Así recuerdan a Peter Eggen Guevara, un 'grande' de la cultura vallecaucana
Publicidad
Publicidad

Así recuerdan a Peter Eggen Guevara, un 'grande' de la cultura vallecaucana

Marzo 19, 2019 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País
Peter Eggen Guevara, gestor cultural vallecaucano

Peter Eggen Guevara fue uno de los decoradores más importantes de Cali. Se destacó por su gran don de servicio y por su valioso aporte a la cultura en la región.

Foto: Especial para El País

"Llegó la hora de tu evolución, que con tanta paciencia, pulso y dedicación dibujaste la libertad que tanto anhelaste toda tu vida. Ahora volarás más alto y a mi lado con hermoso plumaje y colores. Serás libre como todas las aves que plasmaste en papel y están por todo el mundo. Descansa y vuela alto como el ave majestuosa que eres ahora".

Las anteriores fueron las palabras que el joven Diego Alejandro, nieto del curador y decorado Peter Eggen Guevara, plasmó en una carta el pasado lunes 18 de marzo, día en que su abuelo falleció a los 82 años de edad.

A Peter, quien en vida realizó importantes obras, en especial la donación de una galería de arte a la Gobernación del Valle del Cauca, sus colegas lo recuerdan como un maestro de la decoración que se abrió camino cuando el arte apenas llegaba a la ciudad.

“Lo conocí en el mundo artístico hace muchos años, pues él estuvo vinculado en los años 60 a La Tertulia cuando el museo no se había inaugurado y funcionaba en una casa en San Antonio. Desde esa época Peter comenzó a montar exposiciones y decoraba vitrinas en almacenes, pues tenía un gran gusto y sentido estético, habilidades que fue desarrollando durante toda su vida”, recuerda el curador Miguel González.

González, pionero de la crítica artística en Colombia, dice que “cuando el museo La Tertulia abrió sus puertas, Peter era el encargado de montar las exposiciones y debió organizar los salones internacionales de los festivales de arte y, años más tarde, las cinco bienales de artes gráficas”.

Peter Eggen Guevara, gestor cultural vallecaucano 02

Una de las grandes satisfacciones que Peter vivió fue cuando inauguró su propio almacén de decoración llamado Decoraciones Peter, ubicado en la tradicional Avenida Sexta al norte de la ciudad. “Desde antes de darle apertura a su negocio muchas personas lo llamaban para que decorara sus casas y apartamentos. Se caracterizaba por su buen gusto, y la decoración más que una pasión era su estilo de vida”, recuerda Miguel González.

Sus colegas siempre admiraron la amistad que hubo durante muchos años entre Peter Eggen y el reconocido pintor Enrique Grau, “entre ellos siempre hubo una gran complicidad”, dice González.

“Peter fue para nosotros como un padre, muy servicial y cariñoso. Además, hizo con nosotros lo que un padre hace con sus hijos, pues se hizo a cargo de una obligación que no era de él pero la realizó con mucho amor”, cuenta Luz Stella Gutiérrez, quien fue adoptada por el artista cuando tenía 8 años porque su madre, hermana de Peter, pasaba por una difícil situación económica.

“Peter fue muy especial, nunca nos faltó nada y nos cuidaba mucho. Para él la mayor satisfacción era ver que todas las personas de su familia estuvieran bien. Inclusive, tengo recuerdos de cuando la famosa Jovita Feijoo llegaba a nuestra casa y Peter le ofrecía almuerzo, le hacía collares y ella se marchaba feliz”, dice Luz Stella Gutiérrez.

Sobre la pasión por los pájaros, Luz Stella cuenta que a Peter le nació de la nada, pues “de un momento a otro, cuando se retiró empezó a pintar pájaros. Para él no había cosa más maravillosa que pintar. Su pasión por las aves fue tan grande que, en la que era su casa, desde hace algunos años había relojes de pájaros y todos los objetos eran alusivos a estos animales. Nuestra familia hoy es lo que es gracias a los valores que Peter nos inculcó desde pequeños”.

Lea además: Varios clásicos del cine serán proyectadas en alta definición, en Cali y otras ciudades

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad