"Nunca me desaparecí después de grabar Betty, la fea": dice Ana María Orozco

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

"Nunca me desaparecí después de grabar Betty, la fea": dice Ana María Orozco

Abril 22, 2019 - 11:15 p.m. Por:
Isabel Peláez y Diana Hernández / El País 
Ana María Orozco, actriz.

Ana María Orozco, actriz.

Especial para El País

Un capítulo inédito de ‘Yo soy Betty, la fea’ se verá hoy y mañana, a las 8:30 p.m., en vivo en el Teatro Jorge Isaacs, de Cali.

El elenco original de la telenovela creada por Fernando Gaitán (1960- 2019) ofrecerá dos horas de diversión, en las que teatro, música y baile se conjugarán para recordar la historia de amor inolvidable entre Beatriz Pinzón y su jefe, el presidente de Ecomoda, Armando Mendoza, y por supuesto los infaltables Freddy Contreras, la Pupuchurra, la Peliteñida y el Cuartel de las Feas en pleno.

¿Qué le aportó usted de su ingenio y su personalidad a ‘Betty, la Fea’?

Fernando Gaitán tenía muy claro lo que quería con el personaje de Betty. Yo llevé mi aporte a la caracterización, el peinado, los brackets, para que en el momento de la transformación esta fuera más creíble y no abrupta. Cuando uno hace un personaje siempre hay algo que le aporta de su personalidad, de su voz.

¿Qué rasgos suyos le dio?

Cuando uno está construyendo un personaje uno piensa en todo, en su manera de caminar, de hablar, esa parte del juego creativo me la gocé muchísimo, me divertí. Betty me llegó al alma, lo hice con mucha entrega. De verdad sentí que estaba haciendo mi oficio de actriz. Pero la construcción no es mía solamente, uno redondea el personaje con el director y el resto del elenco, porque siempre depende de la relación con los otros.

¿Cree que si la novela hubiera salido al aire por primera vez, hoy en día, habría tenido críticas debido a los comentarios homofóbicos y al trato que allí dan algunos personajes a las mujeres?

La novela hace 20 años sí podía tener algún comentario homofóbico, machista, en ese momento reflejaba lo que pasaba y sigue pasando en nuestra sociedad. Siento que, sin embargo, la novela fue de avanzada y puso en evidencia esas situaciones, de acuerdo con un lenguaje que se usaba en ese entonces y que hoy hubiera estado bajo la lupa.

¿Cómo vivió usted la transformación de Betty durante la novela?

El personaje fue para mí un gran aprendizaje como actriz, la transformación de Betty fue gradual, entonces fue muy divertido abordarla desde un lugar muy orgánico; se pensó muy detenidamente, no fue un acto de magia, fue una transformación lo más real y natural que se pudo, fue consensuado, hablado en reuniones con Fernando Gaitán, con el director Mario Ribero.

¿Qué ha significado interpretar a Betty en el teatro?

Ha sido una experiencia maravillosa. Hemos tenido que trabajar más la parte corporal, he explotado más el clown que hay en Betty, algunos toques de comedia musical y hasta un poco de baile. Estoy muy agradecida por esta vivencia tan enriquecedora.

¿Qué pasó con usted en estos 19 años que transcurrieron tras la novela?

Terminé la telenovela cansada, pero seguí trabajando, tal vez no con la frecuencia en que me venían viendo, por que por cuestiones familiares salí del país. En su momento necesitaba un descanso, porque fueron grabaciones extenuantes de 17 horas o más a veces, durante casi dos años de no tener sino el domingo para descansar, así que estaba fatigada y quería resguardarme. Pero a los dos años, o menos, retomé la actuación, hice una película, ‘El Colombian Dream’, estuve viajando y después de mi maternidad retomé. Y no he parado de trabajar, nunca me desaparecí 19 años, solo que vivo en el exterior, he trabajado en Argentina en bastantes series y películas.

En Colombia hice las dos temporadas de las series ‘Amas de Casa Desesperadas’ y ‘Mujeres Asesinas’. No he parado, la gente piensa que porque me alejé un poco de la televisión colombiana, o estuve una temporada guardada, no volví a hacer nada más, pero no, yo seguí con mi vida, que no es solo la televisión, hice talleres de actuación, soy mamá ‘full time’.

¿Por qué sigue vigente Betty?

Porque retrata nuestra idiosincrasia, es algo muy colombiano, aunque es una historia también muy universal, por eso sigue siendo atemporal. Ha sido un clásico y para la gente que la está volviendo a ver ha representado evocar una época. Tiene ese humor propio de los colombianos, que nos reímos de nuestros problemas, la gente se siente identificada y a la vez se olvida de lo malo, y no hay violencia que es como se abordan algunos temas en televisión.

Manuel José Chaves, el nuevo del elenco
Manuel José Chaves junto a Ana María Orozco personificando a Betty.

Manuel José Chaves junto a Ana María Orozco personificando a Betty.

Tomada de Instagram

En los años noventa, Manuel José Chaves conquistó a las adolescentes colombianas a punta de taquitos, goles y una sonrisa pícara en la recordada serie ‘De Pies a Cabeza’. Hoy, dos décadas después de interpretar a ‘Pablito’, un enamorado del fútbol y de Violeta, este talentoso actor hace parte de una de las historias más exitosas de la televisión y el teatro nacional: ‘Yo soy Betty, la fea’.

Chaves, que en esta obra interpreta a un inversionista italiano que llega para salvar a la siempre en crisis Ecomoda, ya acumula más de 50 funciones, en esta la última obra teatral que escribió Fernando Gaitán.

A pesar de no ser uno de los personajes tradicionales de esta historia, Manuel José, con su interpretación del ‘italiano’, logró ganarse el corazón del público colombiano en esta obra que llega a su temporada final.

¿Cómo es su participación en 'Yo soy Betty, la fea' en teatro?

El personaje es un italiano que llega a Ecomoda, que como siempre está en crisis. Con este extranjero se desata toda la comedia de malentendidos en la que está basada la obra.

Es un personaje muy lindo, que me ofreció Natalia Ramírez, la productora, y para mí ha sido un placer estar con todo elenco. Ya cumplí 50 funciones, así que estoy muy contento de hacer parte de este proyecto.

¿Cómo le ofrecieron este personaje?

Imagínate mi emoción. Estaba sentado en un restaurante con mi esposa y cuando recibí la llamada, me tomó por sorpresa el ofrecimiento, dije que lo iba a pensar pero en realidad casi que lo acepté inmediatamente.
Aunque en ese momento era para hacer unas funcionales nacionales que tenían al final de la primera temporada, por fortuna fue creciendo mi participación con el tiempo y hoy me siento parte del grupo.

¿Qué fue lo más difícil de interpretar al italiano?

El italiano que interpreto es muy cómico. Es muy naturalista, con el acento, con juego de palabras, está hecho para que lo entienda el público latinoamericano.

Lo más difícil es estar a la altura de personas como Paula Peña, Julio César Herrera, Lorna Cepeda o compartir con Ana María Orozco, ellos son un elenco que está configurado desde hace mucho tiempo y hacer parte de ellos es muy bonito.

Nuevo en la familia

¿Se siente el nuevo de la familia?

Afortunadamente yo ya había trabajado con varios de ellos. Por ejemplo, con Ana María en Perro Amor; con Jorge Enrique Abello en De Pies a Cabeza; también compartí en otras ocasiones con Julio César Herrera, con Luces Velásquez, entonces no era un desconocido para el grupo y eso me ayudó para poder entrar con mayor facilidad.

¿Fue complicado ganarse el amor del público en esta historia que tiene personajes tan recordados y admirados?

El personaje para mí tiene una ventaja y es que el italiano no existió en la novela, así que no tengo que interpretar el personaje desde el punto de vista de otro actor sino que puedo poner mi propia interpretación.

¿Qué opina del ‘boom’ que tuvo en Centroamérica ‘Betty, la fea’ en teatro?

Fue una experiencia maravillosa. No conocía muchos de los países a los que fuimos, que nos abrieron sus puertas. Guatemala, Costa Rica, el Salvador, Honduras, Panamá , siempre con escenarios colmados por miles de personajes.

Lo más bonito era ver que se sabían cada línea de los personajes, cada dicho típico, ver cómo aplaudían a cada personaje cada vez que salía a escena, eso fue muy especial. Dejaba ver ese éxito mundial que es Betty , la Fea.

¿Hace 20 años tuvo la oportunidad de verse la novela?

Yo estaba en Francia en ese momento, así que no tuve la oportunidad.
La estoy viendo por primera vez ahora que la están repitiendo.
Nos reímos mucho en el camerino comentando cada capítulo y cada anécdota que tienen por contar.

Admirador de Ana María

¿Cómo actor qué significa hacer parte de la historia de ‘Yo soy Betty, la fea’?

En ese tiempo yo era muy chiquito, tenía solo 18 años y no entraba mucho en el perfil de la novela, pero fui testigo del éxito tan grande.

De verdad no puedo evitar maravillarme con la capacidad que tuvo Ana María Orozco para ayudar a crear ese personaje, es algo que nos causa admiración a todos los actores.

¿Cuál es su personaje favorito de la telenovela y de la versión teatral?

En la novela era Betty y aquí en la obra es Gutiérrez, ‘Guti-good’, Alberto Jaramillo.
Él tiene un personaje muy divertido, unas escenas que son hilarantes y siempre que lo hace me saca una sonrisa.

Nuevos proyectos 

¿Después de Betty en teatro qué viene para usted en su carrera artística?

Se viene el estreno de ‘Bolívar’, una producción muy importante que está preparando el canal Caracol para mediados de este año.

La grabamos el año pasado y yo hice un personaje que se llama Julio Herrera, esperemos que les guste mucho. Esperemos que sea todo un éxito.

En frases - Ana María Orozco 

“La decisión de pasar la novela fue un homenaje que RCN le quiso hacer a Fernando Gaitán y coincidió con la temporada teatral”.

“Betty ha sido el personaje con más recordación de los que he tenido. En su momento hice tres casting, durante unas dos o tres semanas, nunca supe qué otras actrices estaban optando por ese papel”.

“No estoy pendiente de las redes sociales, soy de otra generación. Pero es una herramienta de trabajo. En la época en que hicimos la novela no se manejaba así, el contacto era más directo con el público”.

“Con mis compañeros hay una gran camaradería, un cariño entrañable por todo lo que vivimos hace 20 años”.

“La gente piensa que uno es como el personaje, pero realmente no, no tenemos vidas paralelas con Betty”.

“Tengo unos proyectos para el segundo semestre del año, pero prefiero no hablar de estos hasta que no estén en marcha”.

“Ha sido divino revivir tanto cariño, hemos viajado, hecho giras, ha sido un regalo de la vida este reencuentro del elenco”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad