en el 2001, se modificó esta denominación por la de Secretaría de Cultura y Turismo, y se clarificaron las responsabilidades de la administración en esta área. “Propender por la actualización, sistematización y modernización de las bibliotecas públicas existentes, su mejoramiento físico, dotación general y gestión cultural, así como la creación de nuevas sedes”.

Desde entonces, la Red de Bibliotecas Públicas de Cali ha venido ejecutando los procesos sobre el concepto de alianza estratégica entre el sector público, el privado y el comunitario. Este enfoque hace énfasis en un mayor nivel de compromiso y pertenencia al programa por parte de los diferentes actores, incidiendo sin duda, en la sostenibilidad y permanencia a largo plazo. Es así como se han establecido alianzas internacionales con la Red de Bibliotecas de Barcelona; nacionales con el Ministerio de Cultura y con el Ministerio de Tecnologías de la Información y la Comunicación; y locales con la Fundación Bibliotec y la Fundación Carvajal, entre otras entidades.

Con la promulgación de la Ley 1379 de 2010 surgió un diálogo muy importante entre los servicios existentes a nivel municipal y la normatividad de una Red que articula e integra las bibliotecas públicas, bajo la coordinación del Ministerio de Cultura. Esta Ley precisa el concepto y alcances de “una biblioteca pública de orden nacional, departamental, distrital o municipal que pertenece o es organizada por el Estado en sus diversos niveles territoriales”.

Son 30 años de trabajo de la Red de Bibliotecas Públicas de Cali, consolidado ya como un referente nacional que aporta con vigor a la construcción de tejido social y a la democratización de la información y el conocimiento.

Así se conforma la red

62 espacios

  • La Red de Bibliotecas Púbicas de Cali está conformada por 62 espacios, en su mayoría ubicados en sectores de prioridad social, contando con cinco bibliotecas temáticas, cuarenta y nueve bibliotecas locales, cuatro centrales didácticas y cinco centros culturales, entre los que está el Centro Cultural de Cali.
  • Las bibliotecas y demás espacios son de acceso libre y gratuito para todos los ciudadanos y están sectorizadas en cinco nodos: norte, centro, ladera, distrito y rural. Son 62 espacios de puertas abiertas a la imaginación, al conocimiento y al encuentro comunitario.

Centros culturales 

  • Entre los centros culturales más importantes de la red están el Centro Cultural de la comuna 18 el Centro Cultural de la comuna 1, el Centro Cultural de la comuna 20, el Centro de Emprendimiento Cultural de la comuna 13 y el Centro Cultural de Cali.
  • Asimismo, se cuentan la Central didáctica La Casona, Central didáctica El Poblado, Central didáctica El Vallado y Central didáctica de Ladera.
Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS